La Señora X – Un Historial de EFT

Este perspicaz artículo del Dr. Alezander Lees relata cómo utilizó EFT conjuntamente con técnicas de PNL para conectar con su clienta y ayudarles a trabajar con sus miedos y recuerdos de haberse escondido de los Nazis. Un historial muy interesante que vale la pena estudiar. Escribir al Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. y visit el sitio web del Dr. Lees.
Por Dr. Alexander R. Lees

La clienta se había negado a llenar la forma de admisión y se mantuvo igualmente firme en negarse a dar su nombre. Mi esposa Berit (ella administra nuestro negocio), creó un archivo bajo el nombre de Señora X, que he cambiado a Yana, para compartir con ustedes su historia. Nos reunimos con ella durante su tercera cita, la cual demuestra el valor de aprender y aplicar dos técnicas de PNL (moderar y seguir, y calibración) que son dos añadiduras muy útiles al aplicar EFT.

La Clienta
Observé a Yana entrar a mi oficina y, como un reloj, sus ojos barrieron el cuarto y se posaron brevemente en la librería que cubre toda la pared hasta el techo que tengo. De ahí, su próximo movimiento sería voltear hacia mí, sentarse en la silla y fijar sus ojos. Después de esto, si permanecía consistente, miraría al suelo, después al sillón y se sentaría en el lugar que estuviera más alejado de mi silla. Ciertamente, Yana siguió la misma rutina y se acomodó en el sillón.

Moderar
“Sabes” empecé a decir, “estoy pensando en deshacerme de esa librería.” Sus ojos rápidamente se encontraron con los míos y preguntó por qué.

“No sé… hay algo acerca de ella. No lo puedo describir exactamente, pero creo que debe irse.”

“Así que lo has descifrado, ¿cierto?” Ella preguntó de una manera que sugería algo de hostilidad. En lugar de contestar, miré hacia la librería, lo escaneé con la mirada arriba y abajo, así como lo haría con una persona que me hubiera ofendido de alguna manera.

“¿Qué piensas?” pregunté por fin. “No haría ninguna diferencia” dijo ella, “las memorias seguirían ahí.” Yo había pasado las primeras dos sesiones con Yana preguntándome silenciosamente la razón por la cual una mujer de 71 años, que vive sola, le pagaría a un terapeuta sólo para hablar del clima, de lo que ocurría en la sociedad y el mundo en general y se negara a dar su nombre ni nada acerca de su historia. Especialmente, con qué quería que le ayudaran.

Decidí continuar moderando y calibrándola y seguí con “sabes, tu presentas un reto interesante” dije y observé su reacción.

“Te atraen los retos, ¿cierto?” preguntó al volver a mirar la librería. Por la manera en que lo dijo, las dos últimas palabras casi parecían transmitir rechazo.

“Bien, la mayoría de las personas trabajan duro por su dinero, como estoy seguro que tu lo has hecho, pero tengo el presentimiento de que parte de ti tiene una razón por estar aquí, y es como si hubiera otra parte de ti que se resiente por ello. Si dijera que albergas un conflicto interno y que es similar a lo que he descrito, ¿qué dirías a eso?

Leer el Pensamiento
“La gente en una posición de autoridad siempre piensa que saben todo” dijo ella, “y creen que pueden tomar el mando de las cosas. ¿Qué más crees que sabes acerca de mí?

“Sé que hay algo de mi librería que no te gusta, y me pregunto si eso es cierto en el caso de todas las librerías o sólo de la mía” contesté.

Yana observó el mismo lugar en el suelo entre nosotros, y después de unos momentos de silencio suspiró y dijo “Sabes que he visto muchos terapeutas antes de venir aquí, y finalmente me di por vencida. Entonces mi amiga Gwen, que ha venido a verte varias veces, me dijo lo intuitivo que eras. Dijo que lees los pensamientos. ¿Es cierto eso?

Revisé mis pocas células grises que me quedan y finalmente dije “en mi experiencia, hay tres grupos de personas que pueden leer la mente.” Esperé y ella dijo “¿Quién?” “Las madres, las esposas y las novias,” contesté débilmente.

La repentina explosión de risa me dijo que tal vez estábamos progresando.

La historia
“Mi padre era un maestro en la universidad local” empezó a decir. “Y los Nazis habían invadido Holanda. Nuestra casa era bastante grande para ese barrio y mi papá tenía un estudio. Dos paredes estaban cubiertas con librerías. Cuando nos quitaron nuestra casa, ellos quemaron todos esos libros. Después ellos pusieron sus propios libros en las librerías. En esos libros había nombres, nombres de Judíos. Los vecinos les convencieron de que nos habíamos ido. Realmente estábamos debajo de la casa, escondidos. Estuvimos ahí por 11 días. Nuestros vecinos nos traían comida y agua, y se llevaban las cubetas que usábamos como letrinas. En la noche del onceavo día, un hombre apareció y susurró “vengan, vengan ahora.” Nos escapamos escondidos en la parte trasera de su camioneta. Verás, mi familia es Judía.”

Así que ahora sabía el significado de las librerías. Los nombres se escribían en los libros. Después de unos momentos, me di cuenta por qué no me había dado su nombre. Lo registraríamos.

