Rue Hass sobre "Me acepto profunda y completamente"

Hola a todos,

Aquí hay algunas ideas útiles de Rue Hass acerca de esta declaración común en el proceso de EFT. Ella considera que da lugar a muchas cuestiones importantes para el cliente. Por ejemplo, dice, "Una cliente comenzó su sesión, diciendo,"Mi corazón duele". Ella habló de la falta de reconocimiento en su vida, el abandono del hogar de su hijo, ataques de pánico, el no ser capaz de expresar lo que ella realmente es. Fue realmente vehemente acerca de su falta de aceptación en ese momento. Sintió su pecho realmente apretado y encorvado y limitado. En lugar de ir a eventos específicos en este caso, elegí comenzar el tapping directamente con la frase "mi corazón duele", y tratar de encontrar lo que ella aceptaría".

Por Rue Hass

Buena como el oro

"Me acepto profunda y completamente"


¿Qué pasa en ti cuando dices esta frase? Las personas que hemos hecho un montón de EFT simplemente podemos dejar que estas palabras salgan de nuestra boca, sin pensarlo, e ir directamente a la siguiente declaración "Aunque...". Sin embargo, como practicante, si estoy prestando atención, a menudo me parece que hay una especie de vacilación cuando alguien dice estas palabras. Parece que viene una especie de apatía y están hablando mecánicamente, sin habitar las palabras.

¿Por qué es más fácil involucrarse emocionalmente en la descripción de nuestros problemas con la declaración del problema "Aunque…", mientras nuestra atención parece ir a la deriva cuando estamos afirmando nuestra aceptación de nosotros mismos?

He oído a las personas decir que cuando repiten las palabras una y otra vez en sesiones de EFT, y por sí mismos, finalmente encuentran menos resistencia a decirlo, y comienza a sentirse más cierto. Por lo tanto, hay valor en la repetición de esta declaración, aunque no lo creamos totalmente.

Esto es de lo que se trata EFT- ser capaces de creer a nosotros mismos cuando decimos "Me amo y me acepto". Cuando alguien admite tener dificultad para decir la frase de preparación, yo pregunto "¿Qué puedes decir acerca de ti mismo que sea creíble para ti?" Permito que se aparten de las frases de preparación convencionales en la medida que necesiten para encontrar algo que decir. Puede ser "Estoy bien", o "Yo en el fondo soy una buena persona". Incluso esas declaraciones pueden ser demasiado. Podría intentar "Quiero gustarme," o incluso "Quiero querer gustarme".

Por lo tanto, muchos de nosotros crecimos pensando: "Nada de lo que hago puede ser lo suficientemente bueno. Yo he de ser lo suficientemente bueno". Probablemente vinimos de padres que se sintieron de esa manera acerca de sí mismos. Nuestros abuelos pueden haber tenido una versión de la misma creencia. De hecho, al menos en Occidente, esta creencia está muy extendida. El Dalai Lama ha expresado su sorpresa por lo extendida que está en nuestra cultura el dudarse de sí mismo. Pero en la gran escala de las cosas no tiene sentido que estemos aquí para demostrar a nosotros mismos o a cualquier otra persona que somos buenos y dignos.

¿Qué pasa si partimos de la premisa de que ya somos tan buenos como el oro?

De diversas maneras en mis sesiones de EFT, y también en mí misma, siempre estoy buscando una puerta a la bondad que creo que siempre está dentro de cada uno de nosotros, desde el principio, a pesar de que no la experimentemos de manera regular. Yo siempre encuentro una parte de la persona que puede decir algo positivo sobre sí mismo. Puede estar oculta al principio, puede estar distorsionada en la forma de expresarse, pero nuestra bondad está siempre allí en alguna forma.

Para mí, la curación no es siempre o sólo acerca de "deshacerse" del dolor. Se trata de aprender a desarrollar un estado de ánimo y poder sostener la tormenta en la superficie del océano y al mismo tiempo sostener la poderosa quietud en lo profundo: teniendo las dos al mismo tiempo. Teniendo la opción de dónde poner nuestra atención. EFT es una gran herramienta para este propósito.

Estoy recordando una de mis historias favoritas. No es un cuento de hadas, es una verdadera historia humana, y no menos mágica por eso (que no quiere decir que los cuentos de hadas no son verdaderos...).

