He aquí un caso encantador y útil por Malcolm Ruddock del Reino Unido. Él ayuda a una pequeña a montar su bicicleta sin las ruedas estabilizadoras y dice cerca del final del artículo: “hicimos otra ronda corta de EFT y ella rió y condujo, tambaleándose al principio. Entonces fue derecho, como un pequeño cohete, por el camino lodoso en el pasto, por cerca de 30 metros hasta el final.”

Por Malcolm Ruddock

Hola Gary,

Estaba de vacaciones, acampando con mis hijos. Mis hijos conocieron a una pequeña de seis años llamada Abby cuando estaban montando sus bicicletas alrededor del campamento.

Abby me dijo, “No te rías de mí porque aún uso rueditas estabilizadoras en mi bicicleta”. Yo le dije, “Creo que se sienten seguras. ¿Cuántos años tienes?” Abby dijo “Seis”. Yo le dije “Bien Abby, yo ni siquiera comencé a andar en bicicleta sino hasta que cumplí seis. ¿Qué es lo que hacen las rueditas por ti?” Abby dijo, “Me mantienen segura”. Yo le dije “¿qué pasaría si no las trajeras?” Abby dijo “Me caería.”

Le dije, “Sólo imagina cómo sería si no tuvieras las rueditas y no te importara que te ibas a caer, ¿te gustaría eso? Abby rió y dijo “Sí”. Le dije “Sólo imagina que estás manejando tu bicicleta sin los estabilizadores, ¿cómo se siente?”. Abby cerró sus ojos fuerte durante un minuto y dijo: “Da miedo”.

Le pregunté qué tanto en una escala del 0 al 10, donde 0 era tranquilo y 10 era lo más aterrador. Abby dijo “nueve”. Le hice tapping en versión corta en Ce, BO, Cl, BB, PK y Co con “Soy una magnífica niña aun cuando manejar la bicicleta sin estabilizadores da miedo.” Al final aún le daba miedo, pero sólo hasta seis. Repetimos hasta que ya no tuvo miedo.

Entonces hice que imaginara manejar la bicicleta rápido y que le diera miedo. Hicimos tapping hasta que estuvo bien. Entonces le pregunté respecto a caer en el lodo (el campamento tenía bastante lodo). En ese punto intentaba explicar lo que estaba haciendo a su papá. “Estamos tratando de convencer a Abby a dejar los estabilizadores.”

Hicimos una ronda en caerse en el lodo y Abby dijo que no le importaba pero no quería hacer más y quería mantener sus estabilizadores. Al día siguiente Abby regresó a nuestra tienda con su bicicleta, sin estabilizadores. Creo que ella caminaba sentada sobre ella. Le dije lo impresionado que estaba y le pregunté cómo se sentía respecto a conducirla. Abby dijo que se sentía asustada.

Hicimos otra ronda corta de EFT y ella rió y condujo, tambaleándose al principio. Entonces fue derecho, como un pequeño cohete, por el camino lodoso en el pasto, por cerca de 30 metros hasta el final. Sus padres, mi pareja y yo aplaudimos mientras lo hacía. Del otro lado ella volteó y después de una pausa, (todos estábamos viéndola) condujo de regreso con aún más confianza. Esto fue seguido de un aplauso aún más estridente. Después de eso ya no hubo forma de pararla.

He encontrado que los niños pequeños hacen EFT con gusto y aceptan los resultados sin preguntas ni sorpresa.

Con amor,

Malcolm Ruddock

Traducido por María Elena Blanco – Ir al Sitio WEB de Maria Elena

InEnglish.gif