Alergias múltiples están conectadas a un incidente traumático en un ascensor.

Hola David

Estando yo impartiendo un curso, como parte de la práctica le pedí a una joven que pasara al frente y me dijera sobre qué quería trabajar:

Armida se quejaba de una fuerte alergia. Al preguntarle qué la detonaba me hizo una larga lista los olores fuertes, el aire acondicionado, las multitudes, etc. Decía que era alérgica a todo. Y se le manifestaba con escurrimiento en la nariz y dificultad para respirar.

Ella se encontraba en el centro del salón junto conmigo y el resto de sus compañeros nos observaban. Calificó el grado de molestia que le ocasionaban sus múltiples alergias con 10 puntos. Empezamos a hacer tapping en el punto Karate diciendo:

“Aunque me producen alergia los olores fuertes, me amo y me apruebo completa y profundamente…”

“Aunque también me produce alergia el aire acondicionado me amo y me apruebo completa y profundamente.”

“Aunque…

No habíamos terminado la frase cuando empezó a tener dificultades en respirar y a quejarse de que todos la veían y no quería que se acercaran, (lo que no había ocurrido).

Le pregunté desde cuándo tenía esa alergia, y me dijo que hacía aproximadamente tres años. Al preguntarle qué había ocurrido en ese tiempo, se le llenaron los ojos de lágrimas, su cara empezó a reflejar mucha angustia y relató que se habían quedado encerradas en un elevador ella y una amiga, por un periodo de tiempo que no podía cuantificar pero que le pareció muy largo, y empezaron a entrar en pánico pensando que les faltaría el aire. Y su amiga se acercaba a su cara y le decía “dame tu aire”.

Cambiamos la frase preparatoria diciendo:

“Aunque sentí tanto miedo cuando estuve encerrada en ese elevador con mi amiga… me amo y me apruebo completa y profundamente.”

“Aunque temía que mi amiga me pudiera robar el aire… me amo y me apruebo completa y profundamente.”

“Aunque no puedo estar muy cerca de personas porque temo que me roben el aire… me amo y me apruebo completa y profundamente.”

Frases recordatorias:

“Me molesta esta alergia.”

“No me gusta tener personas muy cerca de mí.”

“Cuando se me acercan temo que me roben el aire…”

“Aunque no se por que los olores fuerte me producen alergia…”

Después de hacer varias rondas con esas frases recordatorias y cuando informó que su angustia bajó hasta un tres, hicimos una ronda con afirmaciones positivas:

“Aunque todavía tengo cierta molestia cuando recuerdo que estuve encerrada en el elevador… me amo y me apruebo y elijo dejar ir ese sentimiento.”

“Elijo sentirme segura y en paz.”

“Elijo disfrutar sin temor la cercanía de las personas.”

Hace aproximadamente un mes que ocurrió lo que narro y Armida me ha reportado que no le ha vuelto la alergia. Otro éxito de EFT.

Martha Ayala P

[email protected]

Tel 612 12 2 85 70

La Paz Baja California Sur