¿Cómo hacer que la práctica de EFT quepa dentro del marco temporal?


He aquí unos comentarios importantes de Judy Byrne (Reino Unido), para ayudar a los practicantes de EFT a dirigir sesiones más eficientes.
Por Judy Byrne

En los cursos de entrenamiento EFT surge con frecuencia la pregunta, ¿cómo puedo lograr terminar una sesión a tiempo, pese a que con EFT se abren unos asuntos emocionales enormes? Los participantes a menudo se quejan de que por eso no pueden terminar una sesión después de una hora exacta, y quieren saber, que hacer en estos casos.

He aquí unas cosas que me parecen útiles:

No esperes, tampoco te sientas obligado/a, y menos insinúes a tu cliente que en cada una de las sesiones se producirá una “maravilla de un minuto”.

Maravillas de un minuto hay. Cuando resulta uno, quedamos tan excitados que pronto escribimos un artículo, lo mandamos para publicar, y le contamos a todo el mundo. Sin embargo, muchos clientes, y muchos problemas son tanto más complejos, que no se les puede solucionar durante un par de rondas de tapping, aunque fuesen cargadas de inspiración. Cuando en las demostraciones se resuelve un problema, lo que se resuelve, en realidad, es sólo un aspecto de un problema.

Seas profesional en tu manera de organizar las sesiones.

Aunque fueras un practicante principiante, y tienes un sólo cliente al día, anota en tu agenda exactamente de qué hora hasta qué hora quieres tener la sesión. Aclara con el cliente anticipadamente cuánto durará el encuentro, y cumple con ello. Así te quedas acostumbrado a mantener un período fijo, lo que necesitarás cuando tengas tu agenda repleta, además, de este modo pareces más profesional.

Algunos terapeutas están cómodos trabajando en sesiones de 50 minutos, 55 minutos, una hora, una hora 15, o una hora y media. Lo que te queda cómodo, está bien. Pero tienes que decidir, y dejarlo claro a los clientes. Si tú pareces profesional, ellos se sentirán seguros.

Pon un reloj donde los clientes lo pueden ver.

Es impresionante qué bien maneja el subconsciente de la gente la terapia. Yo a menudo tengo personas que están realmente alteradas 15 minutos antes del fin de la sesión, sin embargo, son capaces de recuperarse para la hora cuando hay que terminar. A un porcentaje grande de los clientes les parece bien tener el reloj, y decidir ellos mismos sobre el uso de su tiempo. Esto, por supuesto, funciona así sólo si has establecido un arreglo firme, como lo he mencionado.

Pon un reloj donde tú puedes verlo.

Me gusta tener un reloj en que puedo ver el tiempo sin romper el contacto de mirada por más que un fragmento del segundo. El mío lo tengo adelantado con 5 minutos, porque así me queda tiempo para contestar las últimas preguntas, realizar el pago, y definir la fecha del próximo encuentro. Yo no trabajo en un centro donde una recepcionista me haga todo eso. Si tú sí, arregla tu tiempo de acuerdo a eso.

En el caso de que no tengas mucha experiencia, haz una decisión consciente de no abrir demasiadas puertas en una sola sesión.

Si tu rutina es abrir no más que dos o tres puertas, logras terminar con ellas, y todavía te queda tiempo, puedes tocar otro tema más. Sin embargo, a menudo, en el tiempo que queda antes de terminar la sesión, revisarás los asuntos tocados, y podrás terminar aquellos que dejabas al lado anteriormente.

Yo creo que también es útil, salvo si tienes una memoria extraordinaria, tomar notas para recordarte cuales temas has tocado sin terminar. Mientras más clientes atiendes, será más difícil recordar sus asuntos completamente y confiablemente sin apoyo.

Asegura que tus clientes sepan como hacer tapping por su propia cuenta.

Si aceptas que tú no puedes aclarar todos los asuntos en una sola sesión, tienes que estar seguro que los clientes pueden atenderse ellos mismos hasta la próxima.

