Encontrar la raíz del problema

Algunas veces el problema real no es aparente cuanto empezamos a trabajar con un cliente. Existen asuntos superficiales por supuesto, pero a través de la observación y trabajo de detective, pueden sacar a la luz lo que realmente está pasando. Con referencia a esto, Tam Lewellyn del Reino Unido explora dos casos para ayudarte a encontrar asuntos de raíz.

Por Tam Llewellyn

Es importante que cuando utilizamos EFT hagamos tapping sobre el problema correcto. Esto puede parecer obvio, pero es muy fácil dejar pasar el aspecto más importante del problema – el que realmente esté manejando el malestar.

En su forma habitual, EFT requiere una “Frase Preparatoria”, en la cual el problema se descubre y declara tan precisamente como sea posible, antes de que inicie el tapping. Encontrar la Frase Preparatoria “correcta” es esencial. Yo siento que cuando EFT falla en solucionar un asunto, lo más seguro, la razón principal es porque hemos elegido el aspecto erróneo del problema o quizás hasta el problema equivocado.

Muy seguido el problema es “obvio”, pero en estos casos debemos de ser especialmente cautelosos. Si es que es tan obvio, ¿por qué no se identificó y se trató desde hace mucho? Les voy a proporcionar dos de mis propios casos para hacer más claro esto y sobre qué tan cautelosos debemos ser.

El primer caso, fue de una mujer de mediana edad, quien tenía una variedad de problemas tanto físicos como emocionales, pero todos parecían estar relacionados con su sobrepeso excesivo. La causa de su exceso de peso era obvio – ella comía mucho y hacía muy poco ejercicio.

Trabajamos en varios aspectos sobre su forma excesiva de comer y encontramos que esto estaba relacionado con eventos en su pasado y estos fueron manejados prontamente utilizando EFT y su peso cayó un poco. Sin embargo ella finalmente admitió estar “enganchada” con los Crunchie Bars (una barra de chocolate disponible en el Reino Unido). Su antojo por estos, se liberó utilizando EFT al extremo de que el solo hecho de olerlos e imaginárselos, le daba asco. Parecía que habíamos terminado el trabajo y dejé un lapso de un mes hasta su próxima cita esperando que hubiera bajado una cantidad considerable de peso para entonces y que estuviera lista para que yo trabajara en algunos de sus problemas sobresalientes.

Un mes después regresó todavía con sobre peso y todavía comiendo Crunchie Bars. Ella odiaba el olor y el sabor de Crunchie Bars pero todavía se comía como ¡cuatro o cinco al día! Pasamos una larga sesión explorando este aspecto y finalmente descubrimos que la cliente había estado en un “Club de Weight Watchers” (Club para Bajar de Peso) utilizando un plan de dieta estricto. Las Crunchie Bars estaban incluidas en la dieta como una recompensa si la persona había cumplido con su dieta y éstas estaban asociadas en la mente de la cliente como una recompensa y ella todavía se sentía feliz y recompensada comiéndolas – ¡aunque supieran horrible!

Hubiéramos tenido que hacer tapping por siempre sobre el problema del peso y otros problemas que eran causados por su excesivo sobrepeso y hubiéramos tenido pocos resultados, pero tan pronto como se relacionó las Crunchie Bars con el sentimiento de recompensa y se hizo tapping para liberarlo, fue entonces que el peso y los problemas desaparecieron.

El segundo caso, involucraba a una mujer más joven quien había sufrido de un padre que abusaba de ella físicamente y había sufrido de abuso sexual de un hermano mayor. Para terminar, fue violada por un extraño cuando era una mujer joven. Ella había perdido completamente su confianza y no se aventuraba a salir sola y aún así se ponía muy tensa cuando la acompañaban afuera.

De nuevo, los problemas eran obvios. El abuso de su padre y hermano, y la violación eran todos eventos individuales muy intensos y todos parecían ser las patas de la mesa la cual representaba su problema. Todos eran problemas ideales para EFT y muy fáciles de trabajar haciendo tapping sobre los eventos específicos, los cuales ella recordaba intensamente. La única dificultad era que ella tenía muy poca emoción cuando recordaba esos eventos. Ella había tenido muchas terapias y yo pensaba que la falta de fuertes emociones relacionadas a los eventos se debía al éxito parcial de sus terapias anteriores.

Era muy difícil aumentar sus emociones correspondientes a los eventos. Provocándola y forzándola mucho, podía sacarle lágrimas en los ojos las cuales eran fácilmente eliminadas haciendo tapping. Después de una serie de sesiones, ella podía recordar la serie de eventos claramente sin emociones y había olvidado a sus autores. Sin embargo, el miedo de estar afuera sola permanecía enorme y firme.