Después de unos momentos de contemplación, decidí guiarla un poquito más. Para hacerlo, empecé “No creerás esto” y cambié mi posición en la silla, “pero tomé algo de entrenamiento en una técnica excepcional. Se trata de liberar sentimientos incómodos acerca de cosas como las librerías. ¿Puedo enseñarte cómo funciona?

Después de haber recibido un gesto de aprobación tentativo, caminé hacia ella y al hacerlo le pedí que observara la librería en su mente, y al hacerlo, que se diera cuenta de los sentimientos asociados con ella.

Calibración
Tan pronto como vi la misma fisiología que había notado cuando ella veía mi librería, hice una ronda corta de tapping y esperé.
“¿Y bien?” por fin dije. Yana contestó “Bien, la tuya no está tan mal (una indicación de que la generalización se estaba disipando) pero aquella que estaba allá, en la casa, todavía me molesta.”
Cuando hicimos otra ronda, esta vez con el enfoque en la librería de tu mente, aquella con los nombres en los libros. Dos rondas después, y después de charlar un poco, le recordé la librería en su mente. Viendo el cambio en su fisiología, comparada con aquellos indicadores observados con referencia a la librería antes del tapping, me sentí confiado al decir, “¿No es la mente algo maravilloso? La tuya cambió por todas esas horribles experiencias. Ahora, tu mente está cambiando otra vez, creo... ¿o no?”
“¿Cómo puede pasar eso?” preguntó asombrada “Todo lo que hiciste fue tocar algunos puntos en mi cuerpo.”

Pasamos unos momentos tras el escenario, y expliqué que es útil pensar en algunos problemas como si fueran el contenido, y la emoción como el combustible que lo impulsa. “Supongamos que un tractor fuera de control se dirigiera hacia la casa de un amigo” dije yo, y “de repente se le acaba el combustible. ¿Qué pasaría entonces?”

“Se detendría, por supuesto” dijo Yana. “Exactamente! Y de manera similar, el tapping quita el combustible, así que el problema que parecía tan amenazante antes, simplemente se detiene” terminé.

Aspectos

“Pero todavía recuerdo ese espacio bajo la casa” dijo Yana, “y todavía oigo a mi padre decir “No hagan ruido, no importa lo que pase. Su nombre será registrado en el libro.”

Distinciones más finas
Hicimos algunas rondas cortas en ambos temas, usando frases recordatorias con el sentimiento de estar en el espacio bajo la casa. Yana interrumpió para decir “era puro terror!” entonces cambiamos a la fraseología correcta, y cuando lo probamos, Yana respondió con lo reducido que era la intensidad del sentimiento.

Entonces hicimos tapping para el sentimiento de tener su nombre en el libro. A medio camino, Yana dijo “también es miedo. Me sentía responsable de todos en la familia, y que pudiera hacer algo para que registraran sus nombres en el libro.”

Un Asunto Raíz
Una vez más ajustamos la fraseología. En la primera ronda, usamos este sentimiento de ser responsable por toda la familia y seguimos esto con otra ronda usando la frase, Miedo de tener tu nombre en el libro.

Hicimos tres rondas más con pequeños ajustes de palabras, y al observarla, dije “Te estás empezando a ver un poco cansada. ¿Te gustaría parar?” El suspiro de alivio y la relajación muscular en su cara sugirieron que tal vez estaba sobrecargada y era momento de parar.

Después de algo de charla, Yana dijo “Gwen me dijo que usabas mucho el humor cuando ayudas a la gente. Sólo hemos reído una vez hoy.”

Usando el Humor
“Bueno, depende” dije yo. “Es verdad que el humor es una herramienta muy útil, pero algunas personas se ofenden cuando se usa. Tal vez piensan que la terapia y el trabajo de cambio debe ser serio, pero ya que lo has mencionado” dije cambiando de posición en la silla, “has oído de las dos rubias que entraron a un edificio?” Después de unos segundos de pausa, añadí “Pensarías que una de ellas lo habría notado.” (n.t. En inglés la expresión ‘walk into’ significa tanto ‘entrar’ como ‘tropezar’ y el chiste se avala del doble sentido.)

Yana medio rió y medio lloró. Eventualmente dijo “Es tan bueno reír otra vez. Mi nombre es ______ y puedes ponerlo en tu libro, en tu archivo o donde sea que lo pongas.” Después de acompañar a Yana a la recepción, se la presenté a Berit.

Seguimiento
Algunas sesiones después, Yana reportó que sus pesadillas (flashbacks) habían desaparecido, y que se había sentido de alguna manera más liviana y más que todo, más confiada. Entonces trabajamos sobre la pérdida de su hermano (había caído de la camioneta y fue enterrado en un campo cerca de la carretera) y en la muerte de sus padres.

“Creo que eres muy intuitivo” Yana dijo cuando se iba. “Debes usarlo más seguido.”
Le di las gracias por el comentario, pero silenciosamente mantuve la creencia de que no soy intuitivo en lo absoluto. Sin embargo, añadir conceptos como la moderación (unirse con ellos en su modelo, su entendimiento de cómo son las cosas) y usar la calibración sirve de mucho para optimizar el uso de una excelente herramienta terapéutica – EFT.

Dr. Alexander Lees

Traducido por Gisel Sotelo - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

InEnglish.gif