Aclara a los clientes que ellos mismos pueden hacerse tapping entre dos sesiones, y asegúrate que sepan como se hace EFT. A veces es más fácil para practicantes principiantes, que siguen el protocolo básico de EFT, dar ánimo a sus clientes para que hagan tapping sobre ellos mismos, porque ellos hacen EFT mecánico. Los practicantes con mayor experiencia trabajan intuitiva y libremente, así que sus clientes pueden tener dudas como formar sus propias frases. Escucho con frecuencia a clientes diciendo “creo que a mí no se me ocurrirían todas aquellas palabras de la manera como Usted lo hace.”

Para practicantes de mayor experiencia es realmente útil dejar claro desde el principio que hay dos maneras bastante diferentes de hacer EFT. Yo les enseño a los clientes la secuencia, y les aseguro que es todo lo que necesitan. También les cuento que si yo quisiera trabajar conmigo misma, yo lo haría de esa manera. Sí quisiera trabajar conmigo de la misma manera como trabajo con ellos, yo iría a otro terapeuta.

Tengo unas tarjetas que por un lado tienen los puntos para tapping, y el resumen del protocolo por el otro. Estas les entrego a los clientes para recordarles la rutina básica. Espero, que las colocarán en su billetera, ya que tienen el tamaño de una tarjeta de crédito, y que les recordará no sólo como hacer EFT, sino también, hacerlo.

También tengo un cuadro grande listo para imprimir en mi sitio Web, lo que los clientes pueden imprimir para sí. Les propongo a mis estudiantes y a otros terapeutas que lo deseen, colocar un enlace en su sitio Web hacia la imagen y apuntes de mi sitio, en caso de no tener el suyo aún.

Usa el método Heartmath de respiración y enviar amor para terminar la sesión de una manera agradable. A veces yo siento que los clientes necesitan algo para fijar y equilibrarlos antes de salir a la calle. He aquí una de las técnicas que yo uso:

Pido al cliente inhalar profundamente un par de veces. Luego, le pido que se imagine respirando a través de su corazón. La mano la puede poner en el chakra del corazón, si así desea. Yo no le sugiero eso, pero los que conocen los chakras, me preguntan si se puede. Sí, pueden. Si alguien piensa de una manera muy concreta, se puede agregar: “Sé que en realidad no se puede respirar a través del corazón, sin embargo, imagínese que lo hace.”

Entonces le pido hacer alguna de las siguientes cosas, dependiendo del cliente: a) imagina por un par de minutos que está en un lugar donde le agrada; b) piensa en una ocasión cuando se sintió realmente apreciada; c) imagina que está enviando amor a alguien. La tercera opción es la más segura en caso que todavía no sabemos suficiente sobre un cliente, ya que puede quedar depresivo al descubrir que no se le ocurre ningún lugar que le guste, y que nunca se sintió apreciado. La gente suele sentirse mucho más tranquila después de este procedimiento.

Puedes usar la técnica del Rayo de Luz.

Digo una cosa como eso: “Cierra sus ojos e imagine que un rayo de luz le ilumina. Puede imaginar cualquier color, y cualquier intensidad. Es suficiente verlo, y sentir su calor. Puede empezar con una luz aguda, y expandirla. Imagínela como quiere. E involucra realmente su mente consciente en imaginar ese rayo de luz.”

“Y mientras Usted está con la luz, yo voy a pedir a su mente inconsciente que deje al lado, guarde todos los asuntos inconclusos y las emociones que siente ahora mismo, en un lugar realmente seguro, donde no le molestarán a Usted hasta que esté en el lugar y el tiempo adecuado para tenerlos al alcance para seguir, pero donde no le molestarán en absoluto a Usted hasta que nos volvemos a encontrar.” Y quédese así con esto por un par de minutos. (Yo repito una variación de esto por lo menos una vez más.)

Judy Byrne

Traducido por Ida Miro Kiss

InEnglish.gif