Aprobar un examen de manejo utilizando EFT –un caso con muchos aspectos

Hola a todos, todas,

Este artículo escrito por Helen Mc Crarren de Irlanda, es un ejemplo excelente de los muchos aspectos que pueden tener algunos asuntos. Su cliente había fallado previamente once veces en su examen de manejo, por lo que era necesario hacer un trabajo de investigación.

Por Helen Mc Crarren

Jane me vino a ver después de haber fallado 11 veces su examen de manejo. Tiene 40 años y vive en el campo con sus dos hermanas, las cuales no manejan. Su padre había fallecido hacía 6 meses y ahora no tenía a un conductor calificado que la acompañara a la carretera. Esto le estaba provocando un impacto grande en su vida cotidiana. Atendí a Jane en cuatro sesiones relacionadas con su examen de manejo.

En la primera sesión, hicimos tapping en el hecho de que ya había fallado 11 veces. Cubrimos varios aspectos como el, debo de ser estúpida, nunca aprobaré… será la misma historia. Después de llevar todo esto a cero en una escala del 0 al 10, trabajamos en el decidir hacer su examen de manejo. Esto trajo a la superficie varios aspectos interesantes.

Antes de que Jane pudiera hacer su examen, tenía que solicitarlo. Esto implicaba hacer una llamada telefónica al departamento de exámenes de manejo. Jane tiene un leve impedimento en el habla. Hicimos tapping en:

Aunque no soy buena para hablar por teléfono…

Aunque no me entenderán y entonces me sentiré terrible…

Aunque es muy vergonzoso necesitaré llamarle a mi hermana para que termine la llamada y sabrán que soy estúpida…

Trabajamos con situaciones anteriores en las cuales estos miedos ya se habían suscitado. Cuando logramos bajarlos a cero terminamos con la sesión. Cuando Jane vino a la segunda sesión, ya había programado el examen y había hecho la llamada sin ayuda de su hermana.

El punto principal de la segunda sesión, era el conocer a su instructor, responder las preguntas acerca de lo que hay debajo del cofre (la cubierta del carro) y escuchar que la puerta se cerraba y se quedaba sola en el carro con un hombre. Entonces trabajamos en algunos asuntos de abuso sexual.

Al principio de la tercera sesión, mi esposo la conoció e hizo el papel del instructor, haciéndole las preguntas acerca de la mecánica del carro. Entonces, en la tercera sesión nos enfocamos en que en realidad estuviera manejando la ruta. Uno de los aspectos más difíciles era tener que soportar el silencio del instructor y su sentimiento de ansiedad cuando usaba su pluma. Jane asumía que había hecho algo mal cuando él usaba su pluma. Después, nos enfocamos en las partes de la ruta que encontraba difíciles, manejar en un cruce de peatones, los semáforos.

La cuarta sesión tuvo lugar la tarde antes del examen y la acompañé a hacer su ruta. Estuvo muy nerviosa los primeros 5 minutos que yo estuve en el carro. Podía ver sus nudillos presionando el volante. Pero de todas formas se relajó y manejó con mucha confianza alrededor de la ruta.

Al día siguiente pasó exitosamente su examen de manejo.

Helen Mc Crarren

Traducido por Laty Naime, – Escribir a Laty

Deja un comentario