Tengo un gran respeto por la PNL (Programación Neuro-Lingüística) y sus valiosas aportaciones a la terapia y las comunicaciones. Es particularmente útil cuando se combina con EFT. Por suerte, tenemos a Don Blackerby entre nosotros que tiene excepcionales habilidades en ambos métodos. Escucha con atención mientras nos da detalles importantes sobre el importantísimo proceso de crear una buena relación.

Por Don A. Blackerby, PhD

**Parte 1 de 3**

Crear una buena relación – el arte de conseguir que alguien QUIERA escuchar lo que dices porque confían que es creíble e importante para ellos. Esto es algo tan básico para una comunicación de calidad que tendemos a pasarlo por alto a veces. Gary Craig, en sus talleres de EFT, está recordándonos constantemente que consigamos una buena relación primero – antes de hacer ningún _tapping_ de EFT o cualquier otra actividad terapéutica.

¿Pero qué es crear una buena relación? (Mi definición está arriba, en la primera frase). ¿Y cómo lo conseguimos? ¿Cómo la mantenemos? ¿Y, si la perdemos (lo cual haremos a veces), cómo la recuperamos?

En mi experiencia, con decirle a alguien que cree una buena relación no es suficiente. Es una habilidad que se aprende rápido y que vale la pena tomarse el tiempo en hacerlo. En el campo de la Programación Neuro-Linguística (PNL), nos especializamos en el COMO de hacer las cosas. Y, una de las primeras habilidades a desarrollar en PNL era la habilidad y el arte de conseguir crear una buena relación. A continuación muestro algunos ejercicios diseñados para inculcarte esta habilidad. Estas habilidades no son el único medio de conseguir crear una buena relación, sino algo que es básico, y fácil y rápidamente aprendido.

He empezado con el crear una buena relación auditiva, puesto que se usa fácilmente por teléfono y/o en persona. Puesto que muchos de nosotros en EFT utilizamos la consulta telefónica, parece que nos daría los mejores resultados en el mínimo tiempo.

**Consiguiendo una Buena Relación Con Tu Voz**

¿Cómo construyes una buena relación con tu voz? Esta es sólo una técnica de comunicación más, que puede ser usada por cualquiera, tanto con niños, colegas de trabajo, clientes, consumidores, amigos o enemigos. Una buena relación auditiva es particularmente útil para los que usan el teléfono. Uno de los principios fundamentales de la comunicación es el concepto de que conseguirás transmitir tu mensaje si creas una buena relación con él o ella. Aquí exploraremos algunas formas de conseguir crear una buena relación con cualquiera semejando su voz, sin importar si están delante de ti o al teléfono.

Esto se hace incorporando un reflejo de sus patrones de voz en tu conversación. Por supuesto, todas estas técnicas de reflejo se deberían hacer elegante y suavemente, e incorporadas de forma natural en tus respuestas a la otra persona. Si eres evidente y torpe, puede que pierdas la buena relación.

Algunos de los patrones de voz más importantes que puedes reflejar son los siguientes:

**Tempo**: ¿Cómo hablan de rápido o lento? Esto es muy importante. Hay individuos que eligen sus palabras muy cuidadosa y lentamente, y hay individuos que hablan con mucha rapidez. La mayoría de las veces no se fían unos de los otros, ni crean buenas relaciones. Uno de ellos tiene que ajustar el tempo de su propia voz para que se dé oportunidad a la comunicación de calidad.

**Tono**: ¿Cómo hablan de agudo o grave? Evidentemente, si un/a soprano está hablando a un/a bajo, no pueden reflejarse mutuamente con exactitud. Pero si te mueves arriba o abajo en tu registro de tonos a un nivel que es cómodo y cercano al tono de la otra persona, afectarás positivamente la creación de una buena relación.

