Dos Casos: (1) Siendo Específico y (2) Siendo General

Aunque normalmente me enfoco en los eventos específicos que hay detrás de los asuntos de mis clientes, hay ocasiones en las que el ser general logra hacer muy bien el trabajo. Helen Bressler del Reino Unido muestra cada uno de estos acercamientos en su artículo y da su punto de vista del proceso.

Por Helen P Bressler

Muchos de nosotros sabemos los beneficios de ser específicos al usar EFT. En mi práctica personal, las soluciones rápidas del problema y la revelación e incluso la disolución del asunto de raíz han ocurrido frecuentemente cuando se logra ser específico. Sin embargo, hay excepciones para cada regla. Para ilustrar esto he escrito dos ejemplos. El primero es un ejemplo de cómo usar detalles específicos para lograr ser específico y como esto nos puede llevar rápidamente a descubrir y resolver el asunto de raíz.

El segundo es una ilustración del alivio al ser general.

En última instancia estos ejemplos (1) demuestran la versatilidad de EFT, (2) son un recordatorio de que entre más sabemos, más hay que descubrir (como Gary se dice a sí mismo ‘estamos en la planta baja de un camino elevado de sanación’), y (3) ejemplifica el principio de ‘úsenlo en todo’.

Ejemplo 1: Usando cosas específicas para ser específico:

Uno de mis clientes vino a verme por su depresión relacionada con su lugar de trabajo. ‘Susie’ trabaja en el apoyo a adultos con diversas discapacidades de aprendizaje. Recientemente se ha sentido triste y abatida por tener que ir a un trabajo que antes había amado. Susie me explicó que ya no disfrutaba ir a su trabajo porque no experimentaba la satisfacción y el gusto que sentía antes. Se preguntaba si ya era tiempo de dejarlo.

Primero hablamos acerca de esto último, mientras yo expliqué que revisaríamos los asuntos circundantes al trabajo de Susie. Fui explícita en que el alivio de los asuntos relacionados con el trabajo, no era de ninguna forma un indicador de que ella tuviera que permanecer en el trabajo. Quería remarcar que hay una creencia popular en cuanto a que si el asunto se resuelve de alguna forma (ya sea lo del lugar de trabajo o una relación por ejemplo) eso quiere decir que la persona involucrada debe permanecer en esa situación, ya que el asunto deja de causar angustia. Mi percepción personal es que una vez que el factor estresante se resuelve, la persona es capaz de pensar con mayor claridad. De esta forma el individuo sabe inherentemente si quiere permanecer o si es correcto seguir adelante.

Susie me explicó que se había estado sintiendo frustrada a causa de otros miembros del grupo. Su explicación saltaba rápidamente de un miembro a otro y de situaciones que se habían suscitado. Mientras ella hablaba, yo estaba tomando nota de su lenguaje, entonaciones y lenguaje corporal, la detuve en un evento emotivo particular (en este punto su voz se había cargado de emoción, sus manos eran más expresivas). Le pedí a Susie narrar detalladamente el evento.

Reportó que una tarde estaba dando una atención especial a un joven con PEG (un dispositivo que se instala en el estómago, por medio del cual la persona es alimentada en forma directa). Dice que quitó la venda que cubría el dispositivo nuevo, sólo para ubicar la zona que era necesario atender. Susie no era enfermera y en el área de trabajo no había ninguna enfermera a la cual llamar para pedir ayuda.

Susie se encontraba visiblemente alterada mientras recordaba la situación, así es que le pedí se detuviera en este punto. Susie reportó un nivel de intensidad de 4 en una escala del cero al 10. Cuando le pedí a Susie que recordara lo que estaba sintiendo cuando retiró la venda, contestó ‘ansiosa por no saber qué hacer’. Hicimos tapping en la ansiedad al enfrentar una situación que no manejaba. Hicimos tapping en:

Aunque no sabía qué hacer cuando retiré la venda de (el nombre del cliente), me amo y me acepto completamente. Me perdono por no saber qué hacer.

Esta ansiedad… sentimiento de nerviosismo… no saber qué hacer… no saber cómo manejar esto… sintiendo como un fracaso por no saber cómo manejarlo… sólo queriendo el tener un cambio tranquilo, no queriendo tener que lidiar con esto… sorprendida de tener que lidiar con esto… sintiéndome incapaz de lidiar con esto.

Hicimos 3 rondas de tapping usando lo anterior. El nivel de intensidad de Susie bajó a cero de 10, cuando de repente sentí una elevación a 8 con la última afirmación. Le pregunté a Susie si había tenido alguna situación en la que se hubiera sentido incapaz de hacer algo, y esto se hubiera notado. De repente Susie dijo ‘¡Sí! Una entrevista que tuve recientemente’.

Susie me confesó que tuvo una entrevista para un trabajo de medio tiempo, con niños con necesidades de aprendizaje, pensó que esto sería algo que disfrutaría junto con su actual empleo. Cuando supo en la entrevista que tendría que sentarse en un salón de clases con niños y ayudarlos en sus labores escolares, me dijo que se había dado cuenta ahí y en ese momento que nunca sería capaz de hacer eso. Creía que no era lo suficientemente brillante para ayudar de esa forma a los niños.

