Cazar el dolor mentalmente con EFT – AHEFT

Aquí tenéis un artículo importante de Detlev Tesch, de Alemania. Él nos ofrece una evidencia más (junto con algunos “puntos prácticos” útiles) de la utilidad del tapping mental o imaginario. Esta característica de EFT ha sido de valor sustancial para mucha gente.

Por Detlev Tesch, EFT-ADV (EFT-Avanzado)

Hola Gary:

Aquí te mando un informe personal de EFT ayudándome a controlar un dolor severo – mentalmente. Un día me desperté con dolor de cuello y de cabeza, en la parte izquierda de mi cabeza. He tenido este tipo de dolor de cuello en ocasiones durante probablemente más de 20 años. Cabe suponer que es debido a una vértebra (o más de una) que está fuera de posición.

Muy a menudo esto lleva a un dolor de cabeza que a veces puede aumentar a dolor severo, como de migraña. Tras años de tomar analgésicos ahora suelo evitar las pastillas y las sustancias químicas, y por lo tanto a menudo tengo que soportar el dolor.

Ya había estado teniendo dolor durante dos días. Si bien había hecho un poco de tapping el primer día cuando era bastante fuerte, no llegué muy lejos con ello. Suelo ponerme como deprimido con estos dolores intensos, y por ello no había sido muy entusiasta con el tapping (no es una gran sorpresa que no hubiese conseguido mucho efecto).

Sin embargo, aquel día, habiéndome despertado con el dolor de nuevo, no quería pasar otro día dolorido. Pero, como estaba cansado por no haber dormido bien Y sin entusiasmo por sentirme un poco deprimido, en realidad no me sentía con ganas de hacer tapping. Además, hacer tapping en mi dolorida cabeza no era nada agradable, e incluso mover el brazo para hacer tapping me causaba molestia. Entonces me acordé de “imagina el tapping” de tus excelentes DVDs para Terapeutas Extraordinarios, así que lo probé.

Empecé con la preparación en el punto de kárate y luego la secuencia corta, todo con la imaginación, sintiéndolo vívidamente – haciendo tapping por el dolor de cuello, por mi espina dorsal, por la sensación de tensión en el cuello, y luego por el dolor en mi cabeza. Cuando, en una escala de 0 a 10, el dolor se redujo considerablemente, de 9 o 10 a 6 o menos, comencé a moverme.

Habiendo comenzado con dolor en casi toda la parte izquierda de mi cabeza, se había concentrado después en la parte superior de la espalda. Hice tapping mental en eso. El dolor se movió a un lugar en mi frente… luego a un sitio en mi mejilla izquierda… a mis dientes en la mandíbula superior… a un punto en la parte de atrás de mi cabeza… y asi. Mientras perseguía el dolor con el tapping mental, cambió de intensidad, haciéndose más débil o más fuerte con irregularidad.

Tardé un tiempo en reducir el dolor a casi cero (hablando de persistencia…) y para entonces sentía mi cuello casi libre de tensión. No parecía que fuese capaz de hacer que la tensión remitiese completamente. También tenía punzadas cortas, esporádicas, de un dolor bastante agudo de localización restringida, y a la vez, en lugares diferentes. En general eso era MUCHO más soportable que lo que había experimentado unos 30 o tal vez 50 minutos antes. Por lo tanto empecé mi día y las cosas que quería hacer.

Unas tres horas después noté que no tenía nada de dolor, y que mi cuello estaba bastante bien. ¡¡Qué alegría!! Desde entonces ha habido unas pocas ocasiones en las que he hecho tapping físicamente por el dolor de cuello, reduciéndolo de 8 en 10, a 2. Puesto que no cedía nada más, dejé de hacer tapping, y, una o dos horas después, noté que se había ido por completo.

Así que, incluso cuando no siempre supone un alivio completo cuando hago el tapping, vale la pena hacerlo. Siempre cabe la posibilidad de que mejore al cabo de un rato.

Abrazos, y mis mejores deseos

Detlev Tesch (EFT-ADV)

Traducido por Ana Saval-Badía Escribir a Ana

Traducido por Ana Saval-Badía Escribir a Ana

Deja un comentario