Algunas ideas sobre ganancias secundarias - y qué hacer sobre ellas

Stewart Robertson, de Escocia, discute la Metáfora del Tablero de EFT, y después nos muestra cómo la adapta para tratar las ganancias secundarias. También sugiere varias preguntas para descubrir estos molestos asuntos.
Por Stewart Robertson

Gary y otros hablan de una metáfora bien conocida al explicar la estructura de un problema emocional. Permíteme expandir un poco el pensamiento.

En la versión tradicional el problema en sí mismo es un tablero, con las patas debajo representando los eventos específicos que contribuyen al problema actual. Colapsando algunas o todas las patas, el tablero se volverá inestable y debería caerse, proporcionando alivio emocional respecto al asunto mayor.

Mi expansión en este pensamiento presupone que dos grupos diferentes de patas sostienen la mesa. Un grupo central es de similar sabor emocional al tablero (Ej. un problema de rabia sostenido por eventos específicos cargados con esa misma emoción). Un segundo grupo en la periferia de la mesa representa los beneficios secundarios y accidentales que proporciona el problema. Aunque secundarios, estos aún ayudan a sostener el tablero en pie. Y generalmente son de un sabor emocional diferente al tablero (Ej. estar enfadado me ayuda a ser asertivo; me ayuda a conseguir hacer las cosas).

El sentido común dice que si oscilamos nuestra hacha emocional - EFT - hacia las patas centrales directamente, destruirá las patas externas primero; nuestros esfuerzos en vano. E incluso si pudiésemos de alguna manera colapsar las patas centrales sin las externas, las patas secundarias podrían aún mantener fácilmente el tablero en pie.

En esta línea, muchos de nosotros, tratando de cambiar nuestras vidas, puede que lo hagamos saboteando inconscientemente la parte equivocada del problema. Muchos de nosotros no somos conscientes de ninguna ventaja secundaria y accidental de aferrarnos al problema, y apuntamos sólo al asunto principal. Y entonces nos preguntamos porqué EFT "no funciona".

Un profesional veterano de EFT sabe CUÁNDO trabajar en QUÉ asuntos. Trabajar primero sólo en las patas externas tiene resultados diferentes (y mucho más interesantes). A veces cuando hemos colapsado primero los beneficios accidentales, el tablero se cae automáticamente, no siendo apoyado sólo por las patas centrales. Como sabes, en muchos casos el cliente negará todo conocimiento del problema original, o insistirá que nunca fue un problema para empezar.

Evidentemente hay mucho más que decir sobre este importante tema. Mientras tanto, si el problema, tuyo o del cliente, se muestra difícil de tratar, aquí hay algunas preguntas útiles para plantear:
o ¿Cuáles son los posibles puntos positivos de aferrarse a este problema?
o ¿Cuáles son los negativos de tener la solución?
o ¿Qué sucedió la última vez que conseguiste una solución?
o ¿Te conocerán los demás sin este problema? ¿Te RECONOCERÁS sin este problema?
o ¿De qué modo no tener este problema te hará parecer poco importante… demasiado parecido… demasiado diferente?
o ¿De qué modo no tener este problema será inseguro… peligroso… estresante… inestable… incierto… desconocido?
o ¿Tener la solución cambiará las expectativas de los demás hacia ti?
o ¿Cambiará TUS propias expectativas hacia ti mismo/a?

Las respuestas a menudo apuntan hacia áreas secundarias significativas que requieren tu atención temprana antes de que el tablero principal ceda.

Espero que sirva de ayuda.

Con agradecimiento,
Stewart

Traducido por Ana Saval-Badía Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

InEnglish.gif