'Tapping' a distancia

**¿Podemos hacer EFT a distancia o por intención? De ser posible, ¿necesitamos obtener permiso?**

Muchos terapeutas relatan éxitos impresionantes al utilizar EFT de esta manera. En mi experiencia, los resultados no son tan consistentes como lo son con tapping físico pero van más allá de la mera coincidencia.

La cuestión de si debemos pedir permiso es interesante. Aquí teneis un artículo que escribí sobre este asunto.
**Una pregunta frecuente y la respuesta respecto al EFT**

Hola a todos/as,

Nuestro sitio WEB contiene un número cada vez mayor de éxitos utilizando EFT en a distancia y/o intencionada. Haría falta un maestro del rechazo para leerlos y no encontrarse intrigado por la evidencia anecdotal. La pregunta más común que suele aparecer sobre este tema se refiere al obtener permiso para realizar este tipo de trabajo de sanación. ¿No deberíamos preguntárselo al cliente primero? Si por alguna razón esto no fuese posible, entonces ¿no deberíamos pedir permiso a un Poder Superior para proceder? Y si no se hace ninguna de estas dos cosas, no deberíamos por lo menos recitar una frase generadora de permiso como por ejemplo, _"Ofrezco esta sanación sólo si es para el bien mayor de la persona que lo recibe?"_

Buenos pensamientos. Todos ellos. Proceden de un lugar de compasión y, estés de acuerdo o no de que sea necesario hacerlo, los individuos que eligen ir por este camino deberían ser honrados por su cariñoso compromiso. Yo no sé qué es lo correcto en este caso pero he conversado sobre esto en muchas ocasiones y por lo tanto abajo detallo algunos puntos de vista interesantes con los que me he encontrado (así como también algunos de los míos propios).

En primer lugar, algunas personas (una minoría) me han dado procedimientos detallados para obtener permiso. Estos procedimientos se plantean como OBLIGATORIOS para todos. De lo contrario, así lo parece, es una certeza que le harás daño a alguien. Al preguntar yo de dónde proceden estos procedimientos, me contestan que vienen de 'comprensión personal'. Cuando pedí una lista de daños específicos que se habían encontrado como resultado de bien intencionado sanación a distancia / intencional (hecho sin permiso), no había ni un solo incidente. Lo que encuentro interesante es que todos estos varios procedimientos contienen una lista DIFERENTE de OBLIGACIONES. Ahí mismo reside la debilidad, creo yo. Para mí, una OBLIGACION es una OBLIGACION. Por lo tanto si la lista número 1 contiene una OBLIGACION verdadera, entonces debería estar también en la lista número 2 y la número 3, ¿no os parece? De otra manera, ¿cómo puede ser una OBLIGACION? No encuentro este método muy convincente.

Otros creen que siempre debes solicitar permiso al cliente a no ser que no sean capaces de concederlo. Ejemplos de los que no sean capaces podrían ser infantes, animales, gente mayor que sufre con demencia, gente mentalmente retrasada, gente que habla otros idiomas, etc. De esta manera, puedes obtener permiso directamente en la mayoría de los casos. Para aquellos que no puedan conceder permiso, se puede obtener solicitándolo a un Poder Superior. Las solicitudes de permiso que yo he oído son por el estilo de - ¿Es para el bien superior del interesado que yo realice este trabajo en ausencia? Esta técnica la utilizan algunos terapeutas para TODO su trabajo a distancia / intencional. Nunca solicitan permiso directamente al cliente. En su lugar, lo piden a un Poder Superior y obran en consecuencia.

Mucha gente encuentra esto meritorio y yo siempre estoy a favor de procedimientos que funcionan. Sin embargo, la lógica de esto molesta un tanto a mi cerebro izquierdo. ¿Porqué? Porque no conozco a nadie (y me incluyo a mi mismo) que pueda conseguir un 100% de Orientación pura. Nadie, en mi experiencia, puede siempre discernir si una 'respuesta' dada proviene de un Poder Superior o si se trata solamente de su parloteo interior. Sin embargo presumen que la respuesta es correcta y proceden (o no preceden) en consecuencia. ¿Tienen 'permiso verdadero' - o no? ¿O a caso lo tienen en un alto porcentaje de ocasiones y eso les basta? Es interesante que los que hacen esto tienen buenos resultados.

