Atención: a todos los atletas profesionales y dueños de equipos – AHEFT

En un principio, este uso de EFT para el tirón menor de un músculo, padecido por Deborah Miller, podría parecer bastante común. Después de todo, no implica una amenaza para la vida y EFT ciertamente ha brindado beneficios en problemas mucho más serios. Sin embargo, los tirones de músculos pueden sacar del juego a atletas sumamente bien pagados y con frecuencia pueden ser puestos en la banca, o disminuir su desempeño durante 2 ó 3 juegos más. Eso resulta MUY costoso. Bajo tales circunstancias ¿cuál es el valor de un buen practicante de EFT?

Por Deborah Miller, PhD

Gary:

Tuve la experiencia de haberme jalado un músculo después de caer en un hoyo. Disfruto probando las posibilidades de lo que puede ser aliviado mediante EFT, así que pensé que podría probar si haciendo tapping inmediatamente aliviaría mi malestar. Sí lo hizo.

Caminaba por un área diferente del bosque de la que normalmente utilizo. De hecho, iba a la orilla de un campo de maíz en las montañas (siembran maíz a los lados de las montañas donde vivo en México). Yo me encontraba a la orilla del campo de maíz. Di un paso adelante y toda mi pierna se sumió en un hoyo que no vi porque estaba cubierto con pasto alto. La pierna que cayó en el hoyo no me dolía nada, pero la pierna derecha me dolía debido a la velocidad con la que los músculos tuvieron que contraerse para compensar la falta de suelo bajo mi pierna izquierda.

Saqué mi pierna fuera del hoyo y me di cuenta de que estaba bien. Después de dar unos cuantos pasos, me percaté de que los músculos del área del tobillo de la pierna derecha me dolían. No estaba muy mal pero se sentía como un tirón ligero. Podía caminar a pesar del dolor, pero sabía que era un dolor de ésos que causaría más problemas al día siguiente que inmediatamente. Hice tapping brevemente para el dolor y especialmente con sentirme estúpida por no haber visto el hoyo (el cual era imposible de ver aún fijándose directamente). El dolor se fue y seguí caminando.

Más tarde esa tarde, los músculos empezaron a entiesarse nuevamente. Me senté e hice más tapping para la tontería de caminar por un lugar con el cual no estaba familiarizada y por no tomar las debidas precauciones. Este campo de maíz estaba cerca de la orilla de una cañada. Así que hice tapping con todas las versiones de mi tontería y mi falta de cuidado. Entonces hice tapping para el dolor físico y los músculos tensos. Continué con tapping para introducir el concepto de una reparación rápida y la relajación de los músculos. En pocos minutos el dolor se fue y se me olvidó todo lo relacionado con mi percepción de descuido.

El dolor no regresó y me siento perfectamente.

Dra. Deborah Miller

Traducido por Ana Paula Aguirre Hall – Escribir a Ana Paula

InEnglish.gif

Deja un comentario