Ayudar a los clientes con el uso de “Metaprogramas”

A menudo he destacado la utilidad de la PNL (Programación Neurolingüística), a causa de su diversidad y de su inteligente enfoque. Afortunadamente, Rehana Webster, de Nueva Zelanda, domina tanto la PNL como EFT. En esta serie dividida en dos partes nos muestra cómo combinar ambas técnicas introduciendo una característica de PNL conocida como Metaprogramas.

Por Rehana Webster, EFT Master

Primera parte – Tratar con un cliente resistente

Todos hemos oído la expresión “cliente resistente”. ¿Pero qué significa en realidad? Podría indicar que el cliente se “resiste” a recibir ayuda o que el cliente se “resiste” a recibir ayuda de este profesional en concreto, ¡o bien podría tratarse de algo completamente distinto!

En ocasiones, una persona se “resiste” a utilizar EFT y como deseamos ayudar a la gente nos preguntamos qué podemos hacer. Sabemos que EFT resulta sumamente eficaz en estos casos pero se nos bloquea el acceso.

Hemos presentado EFT, hemos explicado cómo funciona y ahora deseamos empezar a ayudar a la persona en cuestión. Sin embargo, en lugar de hacer tapping, nos paran en seco. ¿Os gustaría aprender una técnica que os permitirá vencer la resistencia y empezar a hacer tapping lo antes posible?

Una posibilidad son los metaprogramas. Se trata de una técnica de la PNL que, si se utiliza junto con EFT, puede provocar los cambios que busca el cliente y vosotros, como profesionales, podéis empezar a hacer tapping en los problemas en cuestión con mayor rapidez y conseguir fabulosos resultados con EFT.

En mi práctica, empleo mis conocimientos de los metaprogramas de la PNL para profundizar la comunicación con mis clientes al adquirir un mayor conocimiento de sus principales procesos mentales. Llamo a estos procesos las características invisibles que afectan la vida de las personas; se trata de procesos mentales que manejan, guían y dirigen nuestros comportamientos y que dan lugar a significativas diferencias de conducta de una persona a otra.

Los metaprogramas no son ni buenos ni malos. Cada uno presenta aspectos positivos y negativos. Si deseáis mantener relaciones importantes con personas con distintos metaprogramas, debéis comprender su modelo del mundo, ser flexibles y hablarles en su lenguaje. Se pueden identificar los metaprogramas de una persona a partir del lenguaje que emplean y/o de sus comportamientos. Nos tienden a gustar las personas que son como nosotros (con metaprogramas similares) y nos suele resultar difícil llevarnos bien con las personas distintas a nosotros. Los metaprogramas pueden variar a lo largo del tiempo, a medida que aprendemos nueva información o vivimos experiencias importantes.

He aquí un ejemplo de metaprograma:

Acercamiento: Se trata de gente que se centra en sus objetivos. Les motiva tener y conseguir lo que desean. Se les puede identificar porque emplean palabras como objetivos, conseguir, lograr, obtener, recompensa, etc.

Al lado opuesto de este programa se encuentra el siguiente:

Alejamiento: A las personas de este grupo se les da bien corregir errores, resolver problemas y señalar posibles obstáculos, ya que identifican automáticamente lo que está mal. Se puede identificar a este tipo de persona porque emplea palabras como evitar algo o a alguien, prevenir, eliminar, resolver, arreglar, deshacerse de, prohibir, etc.

Ahora que ya disponéis de ejemplos de los metaprogramas “acercamiento” y “alejamiento”, vamos a utilizar dicha información junto con EFT.

Recientemente tuve un cliente con el metaprograma “alejamiento” llevado al extremo. ¿Cómo lo supe? Por su lenguaje, que estaba cargado de las palabras que suelen utilizar este tipo de personas. Sugiriera lo que le sugiriera, al momento tenía la respuesta de por qué no iba a funcionar en su caso. Al darme cuenta de su procesamiento interno, hice los cambios oportunos para ajustarme a su programa. Tenía que cumplir y satisfacer todos los criterios de dicho programa para poder llevarle a una posición desde la que poder cambiar su perspectiva, lo que me permitiría emplear EFT de forma eficaz.

Hicimos tapping para esta cuestión de la forma siguiente:

Cliente: “Nada me funciona”.

