Hacer tapping con la intención


El Dr. Greg Nicosia nos informa del éxito que ha obtenido haciendo tapping mediante la imaginación o la intención. Creo que sus comentarios os parecerán inspiradores.
Por el Dr. Greg Nicosia

Una de las habilidades que imparto en el seminario de Diagnóstico Avanzado consiste en tocar mediante la intención. Se trata de una cuestión que ha salido a la luz en Denver recientemente, a raíz del comentario de Harry Corsover acerca de tratar el proverbial caso del niño que llora en un avión.

Es algo que muchos hemos hecho, con éxito considerable. También he llevado a cabo el tratamiento mediante la intención por teléfono en múltiples ocasiones, en el transcurso de una consulta con el paciente de otro médico. En el caso de un paciente, no sería ético tratarle sin obtener previamente su autorización. Sin embargo, en el caso del niño del avión, no está tan claro. Por mi parte, considero que utilizo mis pensamientos en beneficio del niño y no simplemente para que deje de llorar, ya que es posible que, en algunos casos, el llanto sea adaptativo o importante para su supervivencia.

Llegados a este punto, recuerdo una historia que me contó Carolyn Myss, y que le fue narrada por una señora implicada en un terrible accidente de coche, que tuvo una experiencia extracorpórea. Comenta que oía a una pareja que se encontraba en otro vehículo lamentarse de que iban a llegar tarde al teatro porque el siniestro les estaba retrasando, cuando, de repente, vio un rayo de luz que caía de lleno sobre el coche en el que yacía su cuerpo inerte. Siguió la luz con la mirada y vio que procedía de un coche situado unas 5 filas por detrás y quiso saber quién se hallaba en el interior del vehículo. De repente, se halló en el interior del coche en cuestión, al lado de una mujer que estaba rezando por la gente implicada en el siniestro. Escuchó entonces una voz que le decía que debía regresar a su cuerpo, pero se resistió, porque quería ver la matrícula del coche en el que estaba rezando la mujer; se encontró entonces viendo el vehículo por detrás y pudo leer la matrícula. Se despertó en el hospital unos días más tarde, y permaneció ingresada largo tiempo para recuperarse de las graves heridas que había sufrido; cuando salió del hospital, localizó la dirección de la propietaria del coche gracias a que recordaba la matrícula del vehículo. Le trajo flores a la mujer y le dio las gracias por sus plegarias, pues sentía que había contribuido a salvarle la vida.

Nuestros pensamientos son poderosos y pueden servir al bien supremo con grandes resultados. También me gustaría señalar que vi cómo un terapeuta novato en el ámbito del método de tocar con la intención del trabajo con el pensamiento utilizaba con escepticismo el pensamiento en un restaurante para hacer que las personas tuvieran que ir al servicio una y otra vez para orinar. Funcionó. Tanto él como su compañero quedaron sorprendidos por su experimento y me llevaron a su mesa para que fuera testigo de los continuos resultados del mismo. Realmente, era capaz de seleccionar previamente a individuos y hacer que tuvieran que ir al servicio. ¡Hizo incluso que la misma persona tuviera que ir varias veces! Nos pusimos a debatir entonces acerca de las implicaciones éticas de un experimento de esta índole y acerca del hecho de que una persona con malas intenciones no se preocuparía por la ética. Todo este campo abre la puerta a muchas cuestiones no abordadas, semejantes a las que surgieron cuando las nuevas biotecnologías permitieron la clonación y el uso de células madre para crear nuevas formas de vida. Está claro que yo no tengo las respuestas a cuestiones de este tipo, pero me parece razonable crear un debate para abordarlas.

Supongo que el siguiente paso consistirá en demostrar que este método puede reproducirse de forma eficaz puesto que, en estos momentos, creo que un comité ético simplemente consideraría que se trata de pensamiento ilusorio. Estoy a punto de terminar un libro que ofrecerá una base científica a las psicoterapias energéticas, así como al hecho de tocar con la intención, y espero que esto nos proporcione una base más sólida. Entretanto, continuaré con el tipo de diagnóstico y de tratamiento que imparto, conducentes al desarrollo de la habilidad de tocar a través de la intención, a los pocos valientes que comparten la misma mente y espíritu.

Dr. Greg Nicosia

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

InEnglish.gif