Ansiedad en los deportes, sensibilidad al calor, estar lejos de casa, soledad, miedo de los insectos. – AHEFT

Aquí hay un bello ejemplo de “Joanna” de cómo la vida de su hijo empezó a cambiar dramáticamente haciendo tapping sobre una ansiedad a la vez. Ella empezó queriendo ayudar a su hijo jugar deportes sin la ansiedad que experimentaba, luego surgieron algunos asuntos sociales, y finalmente el tapping se volvió una rutina diaria. La mejor noticia es que él ni siquiera es adulto todavía y ya ha desarrollado habilidades y confianza que algunos adultos nunca encuentran.

Por “Joanna”

Apreciado Gary,

La primera vez que usamos EFT fue con Adam (mi hijo) cuando tenía ocho años durante un béisbol veraniego. Tenía dolor de estómago con frecuencia y malestar general antes de los partidos pero quería jugar desesperadamente. Durante los partidos con frecuencia le subía la temperatura y le daban náuseas. Una vez devolvió. Habíamos atribuido la náusea a su sensibilidad al calor pero cuánto más pasaba, más parecía ansiedad. Empezamos a usar EFT antes de los partidos hacia el final de la temporada, lo cual redujo grandemente los dolores de estómago y las náuseas. La sensibilidad al calor parece que corre en mi familia.

Sin embargo, ahora que el resto de problemas están solucionados, la sensibilidad al calor es más manejable.

Cuando volvió la temporada de baloncesto, Adam (por entonces nueve años) volvió a tener síntomas de ansiedad antes de los partidos pero de veras quería jugar. Otra vez usamos EFT y de nuevo obtuvimos buenos resultados, incluso mejores que con el béisbol. Pienso que fue tanto a causa de que teníamos más práctica en encontrar las palabras que mejor funcionaban para los tratamientos (Adam era más capaz de identificar sus sentimientos) y a que el calor ya no era un factor.

Recuerdo un sábado en particular a causa de problemas dobles. Él tenía un partido de baloncesto e iba a pasar la noche con un buen amigo (el cual no había hecho mucho). Estaba muy ansioso así que pasamos unos veinte minutos haciendo varios tratamientos de EFT tanto para el partido de baloncesto como para pasar la noche fuera de casa. Al final de los veinte minutos, era como un chico diferente. Estaba lleno de energía, excitado, y libre de dolor de estómago y de otros síntomas de ansiedad. No puedo decirle lo aliviada que estaba yo, no solo por ese día en particular sino también porque había una clara esperanza de que mi hijo tuviera una vida menos estresada.

Justo después de la temporada de baloncesto, nos mudamos a una casa nueva. Hasta ese momento, Adam se despertaba cada noche después de que mi marido y yo nos habíamos ido a la cama y se arrastraba a través del hall para meterse en la cama con nosotros. Nunca le oíamos y este acuerdo para nosotros estaba bien. Habíamos tenido una cama familiar con cada uno de nuestros hijos, a veces más de uno a la vez, hasta que estaban preparados para quedarse en sus propias camas. Sin embargo, en nuestra nueva casa, los suelos crujían mucho y nos despertaba cada vez que venía. También estaba más inquieto, lo que quería decir que ninguno de nosotros dormía bien. Decidimos que ya era hora de hacer un cambio. Adam no estaba contento de ello, pero cumplió los acuerdos durante un par de semanas. Luego empezó a despertarse a causa de malos sueños. Hablamos de ellos y los tratamos, pero esto no fue suficiente. Todavía estaba asustado y durante horas no podía volver a dormirse a veces. ¡Todos nos estábamos gastando!

Finalmente, mi marido se dio cuenta hablando con él que Adam no se estaba sintiendo a gusto con la seguridad de esta nueva casa. Le explicó cómo era de segura esta casa y esto pareció que le ayudó mucho. Sin embargo, siguió despertándose por la noche y estaba despierto durante un par de horas. No estaba asustado pero no podía volver a dormir y no podía identificar sobre qué tratarle. Incluso intentamos tratarle para algo que no podíamos identificar, pero sin suerte.