**Timbre**: ¿Tienen una cualidad especial o única en su voz que está conectada a su estado interno – como alegría, seriedad, excitación, sexy, infantil, comprometido/a, etc? Tú querrás cambiar tu voz para reflejar esto muy gradualmente si su timbre es muy diferente del tuyo. Ejemplos de cuándo esto es útil son cuando hablas con un/a niño/a, o cuando la otra persona tiene una cualidad juguetona en su voz, o lo contrario – cuando él o ella están sombríos o serios; en esos momentos no quieres sonar juguetón/a.

**Proyección**: ¿Cómo hablan de energético? Esto se puede tomar como la rapidez y el volumen de aire que expulsan cuando hablan. Si son energéticos, necesitas reflejar lo mismo en tu respuesta verbal a ellos. Si son de habla calma, tú refleja esa cualidad.

**Respiración**: ¿Respiran con la parte superior del pecho, la parte media, o la parte baja? También, ¿cómo respiran de rápido? ¿Respiran breve y rápido? ¿O tienen una respiración uniforme y moderada? ¿O toman inhalaciones profundas y exhalan lentamente mientras hablan? Sea cual sea la que hagan, tú refleja o asemeja la misma. Si puedes respirar como ellos/as respiran, puedes también asemejar su tempo y fuerza de voz más fácilmente.

**Ritmo**: ¿Hay un compás o cadencia en sus voces? ¿Hacen pausas o es un mono-tono uniforme? ¿Dónde respiran en las frases, y va la respiración con un ritmo regular o irregular? Cual sea su ritmo, tú lo reflejas lo mejor que puedas.

**Enfasis**: ¿Qué palabras golpean o a cuáles se agarran? ¿Qué palabras a-lar-gan o DICEN VIGOROSAMENTE? Sean las palabras que sean con las que ellos hacen eso, tú refléjales en tu respuesta usando las mismas palabras con el mismo tipo de énfasis.

**Agentes Modales**: ¿Cuál de los siguientes tipos de palabras usan?

Necesidad: necesitar, deber, tener que, debería, tener obligación de, haré (o en negativa como en: no debe, no debería, no hará, etc.)

Posibilidad: querer, elegir, ser capaz, poder, tener capacidad (o en negativa como en: no querer, no poder, no ser capaz, etc.)

Contingencia: desear, podría, puede, haría, pudo, intentar, tal vez, pudiera ser que no, no haría, etc.

Como anteriormente, elige el mismo agente modal que ellos/as eligen e incorpóralos a tu respuesta.

Palabras de Base Sensorial: Estas son palabras auditivas de igual importancia para asemejar o reflejar. Más adelante seguirán más discusiones y ejercicios específicos sobre el tema.

**EJERCICIO PARA ASEMEJAR LOS PATRONES DE VOZ**

En grupos de tres, designar a cada persona con la función A, B o C. En un rotafolio, pizarra o trozo de papel, hacer una lista de los patrones de voz de: tempo, tono, timbre, proyección, y énfasis.

Función A: Leer o decir el siguiente enunciado «Definitivamente, hoy es un día muy hermoso.» variando los patrones de voz del enunciado según indicaciones de (B) tal como se describe abajo.

NOTA: El contenido del enunciado no es importante. Así pues, si tras unos momentos, el grupo se cansa del enunciado anterior, crea uno nuevo. Sólo mantenlo razonablemente corto.

Función B. En privado indícale a (A) que diga el enunciado pero que lo haga modificándolo según pares de patrones de voz. Por ejemplo, que lo dijera primero tan naturalmente como pueda; después que lo dijera más rápido y elevando el tono; después que lo dijera suavemente y en tono sexy; después que lo dijera con voz grave pero enfatizando vigorosamente las palabras muy y hoy, etc. Haz alrededor de 6-8 variaciones de patrones de voz por cada persona.

Función C. Inmediatamente después de que (A) dice su enunciado, (C) lo tiene que imitar tan perfectamente como sea posible mientras presta mucha atención para asemejar los patrones de voz que (A) acaba de exponer. La función de B es de árbitro y puede indicarle a (C) que module el patrón de voz de su respuesta hasta que es exacto.

