Este dolor emocional de hoy...

Rosa María Plana nos ofrece unos consejos personales para abordar ese dolor interior que sentimos y nos invita a observarlo de otra manera más amorosa. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. y visita su sitio web.


Por Rosa María Plana

Déjame que te cuente un gran secreto y es que este dolor es un aliado para ti y duele tanto porque estás peleado con él. Sí, es un aliado y es muy íntimo... y se presenta para hablarte y en el fondo para ayudarte.

Y fíjate qué ocurre cuando te peleas con él... La pelea no es él, no va con él... es una parte de ti que te puedes saltar.

Quizás, el dolor que sientes es como una mordedura en medio de tu pecho que no sabes cómo sacar de ahí… y precipita todo tu cuerpo.

Quizás es como un peso que te deja inmóvil, te paraliza, impide moverte y se instaló ahí sin saber cómo fue. Mira como acrecienta tu sensación cuando lo observas.

Comprendo que te enfades por lo grande e incómodo que es, que intentes pararlo y te sientas perdido.

Sigue conmigo, tengo algo que contarte...

acompañándoteAhora que estoy acompañándote, prueba a ver qué pasa si simplemente lo observas de esta manera nueva... ¿Lo reconoces como algo muy familiar?, lo sientes y fíjate que bien centrado en la sensación, es suficientemente importante para que sea así y tu mente sólo observa cómo es con todos sus matices, qué forma tiene y cómo se mueve…

Cuando puedas, cuando te sientas preparado, intenta acariciarlo desde esta observación de aliado, con una intención profunda de la mano que pronto veremos... y te invito que recuerdes que hay un punto karate en EFT que puedes masajear o darle unos golpecitos, te sugiero al ritmo e intensidad que te nazca, ni más fuerte ni más suave. Nada más...

Sigue la sensación y verás cómo se mueve... Hazte una ronda de EFT, intenta focalizarte en esto que te ocurre, sólo, sólo en la sensación y en este dolor.

Mientras vas haciendo tu ronda de EFT, sigue con otra... ten en cuenta que en algún momento, este chille aún más y es posible que te desbordes, sobretodo, de buen principio y ahí el bloqueo de tu cuerpo empieza a moverse hacia la liberación. Recuerda que hay puntos de desbloqueo importantes como el punto karate, raíz de ceja, el de debajo del ojo, el punto clavícula, coronilla y conociendo la EFT... deja que tus dedos se vayan espontáneamente en medio de las rondas, donde quieran insistir...

Escucha qué te quiere contar, es muy simple. Pregúntale como lo harías a alguien muy cercano... y sírvete de tu dulzura o del mejor sentimiento que pueda haber en ti para recibir lo que te cuenta... permítete el fervor también que pueda salir, la impotencia, la rabia, lo que sea, sostenido a su vez desde algo muy tuyo que entiendes como estar en casa, esa calidez que lleva incluso aromas... qué contradictorio, aunque sí puedes.

Conecta con lo que quiere decir para ti la ternura o la emoción hermosa que sientas necesaria en este momento y te gustaría que te acompañara ahora mismo...

Quizás, te ayude evocar algún espacio que viviste en el que te sentiste en un momento delicado, en el que sacaste lo mejor de ti sin saber cómo era esto de sacar lo mejor de ti y surgió... y acógelo porque justamente hoy y ahora, estás preparado para lo que te quiere decir esto que te molesta de la mano de este recurso tan tuyo que quizás no le has puesto palabra.

Vuelve a hacer otra ronda entera, quizás te ayude moverte un poquito por el piso o por donde estés, cogiendo aire y soltando a nivel de respiración alta o clavicular o... simplemente, sentado, recostado en tu sitio... Lo que te resulte más cómodo para ti, pero muévete un poco...

No te hace falta nada más que sentir y seguirte (seguir-te).

Date cuenta que eres capaz de observar desde este punto nuevo más delicado para ti, desde una emoción que has escogido hermana de la ternura.

Obsérvale de nuevo, puedes ponerle un color, un matiz, como si fuera... algo tangible o intangible, pero tú sabes que es muy real... Cómo se siente todo tu cuerpo mientras estás centrado en esta sensación que va mutando y se va moviendo...

Sin tú saberlo te acerca a quererte un poco mejor a partir de hoy... ¿Qué te parece? ¿A ver cómo suena cuando lo dices? Matízalo hasta acercarte...