¿Sabeis lo que es realmente interesante en todo esto? No sé de ningún caso de que alguien sufriese daños por trabajo a distancia / intencional bien intencionado - sea de EFT o cualquier otro. Esto no significa que no ha ocurrido. Sé que hay relatos sobre formas negativas de vudú (aunque de todas formas no es bien intencionado) y cosas parecidas así que tal vez sea posible. Pero conozco a mucha gente en las profesiones de sanadores y a más de 1000 clientes y no he sabido de ni un solo caso en que alguien sufriese alguna desventaja por trabajo en ausencia bien intencionado. Sin embargo, si que sé de mucho casos que han tenido éxito con este procedimiento 'estrambótico'. Por lo que he visto, estos intentos a distancia o bien producen resultados válidos o se caen de bruces. Pero no causan daño. Parece como si nuestros esfuerzos son frenados si, de hecho, estamos pisando áreas que no son buenas para el bien del cliente.

Esto no sugiere, sin embargo, que obtener permiso no sea una buena idea. Yo mismo obtengo permiso, pero no de manera formal. Simplemente recibo una noción intuitiva sobre si proceder o no. Esta es mi manera de solicitar Orientación. Me apoyo en esta noción intuitiva aun cuando estoy en una sesión 'cara-a-cara' (y obviamente con el permiso del cliente). Me guía continuamente sobre qué camino seguir con el cliente. En nuestros videos avanzados constantemente ofrezco la noción que la sanación efectiva se hace A TRAVES DE NOSOTROS y no POR NOSOTROS y que la principal habilidad necesitada es el de QUITARNOS DE EN MEDIO. Yo encuentro que esto es mucho más útil que pedir permiso formalmente. La Orientación Verdadera, algunos dirían, es mejor que el permiso porque está mucho más informado que tanto el cliente como el terapeuta.

Otro asunto relacionado con lo dicho es la intrusión potencial en la privacidad de un individuo si intentamos 'arreglarlos' sin su permiso. También puede causar una ruptura en la relación si tienen creencias en contra de este tipo de cosas y luego descubren que lo estábamos haciendo.

Esto me lleva a una cuestión relacionada que he tenido en mi mente desde que empezó este debate (hace ya algunos años). Es una pregunta obvia pero no he oído a nadie que lo diga en voz alta. Aquí está.

¿Si es importante obtener permiso para nuestro bien intencionado trabajo de sanación entonces no debería ser igual de importante, o incluso más importante, conseguir permiso para nuestras intenciones negativas? ¿Por nuestra ira contra alguien? ¿Por nuestros deseos de que alguien pierda mientras otro gane? ¿Por los rechazos mentales que podemos dirigir a otros?

¿Sin embargo con qué frecuencia obtenemos permisos para tales pensamientos? ¿Solicita alguien tal permiso? ¿O simplemente tenemos el pensamiento/intención sin preocuparnos del bien mayor de nuestro 'objetivo'? ¿Te has parado alguna vez antes de tener un pensamiento/intención negativa hacia alguien para pedirles permiso para tenerlo? Me pregunto qué pasaría si cada uno de nosotros lo hiciéramos. Me imagino que tendríamos muchos menos pensamientos enojosos y un poco más de paz en este mundo.

Y bien, ¿dónde nos lleva todo esto? ¿Hemos llegado a alguna conclusión sobre solicitar permiso? Yo creo que la opinión general es que es una buena idea. Sin embargo, cómo se procede - y cuándo - y bajo qué circunstancias queda abierto al debate y a la decisión personal.

Os deseo Paz (lo cual, por cierto, es intencional y sin vuestro permiso).

Sonrisas, Gary

P.D. Tengo curiosidad sobre algo. En estos momentos hay mas de 2000 personas en esta lista, muchos de los cuales realizan trabajo a distancia / intencionado. Me gustaría tener vuestros comentarios sobre cualquier efecto negativo que conozcáis que haya surgido como resultado de bien intencionados esfuerzos de sanación a distancia / intencionada realizados sin permiso del interesado. Por favor dadme incidentes y detalles específicos y cómo sabéis que el trabajo en ausencia/intencional fue responsable del resultado negativo. Escribidlos ahora (antes de que se os olvide) y enviármelos por email.

Traducido por Vera Malbaski Grau

**Permiso, La Mano que Guía y la Carta de Amor**

Hola a todos/as,

Volveré a las ideas sobre la Mano que Guía y la Carta de Amor al final de este mensaje. Pero primero, tenemos algunos fundamentos de los que informar.

