Emoción y Percepción: EFT las hace un camino de doble vía

Lean este interesante concepto planteado por Gwyneth Moss, del Reino Unido. Ella dice, “En este artículo vamos a considerar cómo, con EFT, la idea de que “la emoción sigue a la percepción” es realmente un camino de doble vía y por lo tanto vemos con frecuencia la inversa, es decir, que “la percepción sigue a la emoción”.”

Por Gwyneth Moss, EFT Cert-Honors

Aaron Beck, uno de los padres fundadores de la terapia de comportamiento cognitivo dijo que “la emoción sigue a la percepción”, significando que la forma en que nos sentimos acerca de una situación es el resultado de la forma en que la percibimos. En este artículo vamos a considerar cómo, con EFT, la idea de que “la emoción sigue a la percepción” es realmente un camino de doble vía y por lo tanto vemos con frecuencia la inversa, es decir, que “la percepción sigue a la emoción”.

Todos nosotros podemos percibir una situación de una manera y encontrarnos en las garras de una fuerte emoción que cambia tan pronto como obtenemos más información y una percepción más fresca. Ayer vi a un par de adolescentes dando vueltas alrededor de mi auto, mirando debajo de él, y sentí una oleada de ira mezclada con miedo. Mi auto fue ya una vez objeto de vandalismo, y ahora aquí estaban los culpables, justo frente a mi casa. Corrí afuera y cuando estaba a punto de gritar, uno de los muchachos me miró y apuntando al auto dijo: “nuestra gatita, se escapó”. Asustada, bajo el carro, había una bola de piel color gris. Mi percepción de la situación cambió en un instante y mis emociones cambiaron de la ira y el miedo a una mezcla de compasión y ternura. Enseguida traje una frazada para ayudar a los muchachos a rescatar a la asustada mascota.

Nuestros cerebros son órganos constructores de significados. Cualquier información que llegue a través de los canales de nuestros diferentes sentidos, nuestros cerebros van a buscar patrones de información de experiencias anteriores que coincidan en algo con la nueva información y la van a usar para crear percepciones o expectativas del futuro. Las emociones siguen estas expectativas. Este es el proceso que nos permite conocer nuestro mundo. Sin embargo, como dice la letra chica en las ventas de inversiones, “resultados anteriores no sirven de guía para ganancias futuras”. Cuando estamos viviendo una emoción es como si nuestra atención estuviera encerrada en una visión estrecha y nosotros bloqueados en la expectativa emocional (lo que sucedió en el pasado) sin poder ver la imagen completa (de lo que está sucediendo actualmente).

Cuando doy talleres de EFT, con frecuencia uso la metáfora de que, como terapeutas somos como los perros guías para una persona ciega. No es tarea del perro guía decidir adonde ir: la tarea del perro guía es cruzar la calle sin peligro. Para darles un ejemplo, recientemente trabajé con una mujer, Sue, que reaccionaba con un masivo resentimiento cada vez que oía la voz de su hermana en el teléfono. Sue había evitado a su hermana casi toda su vida de adulta. Sin embargo, las dos estaban tratando de solucionar el cuidado de su padre, que estaba muy viejito, y las conversaciones se hacían cada vez más frecuentes. Cada noche Sue se encontraba a sí misma cada vez más ansiosa, ansiedad que calmaba tomando vino tinto, anticipando la llamada de su hermana. De manera agitada, y con una carga de frustración, Sue me dijo: “Ella es tan mala, una perra de primera categoría, usa ese tonito conmigo, como desmereciéndome, tratándome como a un bebé, y yo comienzo a hervir de rabia y no puedo escuchar una palabra de lo que me dice y así no llegamos a ningún lado.”

Le presenté EFT a Sue e hicimos una ronda con “Aun cuando la voz de mi hermana me hace hervir…” Cuando terminamos el tapping hice una pausa y le dije: “toma una respiración profunda y dime qué te viene a la mente.” Sue se relajó ligeramente y dijo, “Ella ha trabajado tanto tiempo en una oficina de impuestos, está tan acostumbrada a decirle a la gente lo que tiene que hacer, que probablemente no sabe como ser agradable. Si yo no estuviera tan dolida sentiría lástima por ella.” La percepción de Sue había cambiado y su intensidad emocional de 10 había bajado a 7 y pasó de ser rabia a ser dolor.

