Tinkie dijo: “yo no encajo”

muchos corazones... un mismo latido


Por Gary Craig

Hola a todos,

Les voy a presentar a “Tinkie” un poco después. Pero primero, necesito repasar algunas ideas fundamentales.

El curso de EFT recomienda que debemos ser “específicos hasta donde sea posible” cuando nos referimos a los problemas de una persona. Así un veterano de guerra puede encontrar más eficiente hace tapping en un evento específico como ser “el momento en que fui detenido con un arma contra mi sien”, en lugar de un problema más global como ser “mis memorias de guerra”. Este abordaje específico demostró ser bastante exitoso en nuestra cinta “6 días en el VA” con Rich y Robert (veteranos de Vietnam).

Ser específico tiene una doble ventaja:

1. Es más fácil para el cliente reconocer los beneficios inmediatos que está recibiendo a través del tapping. Esto se debe a que la intensidad del evento específico es típicamente eliminada en cuestión de minutos. Puede volverse intensa sobre otras cosas, pero en este evento específico se convierte en simplemente una memoria de rutina, sin mayor intensidad que la que tiene “hablar sobre un paseo de compras” Esta última frase está citada de Buz, un veterano de Vietnam entrevistado en nuestras cintas de audio.

2. Luego de reducir la intensidad de muchos eventos específicos relacionados (i.e. árboles negativos en un bosque emocional), a menudo cae todo el bosque. Así Rich (de nuestra cinta “6 Días en el VA”) usó EFT en 6 o 7 memorias de guerra específicas y todas sus cien o más memorias de guerra intensas perdieron su aguijón. Remitieron sus memorias intrusas siempre presentes y sus horas de sueño aumentaron de 4 a 7 por noche.

¿Pero qué hacer en casos donde el cliente presenta un molesto problema global (como es “yo no encajo”) y, luego de recordar eventos específicos relacionados, es realmente incapaz de proporcionar ningún nivel de intensidad? ¿Podemos seguir tratando el problema?

“Tinkie” es el apodo de una amiga de mi familia. Como el nombre lo indica es pequeña, vivaracha y tiene una personalidad del tipo Tinker Bell (Campanitas). El día de Acción de Gracias (como 3 semanas atrás) escuché a esta mujer de 30 años decir…

“Yo no encajo”

No fue una frase vertida casualmente. Lo sentía en verdad y estaba claro para mí que éste “limite” estaba afectando sus decisiones, su auto imagen y su vida en general. Entonces mi pequeño “feliz ayudador” interno me persuadió de llevarla aparte y ver si podíamos hacer algo acerca este problema global. Seguramente, pensé, debe haber algunos eventos específicos subyaciendo en su percepción de no encajar. Quizás podemos localizar un puñado de ellos, aplicarle EFT y luego dar un paso atrás mientras el bosque se derrumba.

Recordó muchos eventos pasados que probablemente contribuían al problema. Algunos de ellos eran de novios pasados y otros eran situaciones en su lugar de trabajo. De todas formas, no sentía en el momento ninguna intensidad acerca de ellos ni obtuvo ninguna intensidad al decir la frase “yo no encajo”. Parecía que se había resignado a esta categorización en la vida. Era simplemente una parte de quién era ella.

Por lo tanto empezamos a hacer tapping, usando tópicos como son:

Aunque Dan dijo: “Por qué siempre eres tan diferente…”, “Aunque la Sra. Jackson se quejó de que soy demasiado joven para mi puesto de responsabilidad…”, “Aunque Molly me mostró su desaprobación alzando las cejas…” etc., etc. por alrededor de 10 problemas.