Muchas gracias a todos aquellos miembros de la lista que me han contado sus experiencias y puntos de vista acerca de la curación a distancia / intencionada hecha SIN permiso. Aunque no había tenido tiempo de responder adecuadamente a la mayoría de ustedes directamente, por favor tomen nota de que leí todo lo que escribieron. Imprimí la mayor parte de sus intuitivos mensajes para estudiarlos más tarde (más de 100 páginas) y he pasado algunos buenos ratos por teléfono con algunos de ustedes.

Resulta que este es un tema candente. Las aportaciones que recibí fueron variadas y muchas mantenían creencias empecinadas sobre lo que está bien o está mal acerca de esta cuestión. Algunos advirtieron sobre oscuras consecuencias por "meterse donde no le llaman" y algunos pensaban que yo sería totalmente irresponsable si mencionaba algo positivo sobre tales "esfuerzos invasivos". Otros cuestionaban: _"¿Cuál es el problema? ¿cómo pueden esfuerzos curativos bien intencionados hacer otra cosa que bien?"_ A veces me sentía como si estuviese en el centro de un tornado teológico donde la gente debate y defiende fervientemente sus queridas creencias. Hay una pregunta que a veces pregunto en mis seminarios y que va más o menos así: _"¿qué pesa nada, pero es lo suficientemente poderoso como para empezar una guerra?"_ La respuesta: Creencias.

Voy a exponer algunas de las ideas que recibí (tanto a favor como en contra) pero en el fondo, pedir permiso del cliente o de una Fuente Superior, es una decisión personal. Así que aquí está la conclusión- en primera fila y arreglada. Así que no hay necesidad de seguir leyendo a menos que por supuesto, usted tenga curiosidad acerca de alguna de las formas de pensar (y no pensar) que aparecieron en este viaje sorprendente "a través del espejo del sanador".

Primero, tal vez el hecho más interesante en todo este debate fue que a pesar de dos peticiones, no se me ofreció ningún ejemplo simple y comprobable del resultado negativo experimentado por un cliente debido al esfuerzo curativo a distancia / intencionado de alguien con buena intención sin permiso.
Ni uno.

Esto no quiere decir que no hubiera tales efectos negativos, Tal vez los hubiera. Tal vez la gente no quiera hablar de ellos o admitirlos. Tal vez los clientes no quieren informar de ellos o puede ser que no sabían que tenían que informar sobre ellos porque ellos no se daban cuenta de cuáles eran las causas. Todo esto es posible.

Sin embargo, aunque prometí confidencialmente a cualquiera que pudiera facilitarme tales casos específicos, nadie lo hizo. En el último recuento, había 2153 miembros en esta lista. Seguramente, si hubiesen salido tales resultados negativos, alguien habría informado de tal caso. Esto es especialmente desconcertante ya que la gente tiene una tendencia innata hacia las cosas negativas. Hay algo interesante en ellas y la gente tiende a la diversión al exponerlas, leer sobre ellas, etc. Por ello nuestros periódicos están cargados de historias sobre lo que está mal en este mundo. Esta cosa vende. Y aún, a pesar de ello, ningún caso comprobable de daño al cliente fue propuesto.

Lo más cercano que tuvimos a un ejemplo negativo fueron dos informes de curación a distancia / intencionada realizada por un profesional que más tarde notó que el cliente parecía tener algunas emociones decaídas o depresivas. No había evidencia directa sin embargo de que el trabajo de curación subrogada/intencionada tuviera fallos. Esta clase de resultado puede tener varias causas. Puede ser, por supuesto, causada por el intento subrogado pero un estadístico no estaría impresionado por las evidencias. Por el contrario, tenemos una imponente lista de resultados positivos en nuestro sitio web los cuales, aunque anecdóticamente, son tan numerosos que van mucho más allá de ser meramente casuales. Es fácil encontrar informes positivos concretos pero los negativos parecen estar escondidos.

Recibí pensamientos y filosofías sobre temas éticos y sus posibilidades negativas, pero ningún ejemplo específico de daño actual a un cliente. En algunos casos, la gente pidió permiso a una Fuente Superior y recibió un "no". Asumiendo que el "no" era una transmisión correcta, esto nos deja sin ninguna aportación acerca de las consecuencias (si las había) si el profesional hubiera seguido de todas formas. También recibí tres ejemplos donde el profesional asumió que él era el cliente y se "puso" los problemas de los clientes como parte de sus esfuerzos curativos subrogados. Esto dio como resultado informes empáticos de problemas posteriores de los PROFESIONALES, pero NO del cliente.