Yo: “¿Nada te funciona?”

Cliente: “Lo he probado todo y no ha servido de nada”.

Yo: “Lo ha probado todo y no ha servido de nada”.

Cliente: Silencio.

Yo: (Ha llegado el momento de hacer cambios y satisfacer todos los criterios.) “No existe herramienta o terapia que pueda ayudarte y, aunque lo haga, será temporal. Al fin y al cabo, sabes que es así porque lo has probado casi todo. Independientemente de las herramientas que nos depare el futuro, no funcionarán porque nada te funciona. De hecho, dudo que exista algo o alguien en el universo que pueda ayudarte.”

Cliente: “Tienes razón… aunque este tapping me resulta relajante y tal vez pueda funcionar, pero no quiero crearme esperanzas.”

Yo: “¡Por supuesto que no!”

Hasta que no me puse a su nivel con su metaprograma y dije en voz alta lo que él ya pensaba, no fue capaz de aceptar que tal vez EFT pudiera funcionar para él.

El problema que estábamos tratando era su incapacidad de ver aspectos positivos en su vida y tener una actitud positiva. Su mujer le estaba dejando de lado por ser tan “negativo”. Sus compañeros de trabajo lo evitaban por el mismo motivo. Era muy impopular. Su resistencia es una de las características de “alejamiento”. Resulta erróneo calificar de “negativas” a las personas de dicha categoría, ya que en realidad se mantienen a salvo pensando en todos los posibles peligros, daños y fracasos. Como un buen jugador de ajedrez, inconscientemente repasan todas las jugadas antes de decidir que el resultado será el mejor posible. Por tanto, no hay resistencia alguna, sino que ahondan en las situaciones y quien no esté avezado puede considerarlos “negativos”.

Cuando el cliente ve satisfechos y “a salvo” sus criterios, se ve incrementado en gran medida el uso de EFT. Se muestran abiertos a aceptar el tapping y a eliminar los bloqueos energéticos.

En la segunda parte de este artículo, abordaremos otros metaprogramas importantes. Esto permitirá a los lectores disponer de una mayor perspectiva a la hora de establecer una buena comunicación con sus clientes al compartir su modelo de realidad.

Rehana Webster, EFT Master

Segunda parte – Cómo motivar a vuestros clientes

En la primera parte de mi artículo acerca de la técnica de la PNL denominada metaprogramas, expliqué cómo tratar con los llamados clientes “resistentes”. En este artículo (Segunda parte – Acerca de los metaprogramas), me gustaría hablar de una de las posibles razones que hacen que las personas “se olviden de usar EFT” o bien no hagan los “deberes” que se les piden. En ocasiones, resulta de gran utilidad que el cliente haga deberes en casa entre sesiones, para acelerar el proceso de sanación y para integrar EFT en su vida diaria, ¡lo que siempre resulta bueno!

En este artículo, me gustaría presentaros el siguiente metaprograma:

Opciones/Procedimientos

Las personas con el mismo perfil de lenguaje suelen presentar los mismos esquemas de conducta. En base a las palabras que emplea una persona, podemos efectuar suposiciones razonables acerca de su comportamiento. Asimismo, una vez hemos establecido los esquemas de conducta de una persona, podemos elegir las palabras específicas que le influirán en mayor medida. Esto resulta especialmente cierto a la hora de asignar “deberes” de EFT.

La pregunta que hay que formular para determinar si una persona está orientada hacia opciones o procedimientos es la siguiente: ¿La persona en cuestión busca alternativas, le gusta tener opciones o prefiere seguir procedimientos establecidos?

Opciones: La motivación de este grupo reside en la posibilidad de hacer algo de otra forma. Le resulta muy interesante explorar nuevas ideas y posibilidades. Pueden empezar un nuevo proyecto y no sentirse obligados necesariamente a terminarlo. Para motivar o influir a estas personas, hay que emplear palabras como oportunidad, alternativas, romper las reglas, flexibilidad, variedad, posibilidades ilimitadas, expandir las elecciones, opciones… Hay que escuchar e identificar a este tipo de personas, ya que emplearán este grupo de palabras. Hay que presentarles situaciones que requieran soluciones o alternativas.