En 1957 en Bangkok, un grupo de monjes de un monasterio tuvo que trasladar su enorme Buda, de 2,5 toneladas de arcilla y 3,5 metros de alto, desde su templo a una nueva ubicación para dar paso a una nueva carretera que estaba siendo construida a través de la ciudad. Se utilizó una grúa para levantar el ídolo, pero comenzó a resquebrajarse y, a continuación, empezó a llover. El monje superior estaba preocupado por los daños al sagrado Buda, y decidió bajar la estatua al suelo y cubrirla con un gran paño de lona para protegerlo de la lluvia.

Más tarde esa noche, el monje fue a revisar el Buda. Él encendió una linterna bajo la lona, y notó que un rayo se reflejó a través de una grieta en la arcilla. Intrigado por lo que vio, obtuvo un cincel y martillo, y empezó a escarbar en la arcilla. El rayo se convirtió en oro, y muchas horas más tarde, el monje se encontró cara a cara con un extraordinario, enorme, Buda de oro sólido.

Los historiadores creen que varios cientos de años antes de esto, el ejército birmano estaba a punto de invadir Tailandia, entonces llamada Siam. Los monjes cubrieron sus preciosa estatua con una capa de 8 pulgadas de arcilla para disimular su valor. Muy probablemente los birmanos sacrificaron a todos los monjes siameses, y el secreto de la esencia de la estatua de oro se mantuvo intacto hasta ese día en 1957.

Todos somos como el Buda de oro, de alguna manera.

Estamos cubiertos con una capa protectora; tan bien cubiertos que quizás hemos olvidado cómo recordar nuestro verdadero valor.


Recientemente, observé una sesión de EFT, donde un profesional de gran experiencia estaba trabajando con una mujer cuyo tema era la insatisfacción con su trabajo, y sentir que no podía ser quien ella era realmente. ("No puedo aceptarme...). El terapeuta se metió en un procedimiento atrevido pero complicado y finalmente inviable, donde la voluntaria sobre el escenario hiciera el papel de su madre como sujeto del tapping.

Ahora, la madre era una cristiana muy conservadora, que pensaba que su hija estaba totalmente fuera del camino y no aprobaba sus elecciones de vida. El terapeuta estaba tratando de convencer a la madre de la mujer, a través del tapping, a renunciar a sus creencias cristianas largamente sostenidas, que le estaban haciendo ver a su hija en una manera crítica. Su intención era buena, él quería que la madre viera cómo estaba perdiendo la conexión con su hija por mantener tan estrechamente sus creencias religiosas, mismas que rechazaba su hija. Esto impedía a la hija aceptarse como era.

No podía evitar cuestionar para mis adentros el beneficio de tratar de convencer a alguien de abandonar su religión. Esta mamá estaba muy convencida de que tenía razón, para ella. En este caso parecía que no iba a haber ningún cambio, por más tapping que se hiciera sobre eventos específicos.

Quienes han estado en la situación difícil de la hija, han intentado por tanto tiempo ser lo que los demás piensan que deberían ser, y al mismo tiempo resistirse a esto, que no han considerado lo que ELLOS son, lo que ellos mismos realmente aman. Viendo esta sesión, yo quería aprender ¿qué es lo que hace a la mujer misma feliz, cuándo se siente más ella misma, cómo sabe cuándo ella está siendo quien realmente es?

¿Cómo podría ver ella su propio oro interior?

Hace unos años, cuando yo trabajaba con niños en torno a sus temas de escuela y aprendizaje, empecé preguntándoles algo que la mayoría de ellos nunca había pensado antes: "¿Qué te gusta de ti mismo?" De vez en cuando un niño empezaba a escribir una lista de inmediato, pero más a menudo les hacía preguntas. "¿Qué cosas dicen siempre tus padres que les gusta de ti?" "¿Qué le gusta a tu mejor amigo de ti? ¿Qué le gusta a tu perro de ti?" Me gustaba hacer una lista importante, y leérselas de nuevo. Podía ver la sorpresa en sus rostros. Estaban pensando "¿Ése soy yo?".

A menudo utilizo esta táctica con adultos también, y obtengo la misma mirada o tonos sorprendidos. Empiezan lentamente, ya que pocas personas en su pasado han estado iluminando su bondad para que pudieran verla. Sin embargo, una respuesta conduce a otra. Las respuestas se convierten en grandes cualidades para tejer en las frases de preparación de la segunda mitad, y en los puntos de tapping.

