Pascale Lutz ayuda al hijo de 7 años de su amiga a aliviar un problema de estreñimiento que comenzó cuando a su mamá le diagnosticaron cáncer. Llevaba 4 años (!) esperando ver un especialista y con tan solo 15 minutos de EFT, el asunto se resolvió. Noten cómo Pascale hace la sesión divertida para el niño y se ríen mucho durante el proceso. Escribir a Pascale y visitar el sitio web de Pascale.

Mi nombre es Pascale Lutz, tengo 50 años y soy francesa. Vivo en Irlanda desde hace 25 años. Practico EFT desde 2007 después de haber recibido entrenamiento en Cork de Ted Wilmont de Londres.

Soy una terapeuta de belleza altamente calificada, practicante de Toque Cuántico e instructora máster de IET, de modo que tengo una amplia gama de clientes en quienes practicar EFT. Adoro esto y aprovecho cada oportunidad para hacer tapping aún sobre las cosas más pequeñas, conmigo misma, mi marido, mi familia en Francia, mis amigos y mis clientes. Siempre con un resultado brillante.

Lo que quiero informar es sobre una sesión que hice la semana pasado con gran éxito. He cambiado los nombres.

Aquí está la base para el estudio de este caso. Yo no estaba segura de si debía incluirlo, pues haría el artículo bastante largo, pero aquí está:

Brian es el hijo de mi amiga Pauline, quien tiene cáncer y a quien ayudé durante el año pasado. La fui a ver la semana pasada, y la encontré muy bien, excepto por las reparaciones de las terminaciones nerviosas en su cuerpo, lo cual es un buen signo en sí.

Ella dijo que si pudiera, no usaría ninguna ropa en ese momento porque los nervios están hormigueando por todo su cuerpo, internamente, y es una sensación muy desagradable, a pesar de que no siente dolor. Ella tiene que pasar por el proceso. Su gusto por la comida regresó, ella puede sentir el sabor de nuevo, después de 3 años. Ella no tiene ningún dolor importante, con excepción de la osteoporosis provocada por la quimioterapia, y va 3 veces a la semana a la fisioterapia y tiene úlceras en la piel por el momento, pero es todo lo malo de la quimioterapia que está saliendo de su cuerpo, ella se está desintoxicando. Está encantada consigo misma y hace tapping cada noche.

Brian es su hijo y me gustaría decir algunas palabras acerca de él antes de referirme a la sesión que tuve con él, la que fue una maravilla de dos minutos, para mi sorpresa y de todos los demás.

Brian es uno de los niños más adorables que conozco. A los 3 años le dijo a su papá, “soy un sanador.” Y ve luz proveniente de sus dedos. En una ocasión, después que yo había hecho EFT y curación a su mamá, le dijo: “Estás mejor mamá, ¡estás toda rodeada de luz blanca! Brian es un niño que visita a sus vecinos mayores en lugar de jugar con sus amigos en el parque, porque ellos están “viejos y solos.”

Hace poco supo que una señora no tuvo hijos, que los adora, y que le hubiera gustado tener un hijo y Brian la visita y trabaja en el jardín con ella, desde los 4 años de edad. Y visita a otra señora sin saber que ella acaba de perder a su hijo, quien se suicidó, y pasa tiempo con ella.

Yo había hecho un poco de EFT a Brian, cuando su mamá no estaba muy bien y sus padres me comentaron que estaba muy airado. Cuando hice tapping con él, descubrimos que había mucha tristeza y miedo en él, como era de esperar. Él estaba muy preocupado por su mamá, y, obviamente, por si mismo. Estaba inseguro de lo que sería de él si su mamá no se recuperaba. EFT le ayudó, especialmente, para superar un cierto grado de intimidación que sufría en la escuela, que lo tenía perturbado. El es muy afortunado de tener un padre fantástico quien significa mucho para él.

Fui a ver a Brian, el hijo de 7 años de una amiga a quien ayudé durante el año pasado con su cáncer. Los médicos no se explican por qué sus glóbulos blancos están en alza y por qué ella está un 65% mejor de lo que esperaban, y no aceptan que EFT haya contribuido a ello. Pero Paulina sabe que es así y eso es lo que importa. Ella me contó que Owen, de 7 años, tenía un bloqueo intestinal, y que estaba esperando ver un especialista desde que tenía 3 años. Pensé que no había entendido bien, pero sí, Brian había estado esperando por 4 años para ver a un especialista acerca de su obstrucción intestinal, lo cual ocurrió, para sorpresa, cuando su madre fue diagnosticada de cáncer.

