No paro de recibir preguntas informales del tipo «¿Funciona EFT con ________?”. Generalmente contesto señalando uno de los principios que aparece en todo el Curso de EFT, a saber, «Pruébalo con todo». No sé por qué la gente se molesta en hacerme esta pregunta cuando lleva mucho menos tiempo probarlo que escribirme una carta y esperar una respuesta.

Deborah Mitnick lo prueba con todo y generalmente obtiene resultados (como también le sucede a otros). Recientemente lo probó en la dificultad que tenía su marido para ayunar. Cuenta la historia más abajo.

Por Deborah Mitnick

Hola, Gary

Aquí te presento una anécdota corta que ilustra el «pruébalo con todo».

El 22 de julio de 1999 era un día de ayuno. En el calendario judío, Tisha B´Av es un día de ayuno en conmemoración y señal de duelo por la destrucción del Primer y Segundo Templos en Jerusalén. Durante las Cruzadas, este mismo día, destruyeron comunidades. Este día, el Talmud fue quemado en París en 1242. También en este día empezó la deportación del ghetto de Varsovia al de Treblinka en 1942.

Por estos motivos, entre otros, muchos judíos se toman ese día de ayuno muy en serio.

Mi marido guarda este día de luto ayunando durante un período de 25 horas, pero puesto que no hay prohibición acerca de trabajar, hace su horario habitual, que es muy intenso. Mientras que otros ayunos ocurren en días en que la gente pasa el día en la sinagoga rezando y no hay distracciones, este día, no es el caso. Pueden estar cerca de otros que comen y oler alimentos que se están cocinando. Y hace calor aquí en Baltimore, así que el ayunar es a menudo más difícil que otros ayunos que transcurren durante los meses más fríos.

Es aconsejable que la cena antes de empezar el ayuno sea sustancial. Pero Searle no pudo hacerlo este año por su horario de trabajo. Cuando se acostó ya tenía hambre y se preparó para un “ayuno duro”. Sugerí que hiciéramos tapping para cualquier problema que tuviéramos con respecto a este ayuno.

Hicimos tapping durante unos pocos minutos por la mañana, antes de que fuera a trabajar. Y el ayuno iba bien.

Pero más tarde ese día, algunas punzadas de hambre le distrajeron. Me llamó e hicimos tapping una vez más. Ambas veces tratamos asuntos como «punzadas de hambre», «preocupaciones acerca del ayuno,» «la atención al estómago» y el «tener consciencia del estómago».

Añadí algunos replanteos acerca de «hacer esto para un bien superior», «elegir ayunar» y «mantener mi concentración».

Y con eso, no sintió más angustia respecto al ayuno. Dijo que era el ayuno más fácil que había experimentado jamás. Me pidió que le hiciera tapping cuando nos acercáramos al ayuno del Yom Kippur.

No sabía si iba a funcionar y se lo dije. Pero hicimos tapping de todos modos. Y tuvimos éxito.

¡Puesto que puede haber otras personas que pueden tener molestias mientras ayunan, pensé que podía reafirmar el lema de EFT de “¡pruébalo con todo!”.

Deborah Mitnick

Traducido por EZ