Enfrentándose al Síndrome “Para Qué Tratar”

Hola,

Algunos clientes están tan cansados de “no avanzar” después de varios años de terapia convencional, que se encuentran dudosos de probar con EFT. Maggie Adkins lo llama Síndrome de “Para Qué Tratar” y nos provee con algunas ideas muy útiles para manejarlo.

¿Qué es el Síndrome de “Para Qué Tratar”?

Uno de los retos más sutiles que se interpone en el camino de las personas que utilizan EFT sucede cuando ya han trabajado con situaciones y emociones “ad nauseum” (como dice un cliente) con otras terapias durante muchos años, y a pesar de ello aún tienen los síntomas que los llevó a la terapia en primer lugar. Intelectualmente podemos saber que EFT es diferente de otras terapias pero escuchamos nuestra mente decirnos “¿Para Qué Tratar? Nada va a cambiar esto.” “Para Qué Tratar” nos para de lograr el éxito que pudiéramos tener si usamos EFT para liberar esas viejas situaciones emocionales, eliminar ansias, cambiar esa creencia negativa, etc.

Debido a que EFT es más efectivo cuando hacemos tapping en la situación correcta, “Para Qué Tratar” puede realmente sabotear los resultados de EFT.

El primer problema es que tal vez ni siquiera hagamos EFT. La esencia de “Para Qué Tratar” es que no habrá ninguna diferencia, así que para qué hacer EFT de todas maneras. “Es una pérdida de tiempo”, nos dice la mente, y eso no nos motiva a hacer el trabajo.

El segundo problema es que haríamos tapping en lo que creemos que es la situación, pero la verdadera situación que debemos despejar es “Para Qué Tratar”.

“Para Qué Tratar” usualmente toma la forma de resistencia a “otra terapia que puede ayudar, o que puede destapar esa situación una vez más”. Si usted escucha decir a su mente “Estoy bien, puedo hacerle frente”, esa es otra forma de “Para Qué Tratar”. Decir que usted puede hacerle frente o que lo puede manejar, es una manera de rendirse, que usted cree que el problema no puede ser eliminado. Oigo a muchos clientes decir esto cuando su intensidad baja de un 10 a un 2 ó 3 en el Medidor de Intensidad. Y les sugiero, “¿Si hemos bajado a un 2 ó 3, por qué no tratamos de eliminarlo de una vez? No sé si podremos, pero ¿porqué no tratamos?” Esta es una buena sugerencia.

Ejemplos de Pensamientos de “Para Qué Tratar”

He aquí ejemplos típicos de lo que usted puede pensar si usted tiene el “Para Qué Tratar”. ¿Hay algunas de estas voces en su cabeza?

Para tratar algo que no estuvo bien en el pasado:

“¿Para qué quisiera tratar eso nuevamente? Recuerda lo que sucedió anteriormente, fue un desastre….”

Para perder peso:

“He perdido 300 libras en mi vida —y luego engordé 310. Si bajo de peso, lo volveré a ganar y volveré a odiarme nuevamente —¿para qué molestarse?

Para situaciones de relaciones:

“¿Quieres verme en una relación seria nuevamente? ¿Arriesgarme a amar nuevamente? Mejor me quedo tranquila y segura y me quedo solita mejor. Rehúso a exponerme a ser herida nuevamente. ¡No voy a pasar por lo mismo nuevamente!”

Para Fatiga Crónica, Enfermedades del Medio Ambiente, y otras condiciones crónicas:

“No te imaginas cuántas personas me han dicho que podían ayudarme y ninguna lo ha hecho. Me niego a ponerme en eso nuevamente. Es demasiado desalentador.”

Para propietarios de negocios (incluyendo los practicantes de EFT, por supuesto):

“Mira ye envié todos esos mensajes y folletos y todo el mundo SABE que tengo este negocio. No voy a seguir gastando y sintiéndome descorazonado cuando la gente no viene. Tal vez, yo no sea lo suficientemente bueno de todas maneras.”

Para Estrés Post Traumático (PTSD):

“Sí como no. ¿Sabes cuántas personas han dicho en los últimos 40 años que pueden ayudar a estos veteranos de la guerra con sus memorias? Yo solía escucharlos pero ya no. NO vuelvo a meterme en eso nuevamente. Es demasiado duro.”

