Utilizando películas para mejorar y probar nuestro trabajo

Silvia Hartmann-Kent (del Reino Unido) nos trae una idea de calidad (utilizar películas) para encontrar aspectos, escarbando asuntos de relevancia y probar nuestro trabajo.

He utilizado esta idea yo mismo con grandes resultados. Por ejemplo, en alguna ocasión le pregunté a un hombre afroamericano (que tenía muchos asuntos irresueltos asociados a la esclavitud) si él había en alguna ocasión visto la serie de TV “Raíces” (la cual contenía conductas anglosajonas atroces para con la gente negra cuando la esclavitud aun existía). El mencionó que no podía debido a todas las emociones negativas y temores que generaba. Entonces procedí a aplicar EFT en el teléfono para este y otros asuntos de importancia.

Después de varias sesiones, no tenia ninguna objeción en rentar “Raíces” y ver la serie entera. En lugar de la usual respuesta de temor, él reportó sentirse con un sentimiento de orgullo por su raza y todo lo que tuvieron que soportar. En este caso, mirar una película ofreció una peculiar prueba del trabajo que realizamos.

Las películas ofrecen muchas posibilidades. Por ejemplo, los veteranos de guerra traumatizados podrían ver Salvando al Soldado Ryan o las escenas de guerra de Forest Gump como una forma de probar lo completo del proceso que se llevo a cabo con EFT. Quien tiene fobia a las serpientes puede ver la escena de las víboras de En busca del Arca Pérdida con el mismo propósito. Existen muchas películas que proyectan violaciones, culpa y dolor que ofrecen excelentes apoyos en nuestro trabajo. Más aún, todas están en video y pueden ser vistas y vueltas a ver en casa o la oficina. Quien practica EFT profesionalmente, podría considerar tener una librería de películas como apoyo al ayudar a sus clientes.

Le debemos nuestra gratitud a Silvia por sus descubrimientos.
Yendo a las películas
por Silvia Hartmann-Kent

¿Que no es extraño como varios problemas y sus situaciones parecería que llegan en oleadas? En ocasiones encuentro que un cliente que llega a mí con el más singular de los problemas, que rara vez he visto o jamás he encontrado, y antes de que termine la semana, tres situaciones semejantes más se han aparecido como por arte de magia.

Hace un par de semanas estaba hablando por teléfono con un hombre joven que ha estado seriamente deprimido desde que era bastante joven (entre 9 y 10 años de edad) y que ha estado haciendo tapping religiosamente por aproximadamente un año. Esto le ha ayudado en alguna proporción al grado que ha podido lograr un trabajo de medio tiempo. Pero, como él lo pone, la depresión “aun estaba rondando al grado que podía alcanzarla con mi brazo”.

Sin ninguna razón, empecé a platicar sobre Star Trek y, en particular, Deep Space 9 que es mi favorita. El me comentó que dejó de verla después de ver un episodio en el que estaban involucrados el Capitán Sisco y su hijo, que lo había alterado terriblemente, tanto que había estado llorando por tres días después de verlo.

Es mi opinión de mucho tiempo que las películas y TV son los más maravillosos apoyos en el desarrollo personal, ya que tus gustos y aversiones son claramente reflejados a ti mismo a través de tus respuestas emocionales a lo que se transmite en la pantalla de plata. Muchas veces nuestras más profundas molestias, temores y las distintas manifestaciones de emociones a las que no podemos ponerles un nombre están fuera de nuestro alcance durante nuestra vida diaria; están ocultas de manera que no tengamos que lidiar con ellas y que no sepamos que tenemos estas emociones.

Entonces miramos un programa de TV o una película y de pronto – ¡ahí están!- reveladas, haciendo de nuestro conocimiento su presencia junto con su deseo de llamar nuestra atención.

¡Que perfecta oportunidad de trabajar con EFT! ¡Que maravilloso y directo vínculo con un sistema con el que es sumamente difícil de contactar cuando lo buscamos desde la mente consciente pensando en él o queriendo describirlo con palabras!

Me entusiasmé mucho cuando este joven mencionó su reacción al episodio de DS9. El recordaba claramente el nombre del capítulo y le sugerí inclusive que considerara conseguir una copia en el videoclub –afortunadamente- ahí los almacenan todos los capítulos y si no lo tienen en el mostrador, los pueden mandan pedir para uno.