Alterna las Funciones A, B y C hasta que las tres personas han representado todas las funciones.

**EJERCICIO AVANZADO PARA ASEMEJAR PATRONES DE VOZ**

Repite el ejercicio anterior, sólo que:

1. crea cada vez un enunciado nuevo con contenido nuevo y haz el enunciado de 2-4 frases de largo.

2. añade los patrones de voz de ritmo, agentes modales y ritmo.

Alterna las funciones.

Una de las variaciones de cualquiera de estos ejercicios es que lo puedes hacer con otras dos personas al teléfono en una teleconferencia. Tan sólo asegúrate que el de la función C tiene el altavoz cubierto cuando (B) le da instrucciones a (A).

**CONSIGUIENDO UNA BUENA RELACION CON LENGUAJE SENSORIAL**

Otra forma de conseguir una buena relación auditiva es asemejar la manera en que procesan la información. Cuando pensamos, procesamos nuestras experiencias e información con uno o varios de nuestros sentidos. Podemos procesar visualmente haciendo fotos mentales en nuestra cabeza. Podemos procesar auditivamente hablándonos a nosotros mismos o repitiendo internamente conversaciones u otros sonidos. Podemos procesar de forma cinestésica accediendo a emociones o sensaciones físicas.

Si una persona procesa visualmente, facilitará la comunicación si le ayudas a dibujar una imagen en su mente. También ayudará si utilizas palabras con base sensorial que son de naturaleza visual.

Ejemplos de las muchas palabras visuales son: ver, mirar, dibujo, claro, visión, luz, brillo, revelar, imagen, panorama, aparecer, mostrar, observar, enfocar, etc. Una de las formas por las que sabrás qué palabras usar es escuchando las palabras visuales que él usa. Simplemente asemeja sus palabras visuales en tu respuesta. A los procesadores visuales les gusta observar demostraciones o ver cosas dibujadas. Puede que no les guste hacer sesiones por teléfono porque no pueden «ver» lo que dices.

Si una persona procesa auditivamente, le oirás usar palabras tales como: oír, decir, conversar, debatir, elogiar, llamar, ruido, discutir, silencioso, hablar, escuchar, tono, sonido, etc. Esto son sólo unas pocas de las muchas opciones de palabras auditivas. Para fortalecer la buena relación, simplemente asemeja sus palabras auditivas en tu respuesta. A los procesadores auditivos les gusta dialogar y conversar sobre todo, y suelen repetir las cosas.

Los procesadores cinestésicos usan palabras como: sentir, duro, sólido, desequilibrado, cálido, áspero, tensión, conectar, liso, firme, giro, tacto, suave, etc. – por nombrar sólo unas pocas. De nuevo, simplemente asemeja la clase de palabras que él usa para adquirir una buena relación. A los procesadores cinestésicos les gustan las experiencias «prácticas» o «tener sensaciones» sobre lo que tú estás hablando.

**EJERCICIO PARA ASEMEJAR PALABRAS DE BASE SENSORIAL**

Por parejas, leeos unos a otros las siguientes frases y que la segunda persona identifique si la frase es visual, auditiva o cinestésica. Uno de vosotros lee las frases impares y después la otra persona lee las frases pares.