Un punto señalado con frecuencia por aquellos que se oponen a esta forma de trabajo de sanación es que no tenemos ningún motivo para entrometernos en la psique de nadie sin antes pedirle permiso. Qué arrogancia por parte del profesional asumir que sabe qué necesita hacerse y así meterse en el ensamblaje emocional de alguien y "arreglar" unilateralmente cosas que el profesional, en su supuesta sabiduría piensa que necesitan ser reparadas. ¿Cuán erróneo? ¿Quién se creen que son? ¿Dios? Si no Dios ¿están ellos entonces aún más arriba en la escala de sabiduría? ¿Les pide Dios consejo sobre ellos?

Es un punto bien señalado. ¿Quién soy yo, por ejemplo, para saber verdaderamente todas las consecuencias del esfuerzo de curación? Si un miedo, un trauma o una pesadilla son neutralizadas, por ejemplo, ¿cómo sé si ese cliente va a tener problemas para arreglárselas sin su "viejo amigo"? Este argumento, por supuesto, no se limita a los trabajos de curación con buenas intenciones a distancia / intencionados. La misma cosa se aplica a las sesiones cara a cara donde el cliente está dando obviamente su permiso. En tal caso, ni siquiera el cliente conoce cuáles pueden ser las consecuencias si su ira se remite a sus padres, madre, el mundo, etc.

¿Así que ahora qué? ¿Simplemente cesamos nuestros trabajos curativos solo por que ahora tenemos herramientas que son verdaderamente efectivas? ¿Deberíamos no intentar el trabajo de curación subordinado/intencionado solo por que no conocemos todas sus implicaciones? Aquí justo acabamos de empezar a aprender. La perfección todavía no es nuestra. Estamos como he dicho con frecuencia, en la planta baja de la Elevada Crecida de Sanación. Para mí, la posibilidad de aplicar estos procedimientos es remotamente el centro de una conciencia espiritual que pienso que es a donde apuntan estos procesos. Muy bien podría ser el siguiente nivel de competencia.

Esto no quiere decir que no haya advertencias ni asuntos éticos. ¡Por supuesto que no! Puede haber muchos de tales asuntos que necesitan atención. ¿Pero cómo vamos a entenderlos si nada más que nos sentamos en las líneas de banda y especulamos sobre sus características? Debemos arremangarnos y prudentemente dar una oportunidad a estos nuevos niveles. De otra forma, podemos especular para siempre en todo el daño que puede hacerse por los trabajos de curación a distancia / intencionados no autorizados aunque la evidencia de tales daños sea magra como mucho.

Hay algunas cuestiones interesantes involucradas en este asunto. ¿Cuándo, por ejemplo, necesitamos permiso y bajo cuales circunstancias podemos prescindir de la formalidad? ¿Necesito permiso para rezar por ti? ¿Necesito permiso para tener un buen pensamiento sobre ti? ¿Necesito permiso para desearte el bien, o más importante, necesito permiso para tener pensamientos de ira hacia ti? Aún más ¿qué constituye permiso válido? ¿Quién dice que tu permiso de una Fuente Superior es el mismo que el mío? ¿Quién dice que tal permiso es siquiera de una Fuente Superior y no simplemente de nuestra cháchara interna personal? ¿Hay alguna frase de permiso aceptada que todo el mundo debería usar? ¿O solo la simple intuición vale?

Aún más, aunque el permiso sea obtenido directamente del cliente, ¿quién dice que el cliente sabe qué es en su mejor beneficio? Puede ser que den su permiso aunque, sin ellos saberlo, necesitan de su úlcera o de sus dolores de cabeza o de sus pesadillas para algún propósito kármico. Si ellos te conceden tal "permiso erróneo", ¿no estás tú violándoles sin saberlo con tus trabajos de sanación? Ya que nunca sabemos si el permiso es dado válidamente o no, ¿no deberíamos simplemente proceder con tales trabajos de sanación? ¿o solo deberíamos cuando estemos absolutamente seguros de que el permiso es dado válidamente? Si es así, ¿quién entre nosotros tiene la absoluta certeza en estos asuntos? ¿quién merece el derecho de participar en la sanación y quién no? ¿y quién decide este derecho?