Aunque no me sentía lo suficientemente inteligente para hacer el trabajo…

Hicimos tapping en los mismos puntos, omitiendo debajo del brazo y añadiendo la punta de la cabeza al final de la ronda (esto fue intuitivo y nos estábamos moviendo a paso rápido).

Frases: no ser lo suficientemente brillante… sintiéndome estúpida… sintiéndome no lo suficientemente buena… no ser lo suficientemente brillante… sintiéndome estúpida… no ser lo suficientemente brillante… no podía hacer ese trabajo… soy muy estúpida para hacer ese trabajo… no tener nada que ofrecer a esos niños.

Al final de esta ronda el nivel de intensidad de Susie era un cero. Entonces utilizamos una afirmación positiva como se usa en el Método de Elección:

Elijo reconocer y aceptar que soy una mujer capaz e inteligente.

Elijo reconocer que soy inteligente.

Elijo aceptar que soy inteligente.

Elijo reconocer que tengo las habilidades de hacer cualquier trabajo que yo elija.

Elijo aceptar que tengo las habilidades de hacer cualquier trabajo que yo elija.

Elijo reconocer que puedo ayudar a otros tanto en casa como en el salón de clases.

Elijo aceptar que puedo ayudar a otros tanto en casa como en el salón de clases.

Elijo reconocer y aceptar que soy una mujer capaz e inteligente.

Elijo aceptar que mis viejas ideas acerca de mí misma ya no me sirven más y seguir adelante.

Elijo creer en mis habilidades e inteligencia.

Después de una ronda comencé a considerar el llevar a Susie hacia un tercer estadio del Método de Elecciones, aunque intuitivamente sabía que la liberación de los aspectos que la habían alterado en la entrevista estaban solucionados, el cambio en la energía había sido tangible.

Susie continuó relatando su historia, y de nuevo nos detuvimos en una escena de peso. Susie decidió llamar a su superior ‘Heather’ para pedirle ayuda. Heather le dijo a Susie en forma seca ‘sólo limpia y vuelve a vendar el área’. Le pedí a Susie que me dijera cómo se sintió inmediatamente antes de llamarla. Susie sintió que no le quedaba más que pedir ayuda. Cuando le pregunté cómo se sintió durante la llamada, me contestó que la cimbró la forma tan brusca en que la trató. Esto la dejó sintiéndose sin apoyo, ‘sentí que me dejaron sola con algo de lo que no me sentía capaz’. Su nivel de intensidad estaba en 6 en una escala del cero al 10.

Aunque no sentí apoyo…

Esta falta de apoyo… me sentía abandonada… no me sentía apoyada… nadie estaba preparado para ayudarme… me dejaron sola con la situación… completa falta de apoyo… no había apoyo… me dejaron sola… nadie estaba preparado para ayudarme.

Segunda ronda: Me dejaron sola… este enojo por no tener apoyo… Este enojo hacia Heather (su nivel de intensidad subió a 8 ó 9)… estoy furiosa con Heather… Heather pudo ayudarme pero no quiso… tal vez Heather tampoco tenía idea de qué hacer… tal vez Heather no tenía idea de qué decirme… tal vez Heather fue tan brusca porque se sentía incompetente (el nivel de intensidad ahora de 2-3)… me perdono por haberme sentido así (regresamos al punto Karate) perdono a Heather por actuar de esa forma (el nivel de intensidad bajó a cero).

De forma intuitiva le pedí a Susie que hiciera otra frase preparatoria:

Aunque sentí una total falta de control con la situación… y me perdono a mi misma y a cualquier otra persona que tenga que ver con esto.

Esta falta de control… no teniendo control sobre la situación… no sentía control sobre la situación… no sentía control en las necesidades de (nombre del cliente)… no teniendo control sobre la situación… no sintiéndome en control… sintiendo que tenía que estar en control… necesitando controlar la situación para que no sea tan estresante… necesitando estar en control para lidiar efectivamente con la situación de (nombre del cliente)… necesitando controlar las respuestas y acciones de los demás… me perdono a mi misma y a cualquier otro involucrado.

‘Eso es’, exclamó, ‘todo desapareció’. Susie dijo ya no sentir ningún enojo hacia Heather, ni desilusión hacia sí misma. Le pedí que recordara la escena. No había ninguna carga. Susie había llamado a su colega del edificio para que la apoyara con el vendaje. Había recibido ayuda y las necesidades del cliente estaban cubiertas. Con todo y que los demás miembros del grupo estaban en un descanso, Susie no había tenido ninguna reacción a esto, dijo que sus sentimientos de no haber sido apoyada habían desaparecido. Susie terminó diciendo que sintió que había necesitado controlar el medio ambiente del trabajo, que había sentido que tenía que ‘hacer todo por ella misma para que el trabajo estuviera hecho’.

