Usted sabe que usted es adicto al café si…

Usted muele sus granos de café en su boca.

Usted duerme con sus ojos abiertos.

Usted tiene que mirar videos en velocidad rápida.

La única vez que usted se queda parado es durante un terremoto.

Usted puede tomar su propia foto a diez pies de distancia sin usar el contador de tiempo.

Usted ha gastado su tercer par de zapatos tenis esta semana.

Sus ojos permanecen abiertos cuando usted estornuda.

Usted mastica las uñas de otras personas.

La enfermera necesita una calculadora científica para tomar su pulso.

Usted es tan nervioso que la gente utiliza sus manos para mezclar sus margaritas.

Usted puede teclear sesenta palabras por minuto con sus pies.

Usted puede prender su coche sin los cables.

Usted no suda, usted se cuela.

Usted camina veinte millas en su máquina de ejercicios antes de darse cuenta que no está enchufada.

Usted se olvida de desempaquetar las barras de caramelo antes de comerlas.

Usted ha construido una ciudad miniatura con pequeños agitadores plásticos.

La gente se marea de solo mirarlo.

El café instantáneo toma demasiado tiempo.

Usted cambia canales más rápidamente sin un telecontrol.

Usted tiene una foto de su taza de café en su taza de café.

Usted puede durar más tiempo que el conejito Energizer.

Usted pone en cortocircuito los detectores de movimiento.

Usted ni siquiera espera que el agua hierva.

Sus contracciones nerviosas se registran en la escala de Richter.

Usted ayuda a su perro a perseguir su propia cola.

Usted sumerge sus dentaduras en café durante la noche.

Su kit de primeros auxilios contiene dos pintas de café con una conexión intravenosa.

Usted esquía cuesta arriba.

Usted consigue una multa por velocidad aun cuando esta estacionado.

Usted contesta a la puerta antes de que la gente golpee.

Usted no ha movido sus pestañas desde el eclipse lunar pasado.

Autor Desconocido

Traducido por Nidza Busse