A veces obtener permiso del cliente es complicado. Si noto que alguien está angustiado en un avión ¿debería primero ir hasta él y decirle "perdón, me he dado cuenta de que está angustiado y me gustaría que me diera permiso par hacerle mentalmente tapping en su sistema energético mientras estoy sentado en mi asiento"? Si hiciese esto, me temo que las azafatas me darían un paracaídas y me enseñarían el camino de la puerta. Tal vez solo debería cuidarme de mis asuntos mientras alguien innecesariamente se pasa el vuelo con los nudillos blancos. ¿Es esto respetuoso con el derecho a la intimidad de las personas o estoy siendo irresponsable al retener un alivio curativo? Mirado de esta manera, estoy en una posición perdedora.

Soy el ultimo en promover medidas dañinas. Por otra parte, parece haber un riesgo mayor de dañar a otros (estadísticamente hablando) mientras conducimos nuestros automóviles. Además, algunos procedimientos quirúrgicos y ciertos medicamentos (todos ellos aplicados con noble intención curativa) acarrean un riesgo estadístico mayor que lo que ha sido informado para la sanación a distancia / intencionada (con o sin permiso). Aún así, tales intervenciones curativas se llevan a cabo cada día. Muchas de ellas son anunciadas como milagros. Más daño ha sido informado por el uso de azúcar, pesticidas, fumadores pasivos y el mercurio dental que de trabajos curativos subrogados/intencionados con buena intención. Incluso de la aspirina se han informado más efectos negativos. Hay listas muy largas de influencias dañinas conocidas en la gente. Sin embargo, el tema que llevamos entre manos no ha llegado a ninguna de estas listas. No he visto nunca listados en ninguna parte que los trabajos de curación bienintencionados sean dañinos para la salud de nadie.

Todo el mundo debe sopesar los pros y los contras de todo esto y tomar sus propias decisiones. Hablando personalmente, este debate me ha llevado a preguntarme sobre mis propios esfuerzos a este respecto. Volví a todas mis experiencias con curación no autorizada y valoré los resultados. Soy consciente de algunos éxitos deliciosos pero inconsciente de cualquier daño que pueda haber ocasionado. También algunas inutilidades aparentes donde nada pareció suceder. Es como si una Mano que Guía vigilara mis esfuerzos, dejando lo que era útil al mismo tiempo que desechando los intentos fallidos.

Recordé que mis éxitos fueron acompañados por un esfuerzo amoroso pero desapegado donde estaba haciendo el intento SIN NINGUNA ESPERANZA EN EL RESULTADO. Era una forma de Carta de Amor incondicional donde ponía mi amorosa intención (aumentada por la EFT) y simplemente notaba qué pasaba. Era como si estuviese ofreciendo el trabajo curativo en una forma amorosa y confiando en que la Mano que Guía hiciese con ello lo que debía. Era curación realizada A TRAVÉS DE MI más bien que POR MI. Sé que esto no es muy científico pero es como me parecía.

Había un lado positivo para esto, independientemente del grado de mejora de la curación del cliente. Cuando me ponía a mi mismo en un estado amoroso, la única persona que era seguro que iba a beneficiar era a mí. Este es el significado de la idea espiritual que "dar es recibir". Cuando estoy dando amor auténticamente, estoy recibiendo (experimentando) lo que estoy dando. Esto crea un ambiente de curación mutua.

Me gusta esta idea de una Carta de Amor. Para mí, toda la curación debería venir de este lugar. El guiado es mejor cuando estamos en medio de un espacio amoroso. Igual que lo son nuestras intuiciones y compenetración. Igual que lo es nuestra salud. Algún día escriban una Carta de Amor y ved cómo os sentís.

Nunca he visto al auténtico amor dañar a alguien. ¿y vosotros?
Con Amor, Gary

PD: Hagamos un experimento sobre este asunto. En interés de la ciencia, seré un conejillo de Indias para vuestras Cartas de Amor. Coged cualquier asunto(s) que penséis que yo pueda tener y luego enviadme vuestra Carta de Amor subrogada/intencionada. Quiero decir una Carta de Amor mental, no una literal. Inventa algunos asuntos si es necesario. Especula y trata de adivinar sobre con qué asuntos negativos pueda estar tratando. Usad EFT o cualquier otra técnica de curación que escojáis. Ya que no tengo ni idea de que asuntos podéis escoger, no puedo dar o retener un permiso específico. Así que hacedlo sin pedir. No pidáis tampoco permiso formal a una Fuente Superior. Simplemente hacedlo desde un lugar amoroso con buena intención. Me arriesgaré a cualquier efecto negativo. Me aseguraré de hacéroslo saber.