Ahora se reía de la ridícula prueba a la que se había sometido, y estaba saboreando la ligereza que sentía ahora en cuanto al lugar de trabajo. Terminé preguntándole a Susie que cuándo había comenzado esa necesidad de control en el trabajo.

Aparentemente había comenzado inmediatamente después de la entrevista. Fue interesante que Susie me comentara que en realidad desde hacía años había lidiado con problemas de falta de control, y desde que recordaba se había sentido sin apoyo también. Cuando le pedí que me narrara cualquier ejemplo específico de su pasado referente a la necesidad de control, o cuando se había sentido abandonada y sin respaldo, literalmente no pudo recordar ninguno.

Se sentó delante de mí con una gran sonrisa. ‘Es como si me hubiera quedado en blanco’, me dijo ‘Simplemente no me puedo acordar’. Me dijo sentirse ‘ligera como una pluma’.

Algunos días después recibí un texto de parte de Susie de camino a su trabajo: ‘Me siento muy bien de estar de nuevo aquí, estoy disfrutando de nuevo el trabajo y a la gente’.

Así que al usar la Técnica de la Película para reproducir el evento y detenerse y hacer tapping cuando el nivel de intensidad se elevara, fuimos capaces de tratar los sentimientos de Susie de impotencia en su situación específica del trabajo. Esto nos llevó al asunto (¿lo que lo causó?) ilustrado por el escenario de la entrevista, de baja autoestima (no sentirse lo suficientemente buena, no creer en sí misma, no sentirse lo suficientemente inteligente y capaz). Siguiendo con la “Película”, pudimos ser capaces de trabajar con la frustración y enojo sentidos por la idea de no haber sido apoyada. Finalmente pudimos lidiar con el tema del control, con el que Susie había estado luchando en el trabajo desde la entrevista. Asuntos de raíz de sentimientos de falta de apoyo y necesidad de control (comúnmente relacionados) aparentemente fueron resueltos en el proceso.

Esta sesión incrementó el momento exponencial y me encontré a mí misma haciendo tapping intuitivamente sin ninguna secuencia. También de forma intuitiva sabía cuando su nivel de intensidad aumentaba y cuando disminuía. También descubrí que sabía qué decir. Definitivamente hubo un punto crucial en el que mi intuición estaba conectada con la de Susie y literalmente nos hicimos a un lado para que el trabajo pudiera ser concretado. Ambas sentimos que en esa primera sesión cayeron unos viejos árboles enormes, tal vez de forma inconsciente.

Ejemplo Dos: Alivio usando Generalización.

Hace como un año conocí a ‘Joelle’ en la universidad local, durante una conversación casual que algunos estábamos teniendo, ella comentó que había sufrido por años de severos dolores de cabeza. Sus dolores de cabeza la inhabilitaban y aproximadamente eran una vez a la semana. Como ya me iba a ir al salón de lectura y Joelle no era de las que veía con frecuencia, decidí tomarme unos minutos para ayudarla a trabajar su asunto. Joelle era escéptica, pero deseaba hacer un intento con EFT (debo mencionar que en ese momento no estaba sintiendo ninguna molestia).

Siguiendo mis indicaciones, Joelle presionó su punto de dolor mientras decía: Aunque sufro de dolores de cabeza…

Entonces hicimos tapping en todos los puntos diciendo ‘estos dolores de cabeza’. Joelle también me siguió en el proceso de la secuencia del 9-gama. Como ya tenía que irme, le dí a Joelle mi tarjeta para que si quería me llamara. Habíamos terminado una ronda completa, incluyendo el 9-gama.

Me había olvidado completamente de aquello, y hace como 3 ó 4 meses recibí un email de Joelle diciendo que ya no había experimentado ningún dolor de cabeza desde que nos vimos y tuvimos nuestra breve introducción de EFT. Aseguró que no había hecho ‘nada diferente’ y que no estaba bajo ninguna medicación profiláctica, y que no había intentado ninguna otra ronda de EFT desde que nos vimos aquella vez en el café de la universidad. También aseguró que no había tenido ningún cambio en su estilo de vida o situación, y que no podía pensar en ninguna otra razón por la que no le doliera la cabeza que no fuera EFT.

En mi primer ejemplo destaqué los asuntos que pueden ocurrir cuando nos ponemos específicos, nombramos lo que encontramos y liberamos los asuntos de raíz que normalmente son los responsables de la angustia. Desde mi experiencia, y por reportes de varios practicantes de EFT, incluyendo a Gary, ser específicos normalmente es la llave para encontrar y tratar los asuntos de raíz.

Con todo y eso, en este ejemplo, la más general y breve sesión de EFT parece haber sido el factor curativo para las frecuentes y duraderas molestias de una persona. Mientras que sigo apreciando el valor del ser específico, la versatilidad y efectividad de EFT me recuerda, como diría Gary, que estamos en la ‘planta baja de un edificio alto de curación’, algo muy excitante.

Bendiciones
Helen P Bressler

Traducido por Laty Naime - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

InEnglish.gif