David Feinstein es un hombre brillante que ha estado en la vanguardia de los estudios que buscan explicar cómo es que funciona EFT y otras psicologías energéticas. Para aquellos que tienen inclinación científica, les fascinará este artículo recién publicado por él.

Por David Feinstein

Un obstáculo a la aceptación profesional de la creciente colección de investigaciones que demuestran la eficacia de la psicología energética, es el uso vago del término energía en el nombre del campo y su marco teórico. Este artículo explora si el concepto de “energía” es necesario para explicar plenamente los resultados clínicos que se obtienen con los tratamientos de la “psicología energética”. Se presenta evidencia de que el lograr cambios en 3 tipos de energía – señales electromagnéticos, ondas cerebrales, y campos de energía – les da a los protocolos de la psicología energética su ventaja en poder cambiar patrones añejos en el cerebro. Señales electromagnéticos que reducen la excitación por amenaza en la amígdala cerebral resultan de la estimulación de puntos de acupuntura (acupuntos). La estimulación de acupuntos también produce ondas delta que se cree despotencializan vías neuronales que mantienen el miedo maladaptativo. Mientras tanto, el concepto de campos energéticos que organizan la actividad neuronal provee una posible solución a una disyuntiva de la neurociencia. Modelos neurológicos convencionales no pueden explicar cómo las diversas actividades del cerebro que se involucran en el procesamiento de información se coordinan. Así como se ha demostrado que los campos energéticos organizan la actividad celular en la sanación de heridas, se cree que los campos energéticos organizan procesos neurológicos. La rápida resolución que se ve en la psicología energética de memorias intrusas no procesadas se atribuye, en parte, a la manera en que la estimulación de acupuntos puede impactar directamente en estos “campos organizativos”. Un modelo activo que pretende explicar los resultados del tratamiento con psicología energética contiene 3 premisas acerca de la energía electromagnética y la energía más sutil en la psicoterapia: (a) la energía es una dimensión omnipresente del cuerpo y la mente que se puede influir para impactar en cada uno de maneras deseables, (b) la energía conlleva información, y (c) las intervenciones clínicas pueden aprovechar las maneras en que los campos energéticos, a través de la resonancia, influyen en otros campos energéticos y además en la actividad neuronal.

Traducido por Gisel Sotelo – Escribir a Gisel

Clic aquí para descargar el artículo completo en formato pdf