El Olvidado Arte de Lavar los Pies y EFT

Sabemos que los pies son un microsistema y que en ellos se refleja todo nuestro organismo. Pero parece que hay más. Nuestros pies son testigos pacientes de todo nuestro recorrido. ¿lo saben todo? Parece que contienen los registros y la información de experiencias que fueron causa de dolor y surimiento. Francisco Javier recién ha incorporado este olvidado arte previo al ejercicio de EFT y está muy sorprendido con los resultados.


Por Francisco Javier Gomez Solorio
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Quiero comentaros algo que recién he incorporado en mi terapia. Como digo es nuevo para mi, sólo llevo incorporándolo un mes o menos y os quiero dar antecedentes.
Mi padre murió el 25 de noviembre del 2011. Unos días antes de que falleciera lo vi. Estaba dormido cubierto con una sábana. Sólo le salían los pies y le dije a mi hermana: "Voy a lavarle los pies a mi papá". Ella me contesto: "lo acaban de bañar". Así que no le lave los pies.

pies

Hace cosa de un mes murió la esposa de un muy querido amigo y estábamos en el sepelio cuando lo vi agotado y hablando medio raro. Supe que tenía 2 días sin dormir y estaba realmente agobiado y fatigado por todo el evento. Le quité sus zapatos y empecé a darle un masaje en sus pies. Le pedi a alguien que me trajera un poco de agua en un vaso y le masajeaba y ponía agua. A los días me dijo que se sintió mucho mejor por el masaje.
Empecé yo con un dolor en la parte frontal de la planta del pie, justo  el área de pulmones y corazón. Ya tenía días con ese dolor cuando me llega una información sobre el Arte de lavar los pies.
La primera vez que lo hice el dolor desapareció desde la mañana y apareció poco a poco alrededor de las 3 de la tarde pero con una intensidad menor. A la segunda vez que lo hice desapareció hasta las cuatro de la tarde y ahora con una intensidad de la cuarta parte. A la tercera desapareció y al volver por la tarde fue casi imperceptible, así y así hasta que se quitó por completo.
Pero ¿qué fue lo que hice? Empecé a lavarme los pies con agua tibia-caliente. Le agregue carbonato, como a 2-3 litros, 3 cucharadas soperas topeteadas.

Ahora, antes de empezar las terapias de EFT le lavo los pies a las personas y no podéis imaginar cómo funciona todo mejor, más profundo aún y más rápido. Hoy por la tarde me dan tres galones de agua de mar. Voy a empezar a hacerlo con agua de mar y os cuento luego como me ha ido.

Más información sobre este arte: http://www.kiwani.net/pages/esp/indexspa.html

Francisco Javier Gomez Solorio.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
www.eftlatino.com