__1. «¿Es eso un grito de ayuda?»

__2. «Mira aquí, ¿es esto bastante gráfico?»

__3. «¡Eh!, ¿has oído la última?»

__4. «Pilla esta situación, ¿quieres?»

__5. «¿Qué es lo que estás tratando de mostrarme?»

__6. «¿Puedes describirlo con más claridad?»

__7. «¿Te desgarró esa noticia o no?»

__8. «¿Puedes contarme más?»

__9. «¿Estás en contacto con lo que estás haciendo?»

__10. «¿Te sonó verdadero su enunciado?»

__11. «¿Cómo ves esta situación?»

__12. «¿Cómo era la escena?»

__13. «Realmente es una pesada, ¿verdad?»

__14. «¡Atención!, ¿a qué viene tanta cháchara?»

__15. «¿Por qué no te miras bien a ti mismo?»

__16. «¿Puedo pasarte esto para que lo revises?»

__17. «¿Te suena correcto lo que dije?»

__18. «¿Agarraste bien este problema?»

__19. «¿Cómo puedo ayudarte para que lo cazas solidamente?»

__20. «¿Qué es lo que estás intentando decirme exactamente?»

**SEGUNDO EJERCICIO DE PALABRAS DE BASE SENSORIAL**

Ahora lee la frase y la otra persona responde lógicamente al contenido de la frase pero aún con las palabras de base sensorial adecuadas. Por ejemplo, respuestas apropiadas a 1 y 2 arriba serían:

1. «¿Es eso un grito de ayuda?» — «Yo no oí nada.»

2. «Mira aquí, ¿es esto bastante gráfico?» — «Lo veo muy claramente.»

Si estás con la misma persona desde el primer ejercicio que acabas de hacer, cambia las frases que lees. Por ejemplo, si leíste las frases impares antes, esta vez lee las pares.

**EJERCICIO AVANZADO DE BUENA RELACION AUDITIVA**

En grupos de tres: La primera persona es la que pregunta, la segunda persona es la que contesta, y la tercera persona es el juez o árbitro.

Directrices generales – La primera persona le preguntará a la segunda TRES preguntas sobre aspectos generales de su vida (ej, trabajo, aficiones, familia, dónde crecieron, etc.) SÓLO QUE la primera pregunta tendrá una cualidad visual («Describe qué aspecto tiene tu familia.»), la segunda pregunta una cualidad auditiva (ej, «¿Cómo son los sonidos de tu casa?»), y la tercera pregunta una cualidad cinestésica (ej, «Describe las sensaciones físicas de tu silla favorita.»)

La segunda persona responderá cada pregunta sólo en la modalidad sensorial adecuada durante 15-30 segundos. La tercera persona arbitrará.

Alternar las funciones.

Todas estas técnicas de reflejo se deberían realizar suave y elegantemente Y mientras se responde a su conversación. Puedes hacerlo mientras preguntas o mientras comentas sobre lo que acaban de decir. Después de haber practicado estas nuevas habilidades y de que se hayan vuelto suaves al uso, notarás una respuesta diferente de la gente a tu alrededor. Puede que incluso notes una respuesta diferente en ti a la gente que te rodea.

Don Blackerby, PhD

**Parte 2 de 3 – Cómo conseguir crear una buena relación con tu cuerpo**

Continuando con las series de conseguir crear una buena relación con cualquiera, en el último artículo tratamos sobre cómo usar tu voz para conseguir crear una buena relación, lo cual es muy útil en sesiones telefónicas. Si recuerdas, tratamos sobre cómo asemejar o imitar cualidades de la voz como: el tempo, el tono, el timbre, y palabras de base sensorial, por nombrar sólo algunos. Puesto que estos artículos están dedicados a enseñar cómo crear una buena relación, se incluyeron ejercicios experienciales y se incluirán también abajo.

Ahora queremos concentrarnos en cualquier encuentro personal que pudieras tener. En este artículo nos centraremos en asemejar comportamientos corporales. Una vez más, es muy importante que hagas esta equiparación suavemente, con gracia, y tan discretamente como sea posible. Deberían parecerle MUY naturales a la otra persona. Si necesitas modificar o cambiar comportamientos, es mejor esperar una interrupción natural antes de hacer la modificación para asemejar el comportamiento nuevo.

Unas palabras de precaución: Esto ES actuar. Es decir, tu comportamiento externo puede ser diferente de tu ser interno. Si sólo te comportas o actúas como te sientes, sólo conseguirás buena relación con aquellos que sienten exactamente como tú, y te perderás el conseguir una buena relación con todas las otras personas.

