Hola a todos/a:

Tal como dice Angie en su artículo: «Los padres, profesores y cuidadores sencillamente no podemos saber todo lo que les preocupa a los niños o cómo les ha afectado emocionalmente un suceso. Al trasmitirles esta destreza a nuestros hijos se les capacita para usarla en cualquier momento y con cualquier suceso que les haya preocupado, incluso cuando la causa del estrés sea uno de sus seres queridos. Opino que EFT es una destreza vital que no debería faltarle a ningún niño.»

De Angie Muccillo BA, EFT-ADV (Licenciada en letras, EFT-avanzada)

Aún cuando EFT es una herramienta extraordinaria que padres y profesores pueden usar directamente con niños, puede que, en ocasiones, los profesores, los padres u otros adultos sean la causa del estrés en el niño.

Los niños que han aprendido a hacer tapping en sí mismos tienen la libertad de hacer tapping en lo que sea que les preocupe en un momento dado, incluso disgustos en casa o la escuela, sin tener que depender de un adulto para que les ayude a resolver el asunto. EFT permite que los niños superen disgustos diarios para que no se acumulen creando problemas mayores.

A veces los niños sencillamente no discuten sus asuntos con los adultos a causa del miedo, la vergüenza, la culpabilidad o la rabia. Los niños se enfadan con sus padres por todo tipo de motivos, aún cuando la relación sea de confianza y amor. En ocasiones esta rabia se muestra abiertamente en su comportamiento y en otras ocasiones puede que ni te des cuenta que están enfadados contigo pero puede que se manifieste por medio de alboroto.

Si tu hijo está enfadado contigo por algo que dijiste, hiciste o no hiciste y eres consciente de ello, es muy difícil lograr que hagan tapping contigo y es muy poco probable que te escuche, puesto que está enfadado contigo. Sin embargo, los niños que han aprendido a hacer tapping en sí mismos, sin la ayuda o la persuasión de un adulto, es más probable que hagan tapping en su propia rabia hacia los padres y que resuelvan el asunto, en lugar de aferrarse a él, y de este modo restauren la paz y la armonía. Si el niño es capaz de neutralizar su rabia hacia ti, entonces es muy probable que su comportamiento cambie por sí mismo, con lo que la vida de todos se vuelve más fácil.

Hacer tapping puede reforzar la unión entre niños y padres o entre alumnos y profesores, puesto que neutraliza los sentimientos negativos subyacentes que contribuyen al problema. Por ejemplo, una niña de 8 años, a la que le enseñé EFT recientemente, estaba intimidada y le tenía miedo a su profesor, debido a los arrebatos que mostraba en la clase en relación a otro alumno. Aunque ella no era la “problemática”, el miedo que le tenía afectaba cómo se sentía en clase y estaba constantemente preocupada de hacer algo que lo disgustase. Está claro que el profesor no tenía forma de saberlo y, cuando hacía lo mejor que podía para manejar al alumno revoltoso, ella interpretaba su comportamiento como intimidante y aterrador.

Su ansiedad a estar en clase iba en aumento, estaba afectando su rendimiento escolar y cada vez estaba más ansiosa ante la posibilidad de “cometer un error” y “meterse en líos”. El miedo al profesor era de 9 cuando comenzamos y se redujo a cero después de hacer varias secuencias de tapping sobre cómo la hacía sentir. También hizo tapping sobre el primer incidente, en el que el profesor sacó al niño de la clase a rastras, y sobre su miedo a cometer un error y meterse en líos. Ya no tuvo miedo y no le preocupaba más aquel incidente.

Le sugerí que hiciese tapping todos los días al terminar la escuela sobre lo que quedaba del miedo y la preocupación que tenía, o cualquier otro nuevo que surgiese, respecto a este profesor. Ahora posee la capacidad de liberar esas emociones por sí misma. ¿Cuál es el beneficio de todo esto?: una experiencia escolar más relajada, menos presión y estrés, mayor confianza en sí y la posibilidad de que vea a su profesor bajo una nueva luz, mejorando de esta forma, no sólo sus vivencias en la clase, sino que probablemente también su relación alumna-profesor. Si se hubiese dejado que su miedo ascendiese descontroladamente puede que hubiese continuado afectando su rendimiento escolar. Por medio de la intervención con EFT este ciclo se detuvo en seco y, al eliminar el miedo, la preocupación y el estrés, se ha hecho posible una experiencia más favorable al aprendizaje.

Los padres, profesores y cuidadores sencillamente no podemos saber todo lo que les preocupa a los niños o cómo les ha afectado emocionalmente un suceso. Al trasmitirles esta destreza a nuestros hijos se les capacita para usarla en cualquier momento y con cualquier suceso que les haya preocupado, incluso cuando la causa del estrés sea uno de sus seres queridos.

Opino que EFT es una destreza vital que no debería faltarle a ningún niño.

¡Chao!

Angie Muccillo BA, EFT-ADV

Traducido por Ana Saval-Badía – Escribir a Ana

InEnglish.gif