Usando "amo ESO de mí" en el proceso de EFT


Baerbel Froehlin ajusta creativamente los procesos de EFT para mejorar las dificultades de relación de su cliente.


By Baerbel Froehlin, EFT-ADV

Mi cliente "Julia" ha trabajado una vez antes conmigo en sus sentimientos sobre su difícil relación con su único hijo. Por los diez años anteriores, Julia y su hijo habían dejado de hablar; ambos se sentían demasiado heridos por eso que el otro había hecho o no había hecho. No hubo ningún correo electrónico en el Día de la Madre o cumpleaños; ellos no tenían ningún contacto en absoluto. Esto era doloroso emocionalmente para Julia, quien después de años de esto vino a mí por ayuda.

Nosotros creamos un plan para ella, usar EFT en sustitución y algunas otras cosas como una rutina diaria, para enviar amor y sanción a su hijo que vive lejos, para contactarlo en un nivel de energía. Por ese trabajo de energía diario ella obviamente consiguió que las cosas se movieran de nuevo, al punto que su hijo después de ocho años repentinamente la contactó, listo para reconciliarse con ella. Desde entonces ambos han estado trabajando mucho para recuperar alguna parte de su relación anterior de confianza. La situación entera es todavía muy frágil.

Cuando su hijo se casó, la relación con su nuera resultó ser sumamente estresante por muchas razones. Esto cambió la relación más relajada que ella había desarrollado con su hijo.

Un día Julia me llamó muy disgustada porque se sentía herida profundamente por la manera irrespetuosa en que su hijo la había tratado. Para mover a los clientes rápidamente a través de y afuera de su emergencia emocional yo uso lo que llamo el escape delantero". Esto significa que nosotros crearemos o desenterraremos algo que sirve como un fuerte vehículo para avanzar, arrancárselos, y para conseguir el cambio más esencial desde el cual ellos pueden seguir solos. Éste siempre es un trabajo muy intuitivo en mi parte, hecho a través del teléfono. Yo puedo trabajar en cuestiones de la autoestima, y encontrando tal vez un incidente de largo tiempo olvidado que aumentara su confianza y les devolverá quizá el poder perdido.

En el caso de Julia yo sabía que ella todavía se siente culpable por divorciarse del papá de su hijo que había fallecido después. Ella cree que su hijo todavía sostiene subconscientemente eso contra ella y a veces quiere herirla debido a ello. Él todavía carga con muchos rencores sobre los que no está dispuesto a hablar. Aunque las cosas no fueran perfectas cuando él estaba creciendo, Julia había tomado muchas decisiones sabias. Como progenitor solo, ella había trabajado muy duro, descuidando a menudo sus propias necesidades, sin alabarse nunca por sus esfuerzos, sintiéndose a menudo exhausta y sola en su situación.

Yo sabía que ella necesitaba algo fuerte, más apreciativo, algo positivo que previniera que resbalase hacia atrás a los viejos sentimientos de culpa. En lugar de decir "… yo me acepto" profunda y completamente al final de las frases del tapping, le hice decir con mucho énfasis, "… y yo amo eso de mí". Aquí están algunas de nuestras frases:

Aunque él está lastimándome de nuevo… yo no lo permitiré… yo me protegeré esta vez… y yo amo eso de mí.

Aunque me siento triste y enfadada… yo aun soy una buena persona… y una mamá buena, confiable… y yo amo eso de mí.

Aunque todavía tengo esta relación delicada… yo estoy tomando un día a la vez… yo amo esa paciencia mía.

Yo nunca esperé que fuera tan difícil… y amo específicamente esa inocencia mía.

Estoy manejándolo como una profesional… estoy avanzando… y yo realmente amo esa mejoría mía.

Quiero estar con mi bebé de 40 años… no importa que… y yo amo y disfruto eso de mí.

Yo todavía soy su mamá… yo le di la vida… después de todos estos años… después de todo lo que paso… y yo amo eso de mí.

Yo di la vuelta al dolor… esos años sin él en mi vida… y yo realmente amo esa energía curativa en mí.

Yo puedo cambiar las cosas… y ponerlas bien de nuevo… para nosotros dos… ah, cómo amo eso de mí.

Yo lo recupero… disfruto tanto de estar con él… y amo mucho eso de mí.

Los cambios positivos empezaron inmediatamente. Después de sólo 30 minutos había una Julia muy tranquila y enfocada, recuperando su poder, sin excavar de nuevo en la culpa o la impotencia. Comenzó serenamente con sus frases de tapping, alabándose y disfrutándolas. Cuando la oí reírse tontamente, supe que el cambio necesario había ocurrido. Nosotros terminamos con:

¡Elijo sentirme profundamente en paz dentro de mí… y lo irradio hacia mi hijo… para que él pueda sentirse a paz también… yo soy tan poderosa! … y yo amo mucho esa habilidad mía.

Permito que el de amor fluya libre y fácilmente hacia mi hijo… para que él se sienta seguro y amado por mí… y yo amo que puedo proveerle esa seguridad.

Escojo transformar cualquier energía negativa en más amor… y amo lo bien que funciona en mí.

Por supuesto, si hubiera habido más tiempo para trabajar en los problemas de Julia, nosotros tendríamos muchas avenidas donde ir para eliminar la raíz causal de sus problemas. Tengo que decir que obviamente, ella tenía un cambio muy profundo que puede llevarla adelante en su manera de percibirse a si misma en su difícil relación.

¡Paz y Amor para todos!
Baerbel Froehlin

Traducido por Ana Maria León