Un viaje a través de una pieza importante de “nuevopensamiento”

Hola a todos/todas:

Somos privilegiados de escuchar por parte de la Dra. Jane Holmes-Roughton. Como verán, Jane es una experimentada terapeuta con mucha perspicacia que la hace sobresalir en su campo. Es un deleite conocerla y posee un cautivante acento sureño que refleja sus raíces de Georgia.

En su mensaje debajo, Jane nos lleva en un viaje a través de una pieza importante del “nuevopensamiento” que va mano a mano con nuestros dramáticos procedimientos de curación. En este caso, ella puntualiza como situaciones sensibles que están enterradas salen a la superficie en vez de quedarse en lo más recóndito.
Queridos practicantes de EFT

Hoy quiero comentar no una “maravilla de un minuto” sino de algo que ha hecho una impresión en mi ya que ocurre una y otra vez en mi consulta.

Antes de empezar a aprender las terapias de tapping en 1996, yo había practicado la tradicional “terapia hablada” y había estado en terapia tradicional. Una de las cosas que había notado fue que era terriblemente fácil para un cliente - incluida yo – evitar una situación importante cuando era incómoda confrontar y hablar sobre ella. Y tradicionalmente me habían enseñado que usualmente con este tipo de situaciones, que eran muy delicadas, el terapeuta debía tomarla del cliente, y no hablar sobre la situación hasta que el cliente la tocará, porque podría ser demasiado para el cliente para manejarla emocionalmente.

Una de las bellezas de las terapias de tapping para mi es que a medida que se hacen a un lado las situaciones que se presentan, las escondidas, situaciones delicadas “salen a la superficie”, listas, usualmente, para ser trabajadas. Algunas veces el cliente tiene una imagen visual de alguna experiencia previa olvidada, algunas veces es simplemente algo como, “Yo no sé de donde está viniendo esto, pero de repente me estoy sintiendo como…” y no he encontrado un caso con estas situaciones que sea demasiado para que el cliente lo confronte y trabaje en ello.

No sé si es que se siente muy seguro para el cliente usar el acercamiento de terapias de energía que ellos pueden confrontar lo que podría haber sido demasiado con el acercamiento de terapias tradicionales, o que la situación delicada estuviera bloqueada hasta que los problemas que se presentan fueran limpiados. Lo que sé es que esto abre la posibilidad de tratar con éxito problemas que de otra forma nunca saldrían a la superficie, o saldrían a la superficie solamente después de meses o años de tratamiento tradicional.

Este proceso usualmente ocurre espontáneamente, con un cliente sorprendido reportando con un gran sentido de admiración, “Yo sólo recordaba algo de lo que no había pensado en años y nunca había conectado la experiencia con (por ejemplo) la claustrofobia con la que había tenido problemas” o “Esto me recuerda de una horrible experiencia que tuve cuando estaba en el bachillerato, y lo había olvidado completamente hasta ahora”. Pero para animar a que los clientes le pongan atención a los recuerdos que surgen usualmente voy a preguntar, luego del nivel SUDS [intensidad de 0-10] este en cero, “¿Qué sigue para ti ahora?” Para algunos clientes hay simplemente un sentimiento de paz y calma, pero para muchos hay un nuevo enfoque surgiendo. Y pareciera que muchos le dan la bienvenida a la oportunidad de discutirlo.

En algunas ocasiones yo he intuido que el problema actual está enmascarando un problema más por debajo, y en este caso pregunto directamente sobre él. Por ejemplo, cuando un cliente se ha referido a un problema previo que no se le puede encontrar la causa, como el sentimiento de que a pesar de un deseo profundo de estar en una relación con un hombre, ella simplemente pareciera que no puede atraer a nadie, luego de algo de progreso, pero luego quedándose atascada, yo diría algo como, “Tu sabes, me pregunto si en algún momento de tu vida tú tal vez tuviste atención no bienvenida por parte de un hombre” Y ¿adivinen qué? La conexión perdida aparece. (Esto por supuesto requiere confianza con el cliente y delicadeza no sólo en lo que se pregunta sino también en el tono de voz y el lenguaje corporal que se usa al preguntar.)

Así que pienso que la velocidad con la que obtenemos resultados se debe no solo a la velocidad con la que una ronda de tapping pueda disolver las emociones perturbantes, pero también debido al incremento en la accesibilidad de experiencias que se han olvidado o evitado que son muy importantes para molestias en general. Y yo creo que hacemos bien en darle la bienvenida y motivar a darle atención a estos pensamientos que surgen.

Calurosamente,
Jane Holmes – Roughton, PhD, LPC

Traducido por Camilo Buitrago Escribir a Camilo

InEnglish.gif