Hay situaciones que se reconocen como crisis familiares: la separación de los padres, la pérdida de un miembro de la familia, la etapa de la adolescencia en los hijos, infidelidad conyugal, etcétera. Estos problemas, crisis y conflictos son situaciones de tensión que hacen presión en la familia y requieren ciertos cambios que llevarán a redefinir un nuevo sistema de relaciones.

Es importante  saber que para comenzar a trabajar en la solución de los mismos hay que encontrar cuál es la raíz del problema, generalmente se encuentra en los roles de cada miembro, en la comunicación, en la historia familiar y en la intimidad de cada uno, por eso en algunos casos es necesaria una herramienta de intervención que nos permita obtener esa información.

 

Sanando Familias con EFT – un acercamiento histórico


EFT trae armonía en las familias mixtas


La relación con su hijo era un reto

Con EFT se pone al cliente en contacto con sus emociones para sacar a la luz la situación o creencia limitante que está funcionando a nivel inconsciente y que es la causante de los problemas en la familia.

EFT en la consulta y asistencia psicológica