Expresiones Faciales: Hay gente con caras estoicas y gente con caras muy animadas – y todas las posibilidades intermedias. La gente moverá sus cejas, sonreirá, fruncirá el entrecejo, moverá su cabeza, etc., mientras habla – o no. Tu tarea es imitar o reflejar sus expresiones faciales tan de cerca como sea posible. Como por ejemplo, si son estoicos, tú querrás ser estoico – incluso cuando ese/a «no eres tú» y puede hacerte sentir incómodo/a.

Contacto Ocular: Hay un mito que dice que debes mantener constante contacto ocular con la otra gente. Con algunas personas, sin embargo, este tipo de contacto ocular es turbador e inquietante. Entonces, ¿cómo sabes lo que hacer? Tú refleja el tipo de contacto ocular que la otra persona te da. Si mantienen el contacto ocular durante largos periodos de tiempo, lo mismo haces tú. Si miran hacia otro lado periódicamente, tú miras hacia otro lado periódicamente Y miras en la misma dirección por el mismo periodo de tiempo y con el mismo tempo.

Posición de los Brazos: Si cruzan los brazos, tú cruzas tus brazos de la misma forma. Si se apoyan con un brazo en una mesa, tú te apoyas con un brazo en la mesa – si puedes. Tú deberías ser su imagen en espejo.

Inclinación del Cuerpo: Si se inclinan hacia adelante, tú te inclinas hacia adelante. Si se reclinan en la silla, tú te reclinas. Lo mismo con inclinaciones a la derecha o la izquierda. Una vez más, tú te inclinas para ser su imagen en espejo.

Posición de la Piernas: Date cuenta de cómo están cruzadas sus piernas o si no lo están. Si cruzan sus piernas por los tobillos, tú cruzas tus piernas por los tobillos. Si cruzan sus piernas por las rodillas, tú cruzas tus piernas por las rodillas, etc. Unas palabras de precaución para las señoras, si llevas una falda corta y estás reflejando a un hombre, puede que no quieras reflejar su posición de piernas – simplemente sáltate este punto.

Gestos: Es muy importante reflejar el tipo y tempo de sus gestos. Si tienen gestos entrecortados, tu RESPONDES con el mismo tipo de gestos entrecortados. Otras modalidades de gestos que querrás notar y reflejar son: potente, suave, fluído, artístico o gráfico, o sin gestos. Asegúrate de notar y reflejar cualquier movimiento de pies o piernas. Nota: si el gesto está relacionado con el género (como el femenino movimiento de cabellos) y estás con una persona del género opuesto, sáltate el gesto.

Altura: En la medida de lo posible, no te eleves sobre alguien sentado o de pie cerca de ti. Esto es especialmente importante con niños. Baja al nivel de sus ojos, incluso si eso supone apoyarte en una rodilla. Lo mismo con gente sentada en sillas, como sillas de ruedas, no estés de pie cerca y les aceches mientas ellos permanecen sentados. Inclínate o de alguna forma baja al nivel de sus ojos.

**PRIMER EJERCICIO — En grupos de tres, con funciones A, B, y C**

Función A: Habla durante unos 2 minutos sobre algo que ha ocurrido en tu vida. Una descripción de una parte de tu día laboral, por ejemplo. O, ¿qué hiciste el fin de semana pasado, o en tu cumpleaños?, etc. Mientras estás describiendo este suceso, cambia cada uno de los comportamientos de arriba al menos dos veces. Puedes cambiar varios al mismo tiempo. Por ejemplo, podrías simultáneamente gesticular de cierta forma, mientras te reclinas, y con tus piernas cruzadas – tras hacer esto durante 15 segundos o así, cambia mientras continúas con tu relato.