Cuando hablábamos sobre el perdón, siempre había alguna renuencia hacia perdonarse a sí misma. Frecuentemente éste es un factor cuando las mujeres han sufrido una agresión sexual – seguido existe un sentimiento de que la víctima fue responsable de alguna forma – a pesar de lo ilógico que eso pueda ser. Cuando trabajamos sobre este aspecto, siempre estuvo dispuesta a perdonarse a sí misma y por supuesto entendió que en verdad no había nada que perdonar y que ella no fue la causante en ninguna forma del abuso físico ni sexual que había sufrido. De todos modos, siempre existe el sentimiento de que hay algo más y el problema siempre se escondió.

Tuvimos casi una sesión completa sobre ésta área y la verdad afloró. Ella había sido golpeada por su padre y había sido golpeada hasta que paró de llorar (porque su padre creía que cualquier muestra de emoción necesitaba eliminarse). Su hermano mayor recibía el mismo trato, pero se había rebelado. Su rebelión había causado que su padre aumentara los golpes hasta que su hermano fue herido seriamente y abandonó la casa. Esto le había enseñado que debía tomar los golpes sin emociones y a no resistirse. Esto había probado ser una estrategia muy exitosa y ella aprendió a tomar los golpes sin emoción y sin resistencia.

Posteriormente, cuando fue violada, la misma política salió al juego y ella no se resistió, ni mostró ninguna emoción después del evento. En vista de esto, su familia y las autoridades al tiempo que aceptaban su historia de que había sido violada, no tomaron el asunto muy seriamente y no se prosiguió con el caso. Por consiguiente, ella se consideraba una victima natural y por lo tanto tenía miedo de exponerse a cualquier riesgo porque sabía que estaba entrenada para aceptar cualquier abuso sin ninguna resistencia o emoción. No queriendo ser abusada, simplemente no salía sin alguna protección.

Ahora que hemos encontrado cuál es el verdadero problema, ya sabía yo en donde trabajar. No fue un caso sencillo, ya que tuve que quitar una táctica de sumisión de toda la vida y emociones reprimidas y mostrar que la cliente podía estar afuera con seguridad y hacerse valer por sí misma. Sin embargo, una vez que el problema real fue identificado, la tarea fue posible.

Ahora que he demostrado el porqué el aspecto ‘obvio’ puede no ser el aspecto ‘real’ que requiera trabajarse. No puedo terminar sin ofrecer algunos consejos para evitar esta dificultad.

El primer consejo que les puedo ofrecer es observen y observen cuidadosamente. Seguido el cliente, inconscientemente, va a mencionar el área del problema. En el primer caso arriba, existe una inconsistencia obvia de que la cliente continuaba con el antojo de algo que le daba asco. En el segundo caso, la inconsistencia no era tan obvia, pero había un puntero hacia que el perdón de ella misma no había sido implementado completamente y el problema se quedó escondido.

Algunas veces la inconsistencia se identifica por alguna fuga (tales como el golpeteo del pie o una garganta apretada) o algunas veces hay inconsistencia entre la palabra y la acción (tales como decir “sí” y mover la cabeza de un lado a otro).

Si estudias los últimos ejemplos de Gary Craig sobre EFT vas a poder ver que él es menos dependiente de una Frase Preparatoria muy fluida, concisa y bien redactada; más bien se pasea alrededor de la frase del problema – expulsando basura y oro como él lo menciona. Esto puede parecer sin dirección al asar con referencia a las palabras actuales y quizás así lo sea, pero observa los ojos de Gary. Al tiempo que platica, está observando todos los movimientos y las reacciones de su cliente. Al tiempo que menciona el verdadero problema entre las ramas, él nota la reacción del cliente y se enfoca en el asunto que está causando el problema aunque el cliente no lo reconozca hasta mucho después.

Algunas veces Gary se mueve del problema obvio al preguntarle al cliente, “¿De qué te recuerda esto?” Vas a darte cuenta que él no deja de hacer tapping mientas el cliente piensa, ya que durante el pensar, el cliente va a voltear en su mente la verdadera base del problema y necesita hacer tapping al tiempo que vayan surgiendo diferentes cosas. También vas a observar qué tan detenidamente Gary observa a sus clientes mientras están pensando – buscando esa indicación inconsciente de que se han dado cuenta de cuál es el problema real. Otra táctica muy útil, cuando la “Frase preparatoria” y la “Frase Recordatoria” no están dando en el objetivo, es olvidarnos de ellas completamente por una ronda o dos y continuar con los golpeteos. Seguido el cliente entiende la raíz del problema, a pesar de que no se de cuenta y hacer tapping sin los recordatorios, a veces los saca a la luz.

Y, ¿cual es la moraleja de esta historia? Observa a tu cliente y capta la más pequeña reacción.

Dr. Tam Llewellyn-Edwards

Traducido por Mercedes Madero

InEnglish.gif