Cuándo auto-aceptación llega a ser un problema...


John Freedom nos brinda un medio muy útil para aliviar a clientes con resistencia hacia la frase “Yo me acepto profundamente y completamente” cuando están en la frase preparatoria de la EFT.
Por John Freedom

Todos estamos familiarizados con la frase preparatoria estándar de EFT, Aunque tengo este (Problema), yo me amo y me acepto completa y profundamente. Esta frase representa una fórmula para toda ocasión, mágica donde una talla le queda a todos y que nombra y contrarresta objeciones, antídotos del Reverso Psicológico, y prepara el marco para trabajar con EFT. Interesantemente sí funciona la mayoría de las veces.

Pero hay ocasiones donde la solución en sí misma es problemática. Si auto-aceptación es la solución, también es (para algunos) el problema. Algunos individuos obstaculizan auto-aceptación, diciendo que ellos no quieren o no pueden aceptarse y quererse tal como son. Muchos de nosotros tenemos la noción de que ‘podríamos’ y ‘deberíamos ser mejor’ más hermosos/guapos, más perfectos, más...

Algunos de nosotros nos aferramos a juzgarnos y criticarnos, creyendo que auto-aceptación lleva a auto-complacencia, y que el látigo es un motivador más fuerte que la zanahoria. Sin embargo, así como Carl Rogers observó, nuestra propia condenación nos puede mantener atorados; mientras paradójicamente, cuando verdaderamente nos aceptamos, tal como somos, comenzamos a cambiar. Cuando podemos nosotros mismos aceptarnos tal como somos, con todas nuestras faltas e imperfecciones, con todas nuestras verrugas y arrugas, empezamos a cambiar, crecer y sanar.

Algunas personas creen que son ‘indignos,’ y no ‘merecen’ Amor y Aceptación. Una manera de salir de este lodazal de no ser dignos y auto-odiarnos es ¡construir una RAMPA que SUBE! Hacia Auto-Aceptación. Todo comienza por el reconocimiento de que Aunque quizás yo no me acepte y me quiera yo mismo tal como soy ahora… ésta es la dirección en que yo deseo caminar.

Construir una RAMPA que SUBE semánticamente a nivel de Auto-Aceptación auténtico nos puede impulsar en movimiento hacia esa dirección, y nos puede ayudar a comenzar a tener las experiencias que previamente fueron territorio prohibido para nosotros.

Podemos construir RAMPAS hacia Auto-Aceptación con estas frases:

Aunque tengo este (Problema), yo estoy DISPUESTO a amarme y aceptarme.

Aunque tengo este (Problema), yo estoy DISPUESTO A APRENDER a quererme y aceptarme.

Aunque tengo este (Problema), yo estoy DISPUESTO A EMPEZAR APRENDER a amarme y aceptarme yo mismo.

Como pueden ver, DISPUESTO A es LA RAMPA que nos lleva hacia ARRIBA al nivel de más Amor, Aceptación y Merecimiento.

Comprometerse 100% de corazón es algo muy poderoso. Pero muchas veces la gente (especialmente nuestros clientes) carece de poder para comprometerse 100%. Más que nada, seguido somos asaltados por temores y dudas, confusión e indecisión. Como dijo Shakespeare, “Nuestras dudas son los traidores que traicionan lo bueno que lograríamos.” Aunque podamos desear y ansiar con certeza y compromiso, seguido carecemos de ambos.

Aquí es donde estar DISPUESTO entra en la escena. Afortunadamente, certeza completa y compromiso no son necesarios. Lo único que se necesita es un poquito de estar Dispuesto. Cuando estamos DISPUESTOS a ir a algún lugar, y tener alguna experiencia, automáticamente empezamos a movernos en esa dirección, y con eso es suficiente.

Algunos individuos tienen gran resistencia a amarse y aceptarse a si mismos. Quizás creen que son ‘pecadores,’ que ‘merecen ser castigados,’ o que no ‘merecen ser amados’. O si tienen una orientación espiritual, y si creen que Dios es un Dios amoroso, por lo general ellos se abrirán a la idea que Dios los ama. Alternativas frases preparatorias pueden ser construidas como las siguientes:

Aunque tengo este (Problema), yo estoy DISPUESTO a recordar que Dios me ama y me acepta tal como soy.

Aunque tengo este (Problema), yo estoy DISPUESTO a COMENZAR a recordar que Dios me ama y me acepta tal como soy.

Aunque tengo este (Problema), yo estoy DISPUESTO a ABRIRME a la posibilidad de que Dios me ama y me acepta tal como soy.

He observado que usar estas frases preparatorias permite que la gente salte el montículo, fuera de su atascamiento de auto condenación y no ser dignos, y comience a llevarlos en el camino de auto-amor y auto-aceptación. Y eso, para algunos de nosotros, puede ser un gran paso.

John Freedom

Traducido por MMc

InEnglish.gif