Si usted tiene alguna de estas voces en su mente, probablemente tenga resistencia a practicar EFT —y sin embargo —EFT puede cambiar todo eso.

¿Como Sano Esto?

Estas voces negativas en la mente anulan la motivación para hacer EFT que puede eliminar la situación/ dolor/ creencia negativa. Pueden también desgastar la autoestima —“debo ser una falla total porque nada me ha funcionado.” Mi buena amiga, Mary Ann Michels, y excelente practicante de EFT hace la sugerencia de primero escribir todos sus pensamientos sobre “Para Qué Tratar” de los cuales esté consciente. Yo encuentro que hacer una lista puede, de hecho, ayudar cuando se trabajan este tipo de situaciones. Uno puede hacer una lista inicial y en la medida que hace tapping sobre esos pensamientos puede encontrar que pueden surgir aun más pensamientos saboteadores. ¡Pare lo que está haciendo y apúntelos! Este es uno de los milagros del proceso de EFT. Simplemente nos lleva donde debemos ir. Tenga papel y lápiz a mano. (Gracias Mary Ann por tu valiosa cooperación.)

Si hace una lista cada vez que practica EFT en usted mismo, pregúntese ¿cuál pensamiento es más poderoso en este momento? Haciendo EFT en la situación más intensa ofrece a menudo mayor alivio y mejor sanación.

Frases de EFT para “Para Qué Tratar”

Básicamente usted necesita aceptar TODAS las razones por las cuales no desea practicar EFT y hacerle tapping a esos mismos pensamientos —en sus propias palabras dentro de lo posible. He aquí algunos ejemplos de cómo usar EFT para “Para Qué Tratar”.

En el punto de Karate o en el Punto Sensible en el pecho, haga la frase preparatoria 3 veces. Con las muestras de frases recordatorias restantes usted puede alternarlas en los otros puntos de EFT o repetirlas en cada punto como describimos a continuación:

Muestra de frase preparatoria:
“Aunque ya he hecho todo lo que posible para sanar esto y no ha funcionado, y ahora no creo que nada pueda curarlo, me acepto total y profundamente.

Muestras de frases recordatorias para los otros puntos de EFT:
Nada puede curar esto, “¿Para Qué Tratar?”

Diga la Frase Recordatoria en cada punto o alterne. Si alterna puede ser algo así:

Coronilla: Nada puede curar esto
Ceja:¿Para Que Tratar?
Lado del Ojo: Nada puede sanar esto
Bajo el Ojo: ¿Para Que Tratar?
Bajo la Nariz: Nada puede sanar esto
Bajo los Labios: ¿Para Que Tratar?
Clavícula: Nada puede sanar esto
Bajo el Brazo: ¿Para Que Tratar?

Ejemplo de Frase Recordatoria:
“Aunque he tratado de deshacerme de este dolor una y otra vez con terapias mas fuertes que EFT y todavía lo tengo, me acepto total y profundamente. Siento temor de que esto no se solucione.

Ejemplo de frase Recordatoria:
Traté de eliminarlo, pero aún está ahí. Miedo a que NUNCA se quite.

Ejemplo de Frase Preparatoria: (Nombre lo que es “esto”)
Aunque he hecho lo mejor que he podido por quitarme esto y todavía está allí, yo me acepto total y profundamente. Temo a que se ponga peor, mi cuerpo está fuera de control. Me acepto total y profundamente de todas maneras. Y acepto que a veces no me acepto.

Ejemplo de Frase Recordatoria:
He tratado todo y todavía esta ahí. Cuerpo muuuuy fuera de control y temo que se ponga peor.

Ejemplo de Frase Preparatoria:
Aunque tengo temor de amar nuevamente, tal vez he aprendido algunas cosas, tal vez no tenga que ser igual una y otra vez —me acepto total y profundamente.

Ejemplo de Frase Recordatoria:
Mucho miedo, mucho miedo, miedo a amar.
Tal vez he aprendido —Tal vez puede ser mejor. Tal vez - tal vez no

Ejemplo Frase Preparatoria:
Aunque me aterra entrar en esto nuevamente —nada más ha funcionado —por qué habría de funcionar EFT, yo me acepto total y profundamente.

Frase Preparatoria —ejemplo
Terror de entrar en esto nuevamente. Nada ha funcionado. ¿Por qué habría de funcionar EFT?