Una noche, mientas estaba sentado con él, tuve esta abrumadora intuición de que se sentía solo durante la noche. Le pregunté y empezó a llorar diciendo que sí, que así se sentía. Después de darle un poco de tiempo para que realmente lo sintiera y conseguir algún confort de mi parte, decidimos intentar tratarle por sentirse solo. ¡Fue como magia! Después de eso, empezamos a ver que usar EFT con regularidad antes de irse a la cama y tratar los problemas crónicos cada noche quería decir que todos lográbamos una noche de buen sueño. Ocasionalmente puede pasar una noche, pero si pasa más de un par de noches, él se despierta otra vez.

Lo que ha sido más asombroso para mí ha sido ver a mi hijo que ahora tiene diez años, aprender a identificar sus sentimientos con tal claridad y ver su dedicación a sí mismo y su compromiso para hacer su tratamiento cada noche. Sabe cuándo necesita tratarse en otras situaciones aparte de la de irse a la cama (¡como cuando probó por sí mismo para el mareo de ir en coche!) e incluso lo sugiere a otros cuando nota su estrés.

También hemos usado la técnica BSFF (be set free fast- libérate rápido) para algunos sucesos drásticos de principios de la niñez de Adam que yo notaba que le habían dejado un residuo emocional duradero. Sus comentarios siguiendo a estos tratamientos eran que se sentía más ligero, como si le hubiesen quitado un peso de encima.

Recientemente, aprendió de mi mamá cómo hacer tratamientos instantáneos los cuales amaba. Ahora, su rutina nocturna fue cortada desde unos diez minutos a unos dos o tres. Las cosas parecían ir bien por un tiempo pero hace dos semanas empezó a andar en la noche otra vez regularmente, no asustado pero incapaz de volver a dormir otra vez durante horas. Estaba teniendo dolores de cabeza que también le tenían despierto. Sospechamos que puede necesitar gafas así que le pedimos hora para un examen de su vista.

Hace tres noches, tuve otra fuerte intuición e hice que Adam usara sus viejos métodos de tratamiento de EFT. Durmió toda la noche. De nuevo, la noche siguiente, usó EFT y de nuevo durmió toda la noche. La noche pasada se despertó una vez pero fue capaz de volver directamente a dormir, y durmió toda la noche.

Así que podemos experimentar un poco más con tratamientos instantáneos pero me pregunto si lo que pasó fue que su ansiedad era tan baja por los tratamientos regulares de EFT cuando probó la rutina instantánea que tal vez estaba que se deslizaba por su nivel de ansiedad más bajo y volvía a crecer otra vez con el paso del tiempo hasta que se volvía a despertar.

Normalmente, él es tan bueno comprobando y sabiendo si necesita tratamiento que yo no sospeché que la rutina instantánea no estaba funcionando. Solo pensé que nos estábamos perdiendo algo que necesitaba atención (u otra emoción o que necesitaba gafas). En todo caso, estamos durmiendo otra vez.

Gary, no puedo encontrar palabras para expresar mi gratitud por haber compartido esta técnica con el mundo. Sé que ha ayudado a Adam a tener una vida menos estresada que no solo le afecta a él sino también al resto de nosotros. Él va a crecer muy consciente y en sintonía consigo mismo.

En lo referente a las otras maneras en las que hemos usado EFT con nuestros otros hijos, han sido más aisladas pero igual de efectivas. Emily (siete años) a veces tiene un miedo intenso de los insectos para el cual EFT es muy útil. Ella también lo ha usado para tratarse a sí misma cuando ha tenido malos sueños. Es como accionar un interruptor para verla pasar de estar aterrorizada a estar feliz y volver a la cama y volverse a dormir.

David, trece años, ha usado EFT durante el béisbol pero por motivos diferentes que Adam. Fue golpeado por un lanzamiento en un partido y luego ha tenido dificultad para quedarse en el cajón del bateador si cualquier cosa parecía estar cerca de él. Usando EFT, se redujo la ansiedad en gran manera y fue más capaz de estarse ahí. No entiende cómo funciona EFT y esto le preocupa, pero encuentra que de todos modos, funciona.

Bueno,¡ahora ya estoy bastante exprimida! También he querido poner todo esto en papel yo misma y nunca me había tomado el tiempo para sentarme y hacerlo.

¡Gracias otra vez por haber propagado este maravilloso trabajo!

“Joanna” (apellido ocultado para mantener la privacidad)

Traducido por Juan Carlos Vega Escribir a Juan Carlos

InEnglish.gif

Deja un comentario