Sergio Lizárraga, de Saltillo, comparte cómo aprovecha la tecnología para beneficiar a personas que podrían tener dificultades en acceder a EFT de otro modo.

Por Sergio Lizárraga

Saludos,

Soy Practicante de EFT desde hace más de 3 años.

Una de las ideas que tuve casi desde que conocí EFT fue la posibilidad de utilizarlo a través de Internet, apoyando a personas en diferentes lugares en el manejo de su stress, ansiedad, y otros problemas. A continuación, comparto una de las experiencias que he tenido utilizando este medio:

Una chica mexicana en Europa, a la que llamaré Lupita (no es su nombre real). Trabajamos en 3 sesiones de una hora cada una (Las dos primeras se llevaron a cabo con 3 días de diferencia, la última fue una semana después de la segunda).

En la primera sesión, Lupita lloraba, y batallaba para expresarse, tenía un gran nudo en la garganta. Trabajamos sobre emociones como tristeza, enojo, frustración por situaciones que le ocurrieron con su pareja y en la escuela (una Maestría que está estudiando allá). Al final de la sesión, Lupita estaba tranquila, y lo más notorio era que su respiración era tranquila. Algo interesante que ocurrió es que durante la sesión ella me comentaba que tenía problemas para dormir. En ese momento ella ¡se moría de sueño! Al siguiente día recibí un email de ella diciéndome que había podido dormir muy bien, y que notaba varios cambios internos, que no sabía describir bien.

En la segunda sesión, Lupita ya no lloraba, pero sentía el coraje de estar así, y se preguntaba por qué no podía sentirse feliz, completa y segura. Era un cambio emocional muy notorio, y enfocándonos en ese cambio, hicimos EFT sobre la emoción del coraje, y usamos el método de Carrington de las elecciones para que se abriera a sentirse bien, con felicidad, con seguridad en lo que es y lo que hace. Terminamos la sesión y noté con gusto que Lupita sonreía. No la había visto sonreír antes.

En la tercera sesión, Lupita ERA OTRA PERSONA. Estaba tranquila, feliz, me platicaba de sus planes y se alegraba de estar allí en ese momento. Platicamos un momento y encontramos que ella cargaba con algunas cosas de su niñez, que le salieron a relucir sobre la misma plática. Hicimos algunas rondas sobre eso y finalmente terminamos, pero ella estaba totalmente relajada, y daba gusto ver su sonrisa a través de la webcam. ¡Una imagen totalmente diferente de la primera sesión!

Al cabo de una semana más, recibí un email de la mamá de Lupita. La señora me solicitó también llevar a cabo 3 sesiones por Internet, las cuales fueron muy intensas y productivas, y las relataré en otro mensaje.

Actualmente, estoy trabajando con Gisel Sotelo en impartir cursos y talleres de EFT por Internet.

Estos cursos y talleres son impartidos a través de una sala privada de conferencias por Internet, en donde los participantes pueden ver y escuchar la presentación, y la explicación directamente desde nuestras cámaras web.

Además se pueden comunicar con nosotros durante la sesión a través de su micrófono o por chat. Los requisitos para un participante son tener una computadora con internet, micrófono y bocinas (parlantes).

El curso se divide en una sesión de teoría sobre EFT, y después, se programa 1 hora de sesión personalizada con cada participante. Finalmente se tiene una sesión de 1 hora de preguntas y respuestas. Todo esto a través de una misma semana.

La información sobre estos cursos y otros talleres y actividades la puedes encontrar en la página http://www.libemo.com

Saludos!

Sergio Lizárraga. Practicante EFT Niveles I, II, III y CC.

Saltillo, Coahuila, México