Haciendo EFT con el cliente que tiene miedo a empezar

Algunos clientes dudan de “entrarle” a una sesión de EFT porque temen a sus propias respuestas emocionales con respecto a las cuestiones implicadas. Gene Monterastelli nos muestra cómo maneja este problema.


Por Gene Monterastelli

“Lo único que hay que temer es al miedo en sí.”

Franklin D. Roosevelt (1933)

He notado un patrón interesante en mi práctica. Recientemente, tuve una cantidad de clientes que venían para una sesión, pero pasaban los primeros veinte minutos hablando acerca de la oficina recién pintada, el clima y cualquier otra cosa para pasar el tiempo.

Un ejemplo perfecto sería Jane, una cliente con quien había trabajado por algunos meses. Ella me contactó después de que su mamá había sido violada. Pospuso su cita dos veces antes de por fin ir.

Una vez que estuvo en mi oficina, ella no pudo enfocarse en lo que hacíamos. Finalmente, después de 15 minutos, le pregunté “Quieres hacer esto o no?” Ella dijo que no sabía. Explicó “Sé que esto será muy emocional y los sentimientos son muy crudos. No quiero entrar en ese dolor.” Le agradecí su honestidad. Después le pedí que me mostrara con sus manos cuán grande eran las emociones.

Con mis antecedentes en hipnosis, me gusta usar la imaginación y visualización para encontrar información acerca de las cuestiones. El subconsciente es una herramienta creativa muy poderosa que nos permite obtener información de muchas formas. Me gusta ver a los clientes usar su imaginación de formas que hasta a ellos los sorprende.

Le pedí específicamente que me mostrara cuán grandes eran todas las emociones (las que sentía por las situaciones y las emociones que sentía acerca de tener que enfrentar la situación). Sé por experiencia que entre más específicos nos pongamos, mejor funcionará EFT, pero en este caso no pensé que hubiera manera de que Jane fuera capaz de separar todas las emociones.

Ella respondió a mi pregunta haciendo con las manos un gesto con sus manos que parecía describir una gran pelota de playa en forma de huevo. Y así que empezamos a hacer tapping.

Esto es tan atemorizante.
Mi corazón está roto.
Sé que esto me ha herido.
Tengo miedo de zambullirme en estas emociones porque va a doler.
Pero sé que necesito sanar.
Necesito seguir adelante.
He usado EFT en el pasado y ha funcionado para otras cosas.
Sé que funcionará para esto.
He trabajado con Gene en el pasado y no permitirá que yo salga dañada.
Confío en el proceso.

Entonces le pregunté cuánta emoción quedaba. Ella mostró con sus manos el tamaño de una pelota de softball. Entonces trabajamos las emociones que estaban alrededor de la razón por la que había venido.

Algunas cosas que aprendí de esta experiencia (y de un número de experiencias similares):

1)    Frecuentemente el obstáculo más grande para sanar es nuestra voluntad de tomar el siguiente paso hacia la sanación. Una parte de nosotros mismos nos impide buscar la ayuda que necesitamos porque asumimos que será doloroso. El cuerpo sólo trata de protegernos del dolor del pasado, pero no entiende cuanto nos retiene en el presente.

Ahora, cuando trabajo con alguien que trata con una cuestión emocional en particular, primero revisaré sus sentimientos acerca de trabajar con esta cuestión. Si necesitamos limpiar cualquier aspecto emocional acerca de enfrentar este problema, lo podemos hacer antes de empezar a trabajar en el problema raíz por el cual buscan ayuda.

2)    En el caso documentado, parecería que más del 70% de la cuestión sólo era el miedo de trabajar con el problema. No sé si este era el caso. Es muy posible que también estábamos limpiando aspectos del problema principal mientras que trabajábamos con el miedo a enfrentar el problema. Pero es muy claro que la manera en la que interrumpimos el evento puede ser tan poderoso, si no es que más poderoso, que el mismo evento.

He visto casos en los que los clientes no parecen recordar los eventos traumáticos del pasado después de haber limpiado la respuesta emocional. Es como si el 70% de la memoria es su respuesta emocional a la memoria.

Gene Monterastelli

Traducido por Gisel Sotelo. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.