Función B: En la medida de lo posible, imita cada comportamiento de A. Cuando A cambia, B tiene que cambiar para asemejarlo/a. (IMPORTANTE: esto no es crear una buena relación aún – es simplemente aprender a prestar atención a los comportamientos de la otra persona y asemejarlos. Crear una buena relación viene en el siguiente ejercicio)

Función C: Tú eres el orientador. Tú (1) orientas a A sobre qué movimientos y cambios hacer (si no lo hacen con bastante frecuencia y naturalmente) y (2) orientas a B sobre asemejar a A (si se les olvida cambiar).

Alterna las funciones hasta que los tres han representado las Funciones A, B, y C.

**SEGUNDO EJERCICIO–en grupos de tres, funciones A, B y C**

El mismo ejercicio que arriba, sólo que esta vez la Función B sólo mueve su cuerpo naturalmente. En otras palabras, espera a una pausa en la conversación, o hace una pregunta o comentario para crear una pausa y así hacer el cambio naturalmente.

Alterna las Funciones

**TERCER EJERCICIO**

Función A: Igual que el PRIMER ejercicio.

Función B y C: Función B imitará los cambios corporales de A (tal como hiciste en el SEGUNDO EJERCICIO arriba) y Función C lo hará totalmente desemejante. Por ejemplo, si A se reclina, C se inclina hacia adelante. Si A tiene expresiones faciales animadas, C es estoico, etc. Al final de los dos minutos, se hace lluvia de ideas y se conversa sobre las diferentes experiencias. Nota con qué Función fue más fácil mantener una buena relación y cuál fue tu respuesta al desemejante.

Alterna funciones.

El tercer ejercicio es un buen ejercicio para convencer a la gente de que, asemejar comportamientos, es una forma agradable y fácil de establecer una buena relación. Si añades las cualidades auditivas o de voz al ejercicio, se convierte en más potente todavía. El diálogo y la discusión que vienen tras este ejercicio son siempre entretenidas y esclarecedoras.

Don Blackerby

**Parte 3 de 3 – Más sugerencias sobre crear una buena relación**

En un artículo anterior, hablamos sobre cómo la naturaleza del proceso interno se revelaba por los tipos de palabras usadas. Estas palabras fueron identificadas como Visuales, Auditivas, o Cinestésicas. Se sugirió que, si tú asemejases la elección de palabras de proceso interno de la otra persona (a veces llamadas palabras sensoriales), podrías ayudar a conseguir crear una aún mejor relación con ellos.

Se apuntó que esta faceta de buena relación auditiva es MUY eficaz al teléfono. Las elecciones de palabras semejantes, junto con semejanzas en estilo, tono, timbre, tempo, etc., hacen al especialista muy eficaz en crear una buena relación, especialmente cuando hace sesiones telefónicas.

Otra forma de determinar cómo otros procesan información y experiencias es observar sus pautas de acceso ocular. Sus pautas de acceso se revelan por la forma que mueven los ojos para conseguir información de sus cerebros.

Pruebas cerebrales han indicado que cuando los ojos se mueven a las diferentes ubicaciones de acceso ocular, la sangre fluye a partes diferentes del cerebro. Esto parece indicar que las diferentes partes del cerebro y los diferentes tipos de pautas de acceso de información pueden estar conectados neurológicamente. Cuando miran con ojos desenfocados en una de las seis ubicaciones indicadas en la imagen de abajo accederán de forma visual, auditiva o cinestésica, como se indica.

Imagina que el dibujo de abajo es una persona mirándote A TI. Así pues, determina de antemano dónde está su lado derecho e izquierdo.

Cuando les ves mirar ARRIBA A SU IZQUIERDA O DERECHA, están accediendo a información visual. Puedes usar palabras visuales para asemejar sus pautas de acceso ocular.

Cuando miran RECTO A SU IZQUIERDA O DERECHA, O ABAJO A SU IZQUIERDA, están accediendo auditivamente. Puedes usar palabras auditivas en tu respuesta.

Si miran ABAJO A SU DERECHA, están accediendo cinestésicamente. Puedes usar palabras cinestésicas para asemejarles. Hay algunas distinciones más específicas adicionales que se pueden aprender más adelante – pero por ahora, vamos a mantenerlo sencillo.

