Reevaluando el Problema Cumbre


Por Gary Craig

Es hora de reevaluar el Problema Cumbre.

Para aquellos quienes este es una nueva expresión, el Problema Cumbre (también conocido como Problema Ápex) es el nombre dado por el Dr. Roger Callahan a la aparentemente extraña noción que muchos clientes no dan crédito a los procedimientos de tapping por sus resultados. En su lugar, tienden a buscar justificaciones “convincentes” o ignorar su impacto casi como si no hubiera sucedido. El Dr. Callahan describe la causa de esto en términos de funcionamiento del cerebro.

Por mi experiencia, el problema REAL con el problema cumbre es que muchos terapeutas lo han aceptado como algo inusual que es único para los procedimientos de tapping. Con frecuencia se considera como algo que simplemente pasa y sobre lo que no hay mucho que hacer.

¡Qué limitación!

En el mundo de los negocios, el problema Cumbre sucede con gran regularidad. Es la simple idea de que la gente no comprará lo que estás vendiendo a menos que se ajuste dentro de su sistema de creencias. Toda la lógica del mundo es inútil a menos que su producto (la curación en este caso) “se enchufe” a su marco de referencia existente. Violar este principio es cometer suicidio empresarial.

Veamos un ejemplo. En el reciente comunicado de Stephanie Rothman, ella dijo:

“Los círculos en los que me muevo son bastante metafísicos y a causa de ello, me encuentro con algo de resistencia cuando hablo de o demuestro EFT. Incluso he hecho una exposición de salud alternativa con mi grupo de trueque con resultados y guías excelentes. Esto es a lo que estoy acostumbrada”.

Para este grupo de personas no hay “problema Cumbre” porque EFT ya se ha acoplado a sus creencias. Si todos nuestros clientes vienen de este marco de referencia, entonces tendríamos poco o ningún problema con la aceptación del cliente.

Stephanie luego sigue describiendo su experiencia con gente en su gimnasio (sistema de creencias diferente de aquello de los de su círculo metafísico) y tiene esta experiencia:

“Excepto el quiropráctico junto a mí y la masajista en el rincón, toda la gente a la que hice EFT ¡se sintieron incómodos con ello! NUNCA ANTES ME HABIA ENCONTRADO CON ESTO. ¡El Efecto Cumbre en todo su esplendor!”.

Todos podemos aprender de la experiencia de Stephanie y la elogio por compartirla. El problema Cumbre no es un problema en sí mismo y por sí mismo. Simplemente es un mensaje para nosotros que debemos cambiar nuestros métodos y adaptarlos para que se ajusten con las creencias de los clientes. Varias contribuciones perspicaces han ofrecido ideas en este mismo sentido. Espero más de ellas.

Saludos, Gary

Traducido por Juan Carlos Vega Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

InEnglish.gif