Recientemente, todo lo que una mujer pudo pensar en respuesta a esta pregunta fue: "Yo soy buena para los gatos". Le di un giro a eso hacia "amo a los animales", y estuvo de acuerdo, y nos movimos a "quiero ayudar a la gente", y eso dio lugar a "quiero compartir lo que tengo." ("Así que... usted tiene un corazón generoso...")

Aquí está la lista con la que terminamos (puedes hacerte una idea de dónde yo ampliaba su respuesta original con una pregunta): dibujar bien, hacer cosas, creativa, buena para resolver problemas, gusto por los desafíos, paciente, buena alumna, lista, inteligente, consciente, interesada en tantas cosas, curiosa, buscando entender, autodidacta, buscadora de la verdad, buena preguntando, quiere sentirse parte del mundo, encontrar un lugar a dónde pertenecer, profunda conexión de amor, risa maravillosa, buen sentido del humor... ¡Hay mucho de que gustar en esta mujer, y ella realmente lo vio por primera vez!

Siempre estoy escuchando las palabras de las personas para discernir las imágenes que completarán la frase "Puedo amarme y aceptarme porque _______."

Una cliente comenzó su sesión diciendo, "Mi corazón duele." Ella habló de la falta de reconocimiento en su vida, el abandono del hogar de su hijo, ataques de pánico, el no ser capaz de expresar lo que ella realmente es. Fue realmente vehemente acerca de su falta de aceptación en ese momento. Sintió su pecho realmente apretado y encorvado y limitado.

En lugar de ir a eventos específicos en este caso, elegí comenzar el tapping directamente con la frase "mi corazón duele", y para tratar de encontrar lo que ella aceptaría.

Aunque mi corazón duele, acepto que esto es lo que está ocurriendo ahora mismo y quiero traer la curación a mi corazón. Aunque mi corazón duele, y se siente vacío y triste y no reconocido, acepto a mi corazón y quiero que se sienta mejor. (Le pregunté si ella podía decir eso con suficiente comodidad. Podía. Habría cambiado esas frases si ella tuviera problemas con ellas.)

Le había preguntado ¿qué "alimenta" su corazón? ¿Qué es lo que hace ella para curar y calmar su corazón? Al haber hablado y hecho tapping, surgieron dos imágenes que se convirtieron en poderosas herramientas de curación. Esta mujer es jardinera, de modo que eso estaba en su lista de actividades “cardio-nutritivas”. También piensa sobre sí misma como una sobreviviente de su difícil infancia. Por lo tanto, cuando ella se compara, más bien irónicamente, a sí misma con la persistente "mala hierba" verdolaga, le pedí que me dijera lo que le gustó de ella. Dijo: "Es hermosa, resistente y abundante, deliciosa, adaptable. Crece grande o pequeña de acuerdo con el espacio en que se encuentra ¡es una sobreviviente! Nada detiene su floración, ni siquiera arrancándola o picándola en pedazos. Se desarrolla incluso en la tierra removida".

¡Esto fue una fuente de frases maravillosas, listas para usar, que vinieron desde su propia experiencia! Las intercalé de manera coherente en nuestra frases de preparación e hicimos tapping sobre los puntos. Algunos ejemplos:

Aunque mi corazón duele, y estoy teniendo problemas para decir que me acepto a mí misma, sé que soy como la verdolaga - ¡nada puede detener mi floración!

Aunque mi corazón duele, y me siento oprimida en mi pecho, y mi cuerpo está encorvado tratando de proteger a mi corazón herido, acepto a mi corazón y cómo se siente, y quiero que sepan que soy fuerte y una sobreviviente. Sé cómo prosperar en la tierra removida.

Como ella comenzó a sentirse mejor, y pudo decir, "me acepto", (todavía seguimos trabajando sobre la parte de "profunda y completamente"), recordó un sueño con el que se había despertado esa misma mañana. En su sueño había un ser de aspecto mágico llamada Dama Colibrí. Ella la describió como "radiante, diáfana luz en movimiento, seda tenue, campanas tintineantes". Le pedí imaginar que se convertía en la Dama Colibrí - ¿Qué le gustaba de ser ella? Siendo la Dama Colibrí era "alegre, tintineante, expresiva, sensible, llena de luz. Ella ve el bien, el potencial, cómo las cosas PUEDEN ser". Cuando le pregunté dónde se sentía la Dama Colibrí en su cuerpo, no es de extrañar, que era en su corazón.