Estos patrones de acceso ocular son correctos para un porcentaje elevado de la población. Los individuos zurdos a veces invierten los patrones de izquierda a derecha. La gente ambidiestra puede que tenga su propios patrones individuales de acceso ocular. Puedes hacerles preguntas diseñadas especialmente para determinar sus patrones individuales.

El aspecto más importante de este artículo es ampliar el conocimiento que hemos tratado previamente sobre su elección de palabras sensoriales. Tal como hemos tratado previamente, cuando ellos usan palabras principalmente visuales, auditivas o cinestésicas, tú asemeja esas palabras. Dándote cuenta de dónde mueven sus ojos para acceder a información específica en sus respuestas a ti, y respondiendo en consecuencia, amplia sencillamente tu eficacia y tu buena relación.

**PRIMER EJERCICIO DE ACCESO OCULAR**

En parejas:

Primera fase – cada persona mantiene la figura de acceso ocular a nivel de sus ojos y la mira fijamente durante 15 a 30 segundos, recordando visualmente las palabras al final de cada una de las 6 líneas.

Segunda fase – ambos dejan el papel fuera de su vista; la primera persona mira a la cara a la segunda persona mientras superpone la información del papel. Cuando la segunda persona mueve sus ojos a alguna de las 6 ubicaciones de acceso ocular, la primera persona identifica en voz alta si los ojos están en la posición visual, auditiva o cinestésica.

La segunda persona mueve entonces sus ojos a otra ubicación de acceso ocular hasta que se la identifica. Repítelo varias veces a lo largo de las seis ubicaciones de acceso ocular. Alterna las funciones.

**SEGUNDO EJERCICIO DE ACCESO OCULAR**

En parejas:

La primera persona le hace una serie de preguntas a la segunda persona, según las siguientes instrucciones, y nota hacia dónde dirige la segunda persona sus ojos para recuperar la respuesta.

• La primera persona le hace a la segunda al menos 4 preguntas que requieren una imagen visual para ofrecer una respuesta. (ejemplos de preguntas visuales, «¿De qué color tenía los ojos tu profesor/a de primer grado?» o «Describe con detalles la fachada de tu casa o del edificio en el que vives?»)

• Repite lo mismo con al menos 4 preguntas auditivas. (v.g., «Tararea la melodía de ______» o, «¿Cómo es el sonido de tu coche al arrancar? Imítalo.»)

• Repite lo mismo con al menos 4 preguntas cinestésicas. (v.g., «¿Qué brazo sientes más ligero ahora mismo?» o «Describe con detalles la textura de una pieza de ropa que lleves ahora»)

Debate sobre los movimientos de ojos que se percibieron. (Pista Enorme: A veces los movimientos más naturales de los ojos suceden estudiando al preguntador pensando las preguntas u observando a la segunda persona DESPUES de que ha contestado la pregunta. ¿Qué están comprobando o pensando, y dónde van sus ojos a comprobar?) Alterna las funciones.

El ejercicio anterior usa «preguntas directas» lo cual es muy útil cuando estás practicando o tratando de determinar los patrones de acceso ocular individuales de la otra persona. La mayoría de tus consultas y comunicación con otras personas serán en modo «indirecto». Es decir, que les harás preguntas más generales y QUERRÁS determinar cómo procesan las respuestas.

Por ejemplo, la pregunta «¿Entiendes?» no presupone que harán una imagen mental, se hablarán a sí mismos, o tendrán una sensación física o emoción para responder a la pregunta – pero ayudaría a cómo respondes tú si supieras cuál fue. Por lo tanto, tú haces la pregunta general, y observas sus ojos, y escuchas su elección de palabras para determinar si procesan visual, auditiva o cinestésicamente – y entonces tú respondes en consecuencia.

Don Blackerby

Traducido por Ana Saval-Badía «Escibir a Ana»:mailto:[email protected]