Un niño abrió la grande y vieja Biblia de la familia con fascinación, mirando las viejas páginas según les daba vuelta. Entonces algo cayó de la Biblia y él la tomó y la miro de cerca. Era una vieja hoja de un árbol. La hoja había sido presionada entre las páginas.

«Mami, mira lo qué encontré», el niño dijo en voz alta.

«¿Qué tienes ahí, querido?» su madre pregunta.

Con el asombro en la voz del niño, él contestó: «¡Es el traje de Adán!”

Autor Desconocido

Traducido por Nidza Busse