Por lo tanto, hicimos tapping:

Aunque mi corazón ha sido herido, me acepto de todos modos, y ahora sé que puedo volverme la Dama Colibrí en mi corazón para ver las cosas de manera diferente.

Aunque me siento desvalorizada y no reconocida, y no puedo expresar quien realmente soy, me acepto de todos modos y acepto como me siento, y me alegro tanto de poder invocar a la fuerza de la verdolaga y mi capacidad a ver lo bueno - ¡incluso en mí misma!

Aunque mi corazón duele y pensé que no podría ser yo misma en todas esas situaciones (adviertan que aquí intercalé una frase en tiempo pasado, una sugerencia a la mente inconsciente), acepto profunda y completamente a mi corazón y elijo encontrar la forma de alimentarlo y nutrirlo para que pueda alimentar y nutrir mi vida. Soy una jardinera de mi corazón.

Como hicimos tapping a través de los puntos, la invité a utilizar las cualidades de la verdolaga y de la Dama Colibrí para considerar todos aquellos acontecimientos que habían sido parte de los recientes ataques de pánico: su capacidad para ver la salida, encontrar la esperanza y la luz en una situación oscura, la fuerza para hablar a mi compañero, esa difícil conversación con mi hermana, demasiadas cosas que surgen.

Intercalé sugerencias como: "Aunque mi madre pensaba que no había manera de salir y no había esperanza, acepto que pueda haber recogido eso de ella, y elijo liberar mi propia fuerza interior para prosperar en esta tierra removida. ¡Soy buena para hacer crecer cosas!"

Aunque mi padre pensaba que el mundo era un lugar oscuro, acepto que esa es la forma en que fue para él, y sé que tengo recursos interiores que me ayudan a elegir una respuesta diferente. Soy una jardinera, ¡los jardineros trabajan con la luz!

Al final de la sesión el corazón de esta mujer se sintió liviano y sintió su pecho abierto, incluso cuando ella revisó áreas problemáticas en su vida actual. Ella dijo, "he pasado mi vida desmalezando el jardín, tanto el externo como el interno. Está en mi naturaleza tomar lo que está aquí y hacerlo mejor. Yo puedo hacer esto".

Antes de empezar a hacer tapping, intenté aprender lo suficiente acerca de las cuestiones del cliente para obtener un sentido intuitivo de la estructura, la forma en que el problema se reprodujo en su vida y su historia. Si no tengo esa comprensión, todavía estoy dispuesta a zambullirme y confiar en que la corriente me llevará a mí y al paciente juntos a través de un interesante paisaje, y confío en que llegaremos a la belleza.

Mantengo las imágenes del propio cliente acerca de lo que sienten justo y bueno para ellos, intercalando estas imágenes en las frases de preparación y en las frases recordatorias en los puntos.

Estamos estableciendo los surcos de las nuevas vías neuronales. Continuamente, con imaginación, estamos transformando el trabajo hacia su centro de la bondad, para que tengan un montón de anclas para recrear esta sensación de ser para sí mismos. Ahora han visto por sí mismos en todos esos espejos interiores y ellos mismos han sentido literalmente encarnar esos sentimientos y comportamientos. Ellos saben cómo se siente un SÍ verdadero de guía para ellos.

Lo importante para mí como profesional es ser abierta y confiada, y seguir las señales de ruta – los sentimientos y sensaciones corporales de la persona. Yo siempre tengo su plenitud y bondad en mente. Eso me guía en ese viaje hacia su interior. Así también es como yo vivo mi propia vida, confiando en mi bondad y vigilando las señales de ruta. Las señales de ruta son siempre mis sentimientos. Si me siento mal, es la dirección equivocada... ¿Cuál es el pensamiento o acción que me haría sentir mejor? Simple, ¡pero no siempre tan fácil!

A lo largo de la sesión siempre estoy probando el trabajo que el paciente y yo estamos haciendo, porque quiero los resultados de sentirse bien, correcto y **por encima de todo** regenerativos en su corazón.

Esto es lo que "me acepto profunda y completamente" significa para mí.

Esta es una profunda declaración que descansa en el corazón de toda vida.


Rue Hass

Traducido por Gustavo A. Fiorentini - Ir a su Sitio WEB

InEnglish.gif