Estaba tan mal la semana pasada que fue hospitalizado después de desmayarse, por lo muy estreñido que estaba. Le pusieron dos laxantes al día, por lo que propuse EFT y los padres de inmediato estuvieron de acuerdo. En primer lugar, les pedí que conversaran con Brian, para decirle que iba a venir a hacer EFT sobre él como lo había hecho antes, el mágico tapping, y para decirle que él me podía contar absolutamente todo, que quedaría entre él y yo, e incluso si quería usar malas palabras para describir cómo se sentía, estaba permitido. Brian estuvo de acuerdo de inmediato, y yo sabía que lo estaría, de todos modos, porque tenemos una gran relación, y cada vez que me ve, corre hacia mí, me abraza fuertemente, y me presenta a sus amigos como la señora que hace mejorar a Mamá, así que la confianza está ahí.

La sesión con Brian duró sólo un cuarto de hora, y yo estaba muy escéptica respecto a si sería suficiente en tiempo o en eficiencia, pero decidí confiar en el proceso, porque después de un cuarto de hora sentí que sería suficiente. Mientras Brian hacía tapping, riendo al mismo tiempo, apenas podía repetir lo que yo estaba diciendo y a veces faltaba exactitud en algunos puntos, tanto que lloraba de tanto reír.

– A pesar de que no puedo ir al baño, yo soy un buen chico (3 veces)

– No puedo ir al baño

– Y me duele la panza

– Incluso terminé en el hospital

– Eso no fue gracioso

– La caca se ha quedado atascada en barriga (que es donde empezó a reír)

– La caca no se quiere ir

– Quiero que se vaya

– Quiero que la caca salga de mi barriga

– Pero está atascada ahí

– Tal vez hay algo en esa caca

– Tal vez hay algo que se ha quedado atascado en mi caca

– Tal vez sea todo el miedo que sentía cuando mamá estaba enferma

– Está todo atascado en mi caca

– Y yo estaba realmente enfadado también

– Y todo ese miedo y la ira están atascados en mi caca

Él dijo entonces que no estaría más triste ni temeroso porque estaba consciente de que su mamá estaba mejorando, de modo que dije, OK, entonces diremos “YO ESTABA asustado y ESTABA enojado.”

– Todo ese miedo

– Y toda esa ira

– Están atascados en mi caca

– Yo estaba tan asustado y alarmado

– Cuando mamá estaba enferma

– Yo no sabía si ella iba a morir

– Y entonces, ¿quién cuidaría de mi? (Él dijo “mi padre” y me alegré de oirle decir eso).

– Yo solía tener tanto miedo

– Y tan enojado

– Y tan asustado

– Que al final

– Todo se quedó atascado en mi caca

Él todavía estaba riendo a medida que decía las palabras, y estaba bostezando mucho, por lo tanto supe que se estaba soltando y liberando muchas emociones.

– Todo ese miedo e ira

– Estaban atascados en mi caca

– ¡Vete caca!

– Te dejo ir caca

– No te necesito más

– Para que estés atascada en mi barriga

– Una buena caca al día

– Mantiene alejado al médico. (No podía parar de reírse)

– Mamá está mejor ahora

– Lo puedo ver todos los días

– Así que no hay razón para que mi caca esté atascada

– Ándate caca

– Ándate caca

– ¡Ciao, ciao caca! (Ni siquiera podía hablar en ese momento debido a la risa y yo también estaba riendo al ver cómo reía él)

Después de eso, que sólo duró aproximadamente un cuarto de hora, sentí que era tiempo de parar, porque él no tenía ningún dolor en ese momento, y había ido al baño antes de mi llegada, gracias a los laxantes.

Paulina me acaba de enviar una nota hoy, al día siguiente, para decirme que Brian no tomó ningún laxante después de mi partida, y ninguno esta mañana tampoco, y fue al baño, naturalmente, anoche y esta mañana!

Cordiales deseos,

Pascale Lutz

Traducido por Mariela Martínez Vera, de Chile. Escribe a Mariela

InEnglish.gif