Algunas reflexiones acerca EFT en sustitución (a distancia).

Hola a todos,

Tam Llewellyn-Edwards, del Reino Unido da sus bien pensadas reflexiones en relación con el permiso para hacer EFT en sustitución. Para más ideas sobre este tema también puedes leer mis opiniones.
Por el Dr. Tam Llewellyn-Edwards, EFT Cert-Honors

¿Qué es lo que realmente necesitan?

Cuando los clientes se acercan no siempre nos dicen lo que necesitan y, de hecho, no siempre saben cuál es el verdadero problema. Aquí está un informe de Jean (no es su nombre real) que presentó pidiendo EFT en sustitución a distancia para su hermano, Peter. El problema real era muy diferente.

Este caso plantea la cuestión de la ética de la utilización de EFT en sustitución a distancia sobre un individuo, sin tener previamente su permiso, y también pone de manifiesto la importancia de examinar en profundidad el problema para buscar la verdadera causa raíz.

Jean, una practicante de EFT, buscaba tratamiento para su hermano, quien desde hace algunos años ha venido sufriendo una serie de graves y prolongadas infecciones de garganta.

Ella le había ofrecido EFT (y otras terapias), pero él siempre había rechazado el tratamiento - a veces bastante enérgicamente. Jean había decidido, de todos modos, dar el tratamiento de sustitución, pero ese tratamiento por sustitución había fracasado y ella había recurrido a mí para proporcionar tratamiento de sustitución a distancia para su hermano. Es evidente que ni ella ni yo teníamos el permiso de su hermano para dar el tratamiento de sustitución, pero con igual claridad su hermano necesitaba ayuda.

Cuando Jean vino a mi oficina, la primera pregunta fue una de ética. Como ninguno de nosotros tenía permiso tratar a Peter, ¿teníamos derecho aún a intentarlo, y funcionaría el tratamiento cuando se aplicó sin su permiso?

Nunca puede haber una respuesta clara a esta pregunta, que debe dejarse al terapeuta, pero en algunos casos es claramente correcto dar tratamiento por sustitución a distancia sin el permiso del sujeto, mientras que, igualmente, en otros casos es evidentemente incorrecto. Por ejemplo, en el caso de un bebé gravemente enfermo en una incubadora, sería totalmente correcto para la madre dar tratamiento a distancia y sin permiso. Por otra parte, sería totalmente erróneo dar tratamiento de sustitución a distancia a tu jefe en un intento de hacer que perdone tu incompetencia pasada y te de un ascenso.

Hay una enorme zona gris entre esos dos extremos y es en esa zona gris donde encontraremos la mayoría de los casos que les presentamos. En estos casos, a menudo inicio el tratamiento a distancia con la oración: "Si es por el mayor bien - que sea. Si no, permite que el tratamiento vaya a quien lo necesite y desee recibirlo".

¿Qué pasa con el caso en cuestión? El hermano, Peter, se había negado al tratamiento y era un adulto competente, que en mi opinión, tiene el derecho a rechazar el tratamiento, si ese era su deseo. No estaba en mí juzgar por qué él no quería tratamiento ni involucrarme en su vida sin su permiso. Jean y yo hicimos una sesión por sustitución a distancia para Peter, con la advertencia anterior, pero en la charla que tuve con Jean previo a ello, estaba claro que había un profundo compromiso personal con el problema.

Jean se sintió agraviada y un poco amargada por el rechazo de su hermano a su oferta de tratamiento, e hicimos la frase de que era "sólo un hombre". Jean relacionó su razonamiento detrás de esta idea. Parece que en la vida había sido rechazada por los hombres un gran número de veces. Por su ex marido que la había abandonado, por un precoz prometido quien la había plantado (y por mí - un terapeuta varón - que se había negado a ayudarle a dar tratamiento a distancia a su hermano necesitado). Ella esperaba el rechazo por parte de los hombres, y eso es lo que obtenía. Evidentemente aquí había un problema sobre el que valía la pena hacer tapping.

Hicimos una sesión completa trabajando estos rechazos, uno por uno – derribando una tras otra las patas de la mesa, pero cada vez que terminábamos un caso surgía otro. Finalmente apareció la causa. De niños pequeños Jean, Peter y otra hermana, Judy, se encontraban en una familia disfuncional, con un padre violento y una madre alcohólica. Cuando los tres niños estaban todos por debajo de la edad escolar, el padre abandonó a la familia dejando a los niños al poco acogedor cuidado de la madre alcohólica. Jean (la mayor de los tres hijos) nunca había perdonado a su padre por este 'rechazo' - como ella lo vio.

Esta era la causa fundamental de los problemas de Jean de ser rechazada por los hombres. Era lo que esperaba y era lo que recibía. EFT fácilmente despejó este sentimiento y Jean vio que su padre había estado "haciendo lo mejor que podía' y fue perdonado.

La hermana menor de Jean, Judy, mantenía la misma noción de rechazo por los hombres. Ella se había trasladado a Australia a raíz de tal rechazo. Judy, sin embargo, estaba feliz de aceptar el tratamiento de sustitución a distancia de su hermana mayor y le informó que también ella había perdonado y era mucho más feliz y positiva en su vida.

Estoy dispuesto a tratar a Peter, ya sea a distancia o cara a cara, en cuanto él sienta que es el momento adecuado, pero ese momento aún no ha llegado.

Dr. Tam Llewellyn-Edwards, EFT Cert-Honors

Traducido por Gustavo A. Fiorentini - Ir a su Sitio WEB

InEnglish.gif