Hicimos entonces otra ronda con “Aun cuando me duele que mi hermana use ese tono insultante de voz de “oficina de impuestos”… y otra vez le pedí que respirara hondo y me dijera qué le venía a la mente. Ahora lucía mucho más calma y se recostó en su silla. Me dijo que cuando ella tenía 11 años y su hermana 16, su mamá había muerto y su padre cayó en una depresión profunda. Su hermana había asumido la responsabilidad de toda la casa aun cuando sus cuatro hermanos menores no le hicieron el trabajo fácil. Hicimos tapping con varios eventos específicos de esa época, con sentirse asustada, humillada y culpable y después de cada ronda hacíamos una pausa y le daba a Sue la oportunidad de expresar sus sentimientos y pensamientos.

Mirándola y escuchándola era evidente que la percepción de su hermana estaba cambiando. De una visión estrecha de “es una perra de primera categoría”, Sue se fue abriendo a una imagen más amplia, entendiendo cómo fue la situación para su hermana cuando su madre murió, y bastante espontáneamente dijo: “Pobrecita, siento que quiero darle un abrazo”. A medida que las emociones de Sue cambiaban de la ira al dolor al nerviosismo a la culpa y finalmente a la calidez, también lo hacía la forma en que hablaba de su hermana. Las palabras que usaba cambiaron; recordaba las cosas en mayor detalle y la percepción completa de esta mujer, que ella había conocido de toda la vida, dejó de estar estrechamente enfocada.

Sue volvió a la semana siguiente: ella y su hermana habían hablado por teléfono una hora, durante la cual ambas rieron y lloraron. Sue encontró sorprendentemente fácil responder con humor al natural carácter mandón de su hermana y ahora estaban trabajando juntas para encontrar un lugar para su padre.

Un viejo cantante de blues de Mississippi me dijo una vez “no son las notas, señora, cualquiera puede tocar las notas, son los espacios entre ellas: eso son los blues”. Durante la sesión con Sue yo simplemente tomé las frases con más carga emocional dichas por ella y las apliqué a EFT. Luego le di a Sue el tiempo para tomar conciencia del cambio en sus sentimientos y el tiempo para expresarlos. Sue no necesitaba mucho impulso de parte mía: ella estaba conciente de sus pensamientos y sentimientos, abierta a ellos y capaz de darles una voz. No todos los clientes son así. A algunos los sentimientos les producen demasiado miedo y los pensamientos son algo que deben conservar para sí. Resulta tentador en esos casos decirles a las personas lo que nosotros pensamos, o guiarlos hacia lo que ellos deberían pensar. Pero eso sería como el perro-guía guiando al hombre ciego hacia una carnicería.

Como terapeutas de EFT nosotros podemos tener confianza en que EFT va a realizar su trabajo y que los resultados van a darse en el interior de la persona. Si nosotros elegimos bien sus propias palabras, aquellas que están en sintonía con sus emociones, entonces podemos confiar en que, a medida que hacemos tapping, la emoción va a cambiar. Es parte entonces de nuestro trabajo de perros-guías el ayudar a los clientes a encontrar las palabras y luego ayudarlos a tomar conciencia de los cambios en sus percepciones. (Estos cambios en las percepciones pertenecen a la persona misma y no nos corresponde a nosotros suministrárselos.) Para hacer esto necesitamos mantener su atención en la experiencia presente, haciendo preguntas abiertas y vagas seguidas de una larga pausa.

Preguntas como por ejemplo:

"¿Puede simplemente notar qué le viene a la mente ahora?"
"¿Y qué sabe sobre eso ahora?"
“¿Cómo está experimentando eso ahora? "
"¿Cómo podría sentirse diferente con respecto a X ahora?"
"Si eso sucediera ahora de nuevo, ¿podría hacer ahora lo que no pudo hacer antes?"

Como dijo el hombre de los blues, la magia yace entre las notas. Así, después de preguntar algo vago, denle una larga pausa, más larga de lo que puede parecer correcto, y las probabilidades son de que su cliente las llenen cuando, al igual que yo, vean al gatito debajo del carro.

Gwyneth Moss

Traducido por María Inés Sención, EFT-ADV

InEnglish.gif