Un método ingenioso para dar al asunto de raíz

Timothy Hayes nos ofrece esta sugerencia muy útil para llegar al fondo de las verdaderas raíces de lo que molesta a nuestros clientes. Aunque su técnica se enfoca en nuestras respuestas cuando nos encontramos disgustados con alguien, la idea tiene una aplicación mucho más amplia. Usa tu creatividad y veras que tan lejos te puede llevar.
Por Timothy J. Hayes, D.Psic.

Estimado Gary,

Soy psicólogo y he estado aplicando EFT con gran éxito por casi dos años y se lo enseño a todos mis pacientes que son receptivos. Hace poco asistí a una conferencia dada por el Dr. Michael Ryce titulada: ¿Por qué me está sucediendo esto otra vez?

En esa conferencia el Dr. Ryce sugirió que para acelerar nuestro propio proceso de crecimiento, en un pliegue de papel hagas una columna y anotes a toda persona que alguna vez te ha ofendido. Después haz otra columna y anota lo que cada persona te ha hecho para ofenderte. Por fin, haz una tercera columna y anota el consejo que le darías a ese individuo quien te ofendió. Cuando terminas las tres columnas, regresa a la primera columna y borra todos los nombres anotados y escribe tu propio nombre. Ahora sigue tu propio consejo que le diste.

Recientemente tuve un paciente que se encontraba por varios días extremadamente disgustado con alguien. Hablamos sobre la situación e hicimos tapping pero solo tuvimos un éxito marginal. Le sugerí a mi paciente que identificara qué fue lo que esta persona había hecho que le molestaba tanto. Hablamos de los rasgos que este individuo manifestaba que ofendían tanto a mi paciente.

Mi paciente se dio cuenta que lo que le molestaba tanto era que esta persona había sido tan "impaciente." Le pedí a mi paciente que pensara en una situación de su vida donde él había sido impaciente. Se molestó que yo hiciera semejante sugerencia, pero pronto se dio cuenta de que había un patrón fuerte en su trabajo del cual él estaba disgustado con sí mismo por responder con tanta impaciencia.

Le pedí que hiciera tapping sobre Aunque soy tan impaciente en mi trabajo, y después de dos rondas de tapping, su nivel de molestia bajó a cero en una escala de 10. Pero cuando le pedí a mi paciente que se enfocara en la otra persona, cuyo comportamiento había sido tan ofensivo, descubrió que no sentía emociones negativas asociadas con esa persona o el evento que le estaba molestando por días.

Este proceso nos ayuda a reconocer explícitamente que cada emoción que tengo es algo que he creado donde que varias personas y situaciones que me disgustan, están sencillamente resonando con esos temas sin resolver que residen dentro de mí. La otra persona o situación no es lo que me hace sentir ofendido, enojado, triste o insultado, sino que la otra persona o situación es sencillamente un estimulo que provocan estas energías emocionales o pensamientos dentro de mi.

Esto me ha funcionado ya varias veces y encuentro que el proceso es más rápido y obtiene resultados más eficaz que tapping sobre estar enojado u ofendido debido a una situación o algo que otra persona ha hecho. Una vez identifico la acción o el rasgo en la otra persona que me ocasiona disgusto, y hago conexión con lo que yo he hecho, o estoy haciendo, o que con lo que no estoy de acuerdo, me encontraré en contacto directo con la asunto, memoria, o emoción en mí mismo y es lo que necesito soltar o resolver. Este proceso consistentemente ha ahorrado rondas de tapping y en un caso, facilitó una resolución aun cuando un paciente se encontraba desesperadamente bloqueado.

¡Gracias por leer!

Timothy J. Hayes, D.Psic.

Traducido por MMc

InEnglish.gif