Procedimientos: Estas personas se sienten más cómodas siguiendo reglas o procedimientos establecidos. Una vez comprenden un procedimiento, tienden a repetirlo una y otra vez. Sin un procedimiento claramente definido se sienten perdidas o atascadas. Se preocupan más por cómo hacer las cosas que por los motivos para hacerlas. Les motivan palabras como forma correcta, probado y cierto, camino comprobado, y siguen los procedimientos al detalle. Por lo tanto, podéis aprender a escuchar, identificar y motivar a este tipo de personas empleando su lenguaje.

Mi clienta, a la que llamaremos “Sally”, es claramente una persona orientada a las Opciones. Le pedí que hiciera EFT en casa antes de nuestra siguiente sesión y le expliqué lo siguiente: “Me gustaría que hicieras tapping con regularidad, todos los días, con tu lista de acontecimientos negativos. Puedes emplear la forma abreviada y no olvides anotar la “intensidad” de cada acontecimiento antes y después del tapping.”

Sally: “¿Por qué tengo que utilizar la forma abreviada? ¿Qué pasa con el método largo y cuándo puedo utilizar el procedimiento 9-Gama? ¿Qué opciones tengo?”

Le respondí: “Te he asignado el método abreviado porque es la forma más fácil de trabajar con tu lista de acontecimientos.”

Sally: “¿Y qué pasa con las valoraciones? ¿Por qué tengo que anotarlas cada vez? ¿Puedo decidir anotarlas o no?”

Mi respuesta: “¿Así que te gustaría tener algo de flexibilidad en cuanto al momento y la forma de hacer tus deberes?” (En este punto, si no hubiera sido capaz de reconocer el Metaprograma de opciones de Sally, hubiera perdido la comunicación con ella y tal vez no habría hecho los deberes y no habría obtenido los resultados deseados con EFT.) “Veamos… ¿por qué no piensas en la mejor forma de hacer los deberes que te he asignado? Tal vez quieras hacer combinaciones y crear tu propio procedimiento. Podrías hacer pruebas con tu lista y compartirlo luego conmigo.”

Sally: “¡Sí! Son tantas las posibilidades… podría incluso crear un sistema mejor.”

Mi respuesta: “De acuerdo. Está en tus manos. Trabaja con la lista y nos vemos la semana que viene.”

Las personas del grupo de Opciones necesitan explorar, crear y luego tener flexibilidad. Esto se correspondía con el modelo de pensamiento de Sally y se sintió motivada para hacer las tareas de la forma que le resultaba más emocionante. ¡Tenía opciones!

Comparemos ahora a Sally con otro cliente, de tipología orientada a los Procedimientos. Al empezar nuestra sesión, le pregunté a “Jim” si había hecho los “deberes”, es decir, si había hecho tapping con los problemas a medida que se presentaran.”

Jim respondió que se le había olvidado hacerlo.

Al indagar algo más, resultó que tenía miedo de “hacerlo” mal, y también mencionó vagamente “utilizar las estructuras verbales correctas”.

He aquí lo que respondí: “Tienes razón, Jim, hay una forma probada y eficaz de hacer EFT que arroja excelentes resultados, y sólo tenemos que asegurarnos de desarrollar el procedimiento correcto para ti. Echemos un vistazo a los problemas con los que quieres trabajar y te enseñaré las estructuras verbales correctas que necesitarás emplear en orden. Lo mejor será que lo anotes, para que dispongas del procedimiento correcto.”

Al reintroducir EFT de esta forma, Jim se sintió motivado, ya que ahora disponía de un procedimiento a seguir. Con posterioridad, manifestó importantes progresos y hacía tapping a diario entre sesiones.

Es importante recordar que las estructuras verbales que le recomendé surgieron al escuchar la descripción que hacía Jim de los distintos problemas con los que trabajaba. Las motivaciones para aplicarse EFT surgieron al ajustarse a sus estrategias y procesos mentales, es decir al ajustarse a su metaprograma. A menudo, algunos conocimientos de PNL pueden incrementar en gran medida los resultados de una sesión de EFT, aunque sea sólo porque ayudan al cliente a “discernir” cómo proceder. ¡Al ajustar los metaprogramas, resulta mucho más fácil fomentar la motivación y el deseo del cliente para que la información tenga ahora mucho más sentido!

Rehana Webster, EFT Master

Traducido por Eva Llobet Martí

Deja un comentario