Este joven hombre, sin embargo, no estaba muy emocionado con la idea de llorar por otros tres días y detonar otro ciclo de meses de una obscura depresión.

Así que tuvimos que retroceder y empezar con preparaciones para equilibrarlo con la idea de ir a la tienda de video en primer lugar. Esto nos tomó tres rondas de EFT convencional hasta que logramos que estuviera cómodo y deseoso de liberarse de todas esas emociones. Le hice prometer que de ninguna manera se “forzaría a si mismo” en ninguna etapa del proceso, por ejemplo, al ir a la tienda, buscar la película, encontrarla, tomarla, llevarla a casa y el considerar verla de nuevo. Nos dio su palabra y terminamos la conversación. Esperé a que hubiese novedades.

Mientras tanto, y solo un día después, otra dama mencionó el haber sufrido de una muy intensa respuesta emocional al ver recientemente la película “Ojos Bien Cerrados”, una sensación nauseabunda que se fue intensificando conforme la historia se desarrollaba y se volvió tan incomoda y físicamente tan molesta que tuvo que apagar el video. Lo devolvió tan pronto como pudo por que “No quería siquiera tenerla en mi casa”. A esta dama, le interesa el desarrollo humano y es una experta en EFT y terapeuta, así que después de una platica conmigo, se puso a trabajar inmediatamente y en la mañana siguiente rentó de nuevo la película.

Ella tuvo que efectuar tapping antes de ponerla en el reproductor, utilizando frases como…

“Aunque estoy temerosa de lo que voy a encontrar sobre yo misma…”
“Aunque esto me hace sentir incomoda…”
“Aunque no quiero sentir de nuevo esta molestia…”

Entonces ella reporta lo siguiente: “Estaba sentada lista con mi mano en el punto sensible y en la medida en que cualquier cosa surgiera, efectuaba tapping. Algunas escenas las regresé e hice tapping varias veces y era muy interesante ver como si las emociones quisieran ser liberadas- cada vez, sólo tomó media ronda aproximadamente para bajar la emoción a cero. No hubo resistencia alguna, era como si mi mente inconsciente estuviese cooperando completamente e hiciésemos esto juntas.

Esto, claro, es la maravilla de EFT. El hecho que no importe que tan intensa o desagradable sean las emociones que se asociaron a ciertas áreas de la vida, pueden ser liberadas fácilmente, especialmente cuando entras en contacto con ellas.

El video “Con los Ojos Bien Cerrados” le dio en el clavo en los asuntos vigentes de esta dama con gran exactitud y a diferentes niveles a la vez, lo que hace éste un momento perfecto para soltar las emociones. El hecho de que haya tenido total control sobre los eventos (1) poder detener la película en cualquier momento en que se haya vuelto demasiado incomodo, (2) Pausar en ciertas escenas clave y (3) regresarla de nuevo y volver a verlas si fuese necesario para verificar cualquier aspecto que necesite mas trabajo, le era muy atractivo y claro, desde mi punto de vista es una aplicación terapéutica perfecta.

Finalmente, ser capaz de ver la película en su totalidad y lograr un completo nuevo punto de vista de los eventos conforme se suscitan es una brillante prueba real para asegurarte que has encontrado todos los aspectos y que has verdaderamente cambiado tu mentalidad al respecto.

El hombre joven también se hizo de su película y vivió casi las mismas etapas que la señora había vivido. Parece muy natural efectuar de esta forma el trabajo emocional ya que uno es guiado por sus sensaciones y emociones mientras vas trabajando con ellas, no en contra de ellas. El reportó un profundo sentir de alivio a pesar de algo de llanto y ver esta película por partes a lo largo de varios días en lugar de hacerlo en una sola vez. El dijo que probablemente fue la experiencia más profunda de desarrollo personal que ha tenido.

Como comentario final, Yo sugeriría que éste es un excelente medio para trabajar controlada y seguramente con material de la mente inconsciente. Es excelente para terapeutas también, porque preguntar sobre los temas de las películas y programas de TV que han producido reacciones en el pasado puede ser un muy valioso punto de entrada a las áreas del inconsciente. En terapia, por ejemplo, con otra persona, le preguntarías al cliente que describa la escena que disparó la respuesta emocional, volviéndote el reproductor de video conforme detienen, adelantas, regresas y reproduces de nuevo la película para probar los resultados.

Silvia Hartmann-Kent

Traducido por Jorge Carrillo Ir al Sitio WEB de Jorge