¿Qué me quieres contar que has necesitado chillar para que te haga caso?
¿En qué he andado tan distraído de mi mismo?
¿Y si... a partir de hoy, te cuido mejor?

Podré escucharte desde un susurro cuando aparezcas de nuevo...

Sólo pedía ser visto, escuchado, retomado...y ahora dime, ¿de qué hablaba? Mira cómo te contesta tu cuerpo, el ''todo'' que hay en ti respondiendo desde una incoherencia coherente... y que es más rápido de lo que creías.  Y fíjate que es como de golpe, algo grande ha cambiado...

Respira... y con cada inhalación, coge aquel impulso para que con la exhalación lo puedas soltar amorosamente, como si abrieras ante ti las puertas amorosas y dejaras volar lo que te nace soltar..., lo que quiere decir para ti algo sagrado que se estuvo conteniendo hasta ser atendido. Y es un regalo inmenso.

Del mismo modo que amaste tanto, de igual magnitud es este dolor.

De igual magnitud es la polaridad inversa que reside en ti, en agradable y vibrante, en lo que entiendes como positivo... Hermoso saber esto y que tienes la elección de instalarte y aprender a recobrar tu bienestar desde dentro.

Desde el fondo de tu corazón, sabes estar vivo y generar movimiento y de ahí aprenderás de tu Ser lo que realmente es bueno para ti...

Deja que tu cuerpo físico sienta, drene, aprenda e integre lo que tenga que decirte siempre generando el movimiento que genera la emoción.

Este dolor hablaba y desde ahí con estas corazonadas que a veces tienes, llegas al sinsentido que hay detrás de él para alcanzar todo sentido.

Este dolor te ha dado una magnitud que ensancha estos límites que tenías puestos en ti y que imaginabas más estrechos... Eres mucho más grande. Y en la misma intensidad está la polaridad inversa.

Probablemente sea hoy el momento para desmontar unos cuantos filtros que llevas contigo, unos cuantos refranes ya caducos, unas cuantas creencias que se pueden revisar y... te dé por reciclar.

Observando lo ocurrido, te das cuenta de qué sirven tantas cosas que te acompañan y lo liviano que es en realidad y sin hacer más... cómo se suelta. Es importante que te des cuenta de esto...

Este dolor es implícito a la vida y es coherente con esta fuerza tuya.

¿Y será que encontraste, hoy, la polaridad inversa a su vez, la otra cara de la moneda?

De tu mano está que decidas qué hacer con él cuando aparezca con otro color o textura y es más que probable que sea más fácil de atender.

Eres libre de recrearte en el pensamiento, frenando el sentir y meterte en laberintos u observarle como aliado.

No te apures, yo sé que tu sabes hacerlo porque llevas dentro intacta esta sabiduría... Sólo es cuestión que un día, esto que te propongo lo sientas tuyo... y sientas que desde un lugar cálido, te acompañas, o bien, te des el regalo que te acompañen porque es un derecho que tienes también para liberar lo que no logras ver y soltar. Te lo mereces...

Vuelve a intentarlo… haz el movimiento, si lo precisas, incluso físicamente con tus manos, a modo de suave invitación, como una danza que le sigue... y obsérvale.

Llega un momento que no disciernes si es dolor lo que sientes... y tus dedos pararon ya de hacer rondas y jugar con tu cuerpo... ¿qué ocurrió? ya no está...

Reconocerás la gente como tú, la que ha pasado por esto, gente que ha conocido el hacerse responsable de su proceso y en este punto, poder elegir.

No hay vuelta atrás ni sobornos que puedan ser viables. Ya has experimentado este protagonista que va de la mano el permitirte y que ha tocado tu emoción, tu cuerpo sin miedo a los infiernos.

¿Descubriste, quizás, que los infiernos no son más que laberintos que te puedes saltar?

Rosa María Plana

Rosa Maria es Facilitadora y Formadora de EFT, Heilpraktiker reconocida por la IFH de Alemania y Homeópata Unicista. Se introduce en la terapia emocional desde varias perspectivas donde se siente más cómoda desde la PNL de Tercera Generación y la Hipnosis Ericksoniana, realizando a diario las técnicas aprendidas, apoyadas con la EFT. Formada también en Terapia de Vidas Pasadas. Especializada en procesos de cambio en terapia individual, en grupo y como formadora. Rosa imparte cursos regularmente en Barcelona. Puedes conocerla mejor en su sitio: http://rmplana.blogspot.com/