Christine Cloutier de Canadá tenía una infección del tracto urinario persistente sobre la cual EFT parecía tener muy poco efecto. Luego ella localizó un asunto de rabia e inyectó el término cabreada en la frase preparatoria de EFT, lo que la condujo al éxito inmediato. Ella dice: «Yo espero que esto pueda ayudar a alguna persona a no rendirse consigo misma».

Por Christine Cloutier, EFT-ADV

Yo estaba de viaje con mi esposo hace como tres años y desarrollé una infección en el tracto urinario. La presión constante por tener que ir al baño por hacer dos gotas y el ardor que las acompaña es enloquecedora. Fui a ver al medico, me recetaron medicación y se me quitó realmente rápido.

Recientemente, recibí una llamada telefónica de mi hermano diciéndome que se iba a suicidar. Nunca es una conversación agradable, pero no es la primera vez. Él tiene sus propios problemas.

Lo que fue diferente de esta llamada es que recientemente uno de mis primos sí se suicidó y mi madre estuvo muy perturbada con ello. Yo empecé a pensar en mi hermano que llamaba a nuestra madre alrededor de cada mes, con sus ideas suicidas y me sentí muy enfadada por ello. Cómo se atreve hacerle esto a nuestra madre… ella se está haciendo mayor y ya no puede soportar estas llamadas.

Para calmarme, decidí tomar un largo baño tibio. En la bañera comencé a sentir la presión de orinar y ya conocía la sensación. Ya me estaba dando otra infección, porque uno no olvida los síntomas.

Era tarde por la noche y no quería ir a la sala de emergencias a que me recetaran pastillas.

Decidí hacer tapping sobre ello. Cada vez que iba al baño para mis dos gotas de alivio hacía tapping. Iba alrededor de cada 5 minutos.

Aunque tengo esta infección urinaria…

Aunque todavía tengo algo de esta infección urinaria…

El nivel de intensidad se estaba reduciendo, aunque no mucho. En una escala del 0 al 10 bajó de un 10 a un 8 y volvía a subir rápidamente. Volví a lo que había sucedido antes de que esto comenzara para ver si podía encontrar una contraparte emocional. Por supuesto surgió la llamada telefónica.

Aunque estoy enfadada con mi hermano por perturbar la paz mental de mi madre…

Todavía estaba ahí. Pensé, «No me digas que EFT no funciona en esto. Yo leí un artículo diciendo que funcionaba».

Esto es muy molesto y me dije a mí misma que iba a poder encontrar las palabras adecuadas, porque yo sabía que podía funcionar. ¿Qué más podía hacer? Probé:

Aunque estoy cabreada con mi hermano…

Inmediatamente sentí esa calidez por mi uretra y los síntomas de la infección desaparecieron como por arte de magia. Esto es lo que yo llamo un milagro: sanación instantánea. Me costó creer que era real por lo que de modo preventivo hice tapping sobre:

Aunque tengo miedo de que esto regrese…

Y no regresó.

Espero que esto pueda ayudar a alguna otra persona a no rendirse consigo mismo.

Mucho amor,

Christine Cloutier, ADV-EFT.

Traducido por Elisa García Gómez