Ejemplo Frase Preparatoria:
Aunque me aterra dejar mi trabajo y lanzarme, me acepto total y profundamente. Otros hacen EFT a tiempo completo —¿por qué yo no?

Ejemplo de Frase Recordatoria:
Terror de dejar mi trabajo y lanzarme. Otros lo hacen, ¿qué tengo yo de malo?

Este es un momento apropiado de usar las “partes” con EFT. Con esta técnica, usted se dirige a ambas partes de usted mismo en la misma ronda de EFT. Se dirige a la parte que quiere sanar y a la parte que tiene miedo a sanar o que por alguna razón no quiere sanar. En lugar de hacer rondas separadas, se combinan y a menudo es muy poderosa. Por favor incorpórenla en sus propias palabras donde sea posible. He aquí un ejemplo genérico.

Frase Preparatoria
Aunque parte de mí quiere eliminar esto, una parte de mí se aterra de ir allí y sentir todos esos sentimientos nuevamente. Yo me acepto total y profundamente de todas maneras.

Se puede alternar la siguiente Frase Recordatoria aunque no lo haya hecho previamente: Parte de mí quiere sanar. Parte de mí está aterrada.

Agregando Perdón

Luego de hacer varias rondas de EFT podría introducirse el perdón. El momento apropiado depende de cada uno y puede usar su intuición para saber cuando usarlo. Podría decir algo así como:

“Me perdono por cualquier cosa que yo pueda haber dicho/ pensado/ hecho, por contribuir a este problema, como quiera llamarle.

Puede expandir el perdón e incluir algo así como:
“Perdono a cualquiera que pudiese haber contribuido a este problema.”

Si cree en Dios, puede agregar:
“Perdono a cualquiera que pudiese haber contribuido a esto, inclusive a Dios.”

Agregue las frases de perdón donde usted quiera. Pueden agregarse como parte de la Frase Preparatoria o en cualquiera de los demás puntos de EFT.

Traumas/ Situaciones Específicos

El hacer este trabajo, puede llevarle a eventos específicos o traumas que son los que se quieren sanar para empezar. Recuerde que tratar de sanarlos en el pasado es probablemente la razón por la que tiene el síndrome de “Para Qué Tratar”. Empiece a trabajar con su lista de frases de “Para Qué Tratar” y vea a dónde le llevan. En la medida en que va soltando “Para Qué Tratar”, puede entonces proceder a hacer EFT con mayor motivación en aquellas situaciones y problemas que usted deseaba sanar desde el inicio.

Resumen

Si usted tiene el síndrome de “Para Qué Tratar” y aún está leyendo esto, puede ser el momento de arriesgarse y verificar por sí mismo si EFT puede lograr un cambio en esas condiciones ya viejas. Por supuesto que basamos nuestras verdades en experiencias pasadas. Sin embargo, con el advenimiento de EFT, han cambiado muchas cosas y ya no es válido rendirse y decir, “Esto es lo que es. Es demasiado complicado para poder hacer algo para cambiarlo.”

Ahora podemos tomar esos problemas y situaciones que pensamos que debemos de “aguantar” y simplemente hacerles frente con EFT. Las probabilidades son que podemos hacer mucho más que meramente aguantar. Probablemente podemos soltar las cadenas a nuestros pasados y continuar hacia nuestro Palacio de Posibilidades. Por favor vean la página web (http://www.eftmx.com/newsletter/palace-sp.html) para obtener un manuscrito extensivo en cómo utilizar EFT para afirmaciones positivas, etc.

Como en toda situación, siempre hay algún momento donde es útil solicitar ayuda de un practicante profesional. La mayoría de practicantes de EFT que conozco, dan consultas telefónicas diariamente, de manera que la distancia no tiene que jugar un papel de importancia en obtener los servicios de un terapeuta. Alrededor de un 95% de mis clientes tanto en USA como en Australia consultan conmigo por teléfono y mi experiencia es que el resultado es tan bueno como trabajar con la persona de uno a uno. Una cliente en los EEUU, recientemente me dijo: “No sabía que la intuición podía volar por medio mundo. ¡Esto es genial!”

Maggie Adkins

Traducido por
Leopoldo Proaño

InEnglish.gif