Hicimos varias rondas en cada uno de estos, asumiendo cada vez que no había quedad algo más para hacer. Es posible, por supuesto, que hubiéramos terminado completamente con cada problema en una sola ronda. Pero como no había ninguna intensidad en el momento para empezar, no teníamos manera de medir si lo habíamos hecho. Cada ronda de EFT lleva solo unos momentos así que aplicamos algunos repasos y repetidamente tratamos cada problema con rondas subsecuentes que empezaban con

“Aunque sigo teniendo algo de este…”

Llamo a esto RECORRER TODO EL PROBLEMA y a menudo lo uso cuando no hay barómetros de progreso disponibles. Aquellos lectores que han visto nuestras cintas avanzadas sabe que he desarrollado un termómetro intenso que veo en el ojo de mi mente (de paso todos pueden hacer esto, sólo se precisa práctica.) Este es un útil recurso intuitivo para verificar progresos y lo usé en este caso. De todas formas, para efectos de medir bien, hice una ronda extra o dos en cada problema aunque mi termómetro había registrado cero (lo que ocurrió en cada caso) ¿Porqué no hacerlo? No lleva mucho. Llamémoslo asegurarse si lo prefieren.

Entreverados entre todo este tapping, Tinkie y yo hicimos una pausa para discutir algunos reencuadres. Hablamos acerca de cómo “no encajar” era su propio trabajo interior, una percepción a la que había dado un peso indebido. Ella genuinamente entendió. Los reencuadres estaban aterrizando. Parecía haber cambios cognitivos en nuestra conversación mientras ella hablaba de sus problemas de un modo más distante y humorístico. Esto, más que nada, es una evidencia de progreso. También reencuadramos “no encajar”, como un rasgo envidiable de la gente creativa. Esto aterrizó también. Mencionó amigos y celebridades que fueron admiradas por su diferencia refrescante. ¿De todas formas quién quiere hacer migas con un conformista con pensamientos del tipo “yo también”? ¡Qué aburrido!

Entonces, luego hicimos tapping de una manera más global (esta vez introduciendo uno o dos reencuadres. Otra vez, fijarse en nuestras cintas avanzadas por éste giro extra.

“Aunque no encajo, o al menos pienso que no...” “Aunque otros tienen una necesidad de chismorrear y tirar piedras, ese es su desafío más que el mío.” “Aunque aquellos que piensan que no encajo están celosos y querrían tener mis pelotas” (Nota: un poco de humor aquí que demostró ser muy efectivo. Encuentro que el humor es casi siempre útil dentro de una sesión. Te permite saber dónde estás parado. Si genuinamente se ríen acerca de un problema que antes era serio normalmente puede asumir que hay algún éxito.)

Estuvimos unas dos horas en total. Cuando terminamos, nuestra única evidencia de éxito era su pensamiento reencuadrado acerca del problema y su declaración de que se sentía “más liviana” acerca de ello. Estas son palabras alentadoras, por supuesto, pero la prueba real de progreso era cómo respondería en situaciones futuras.

Me contó que la anterior frecuencia de su problema era cerca de 2 o 3 veces por semana. Esto es, 2 o 3 veces por semana percibiría una situación de “no encajar” y recibiría un golpe intenso que resultaría en explosiones de lágrimas y/o enojo. Recién he hablado con ella por teléfono y me dijo que experimentó solo un mini-golpe en las últimas 3 semanas y que fue rápidamente resuelto. En retrospectiva, esto fue sorprendente para ella, ya que había sido casi el centro de un reciente episodio de controversia y criticismo en su lugar de trabajo. Estas frecuentes circunstancias laborales son enojosas para ella (como normalmente debe esperarse) pero no había habido explosiones de lágrimas o enojo. Más aún, la idea de no encajar no se le había ocurrido en absoluto.

¿Está todo resuelto con ella? Lo dudo. ¿Hay alguien que haya resuelto todo? Siempre hay algo más para hacer. Pero por el momento la frase “no encajo” parece haberse retirado sigilosamente en puntas de pie de su dialogo interno. Mi “feliz ayudador” y yo estamos muy complacidos.

Abrazos, Gary

Traducido por Martin Jones Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

InEnglish.gif