Traducido por Juan Carlos Vega "Escribir a Juan Carlos":mailto:Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

**Carta sobre el Artículo de Kalie Marino**

Querido Gary:

¡Tu artículo sobre obtener permiso para sanar es hermoso!

Hace años que fui advertida sobre pedir permiso para sanar de forma que no violara la libre voluntad de la persona.

Seguí este consejo cuidadosamente hasta que mi hijo de 5 años estuvo a punto de morir de una enfermedad terminal.

Pedir permiso se hizo mucho más complejo. El no sólo era demasiado joven para consentir, porque obviamente no sabía lo que más le convenía, sino que, como madre, yo tampoco sabía qué era lo mejor para él. Déjame explicar mejor esto.

El día después de recibir la sentencia de muerte de mi hijo, por parte del doctor, tuve una experiencia de muerte y vuelta a la vida.
Tuve un ataque al corazón. Mi corazón dejó de latir. Ví a mi ángel, la luz...etc., y tomé la difícil decisión de volver, de evolucionar, de estar aquí ahora.

Esta experiencia me cambió para siempre. Ví a ambas, la vida y la muerte con otra luz. Ahora sabía que la muerte no es un problema, sólo el miedo a morir lo es.

Sabía que mi hijo estaría muy bien si moría. Incluso no quería negarle la hermosa experiencia de estar en los amorosos brazos de Dios que yo acababa de tener.

Dejé de pensar que sabía lo que era mejor para él. Recuerdo llorar mientras rezaba, le pedía a Dios ¿qué debo hacer? ¿Debería usar los regalos que me diste para sanarle, ó debería estar ayudándole a hacer la transición?

¿Qué debería incluso pedir, para qué tendría que rezar? Sólo quiero lo que es mejor para él, no importa lo que sea.

Dios respondió a mis plegarias de forma muy simple diciendo: _"Sencillamente ámale. Si tiene que morir, tu amor le ayudará en su transición, y si tiene que vivir, tu amor le sanará."_

La respuesta de Dios cortó toda la complejidad de la cuestión. Hizo fácil saber qué había que hacer. Así que volví al hospital aquel día con la alegre tarea de amar a mi hijo con todo mi corazón y toda mi alma, sabiendo que mi amor haría la diferencia, sin importar el resultado.

Cuando entraba en su habitación del hospital, mi hijo jugaba a los soldados en su cama a pesar de su alta fiebre. Su soldado acababa de ser disparado, y él lo había levantado y lo sostenía amorosamente entre sus brazos. Le dije: _"Eso está muy bien, cariño. Quiérele. El amor cura."_

El pareció perplejo por mi afirmación, mientras replicaba: _"No importa, mamá. El volverá a nacer otra vez"_. Me sobresalté. Ni siquiera sabía que comprendía ese concepto. La inocencia de la sabiduría de un niño es una poderosa maestra.

Por su respuesta, pensé que probablemente nos estaba dejando, así que hablé con él alegremente sobre dejar a su soldado que fuera hacia la luz. El dijo: _"¿Qué luz, mamá?"_ Señalé hacia el aire y dije: _"La luz de Dios"_. Sus pupilas se dilataron mientras miraba fijamente hacia arriba con los ojos abiertos como platos, diciendo: _"Es pecioooooooso mamá."_

Estaba tan concentrado en lo que estaba viendo que pensé que se estaba yendo justamente en ese momento.

En ese momento entraron las enfermeras para llevarle a que le hicieran una larga prueba de médula ósea. Sin embargo, volvió en menos de una hora para anunciar que las plaquetas de su sangre habían vuelto milagrosamente a la normalidad, así que no le hicieron la prueba.

El doctor dijo que la enfermedad sólo había remitido, y me advirtió de no aumentar mis esperanzas. Dijo que volveríamos ese mismo mes para que mi hijo muriera.

Mi hijo, David, tiene ahora 34 años, dos hijos, y casi nunca está enfermo.

El amor cura. Nunca necesitamos permiso para amar, porque amar es nuestra verdadera naturaleza. El amor nunca es condicional, pero ponemos condiciones bajo las cuales estamos dispuestos a amar.

Nuestro único trabajo es dejar ir cualquier condición que podamos tener cuando amamos: esos bloqueos que nos impiden amar a cualquiera, en cualquier momento, en cualquier parte.

Para mí, una de esas condiciones que tuve que dejar marchar fue: "obtener permiso"

Amor y Bendiciones
Kalie Marino.

Traducido por Carmen Robayna EFT-ADV "Ir al Sitio WEB de Carmen":http://www.carmenrobayna.com