Hola a todos,

Nancy Morris hace hincapié en la importancia de abordar eventos específicos para proporcionar una mejoría a la vida romántica de su cliente. Ella dice, «Este caso demuestra el efecto insidioso que nuestras creencias pueden tener en varias áreas de nuestras vidas. Usar EFT en hechos concretos, en las cosas concretas que se nos dijeron, y los pensamientos específicos que teníamos al principio, puede borrar las creencias subyacentes y, como en este caso, nos abre a una nueva manera de estar en el mundo».

Por Nancy Morris, EFTCert-I

Hola Gary,

Este caso demuestra el efecto insidioso que nuestras creencias pueden tener en múltiples áreas de nuestra vida. Usar EFT en eventos específicos, en cosas específicas que nos dijeron, y en los pensamientos específicos que teníamos al principio, puede borrar las creencias subyacentes y, como en este caso, abrirnos a una nueva manera de estar en el mundo.

Janet quería mejorar su autoestima y quería una vida sexual mejor con su marido, Greg. Cuando alguien se contacta conmigo, tratando de «mejorar mi vida sexual», le pregunto qué significa específicamente eso para ellos, es decir, exactamente lo que cambiaría en su vida como para decir: «Vaya, mi vida sexual es mucho mejor de lo que solía ser.» Para Janet significaba sentir más placer físico al tener relaciones sexuales con su marido, Greg, y un sentimiento de mayor intimidad y conexión con él durante el acto sexual.

Exploramos juntos lo que pensaba que podría cambiar específicamente en la forma en que hacían el amor que le daría mayor placer a ella. Janet estaba insegura; ella sólo tenía la sensación de que podría ser mucho mejor para ella. Yo reencuadré la siguiente pregunta diciendo que sabía que «era imposible», pero sólo para que pudiéramos obtener cierta información y conocer la mejor manera de proceder con EFT, yo iba a pedirle que suspendiera todas sus creencias por un momento, y se preguntase a sí misma lo siguiente: «Si yo estuviese completamente desinhibida de pedir lo que deseo, ¿qué desearía de George?»

Después de unos instantes, Janet fue capaz de decir varias cosas específicas que a su juicio, harían el sexo más placentero para ella, PERO, dijo, «mis necesidades no son importantes». Después de una pausa, Janet también dijo que se había dado cuenta que tenía un patrón de retener sus propias preferencias, incluso con los amigos. Ella siempre puso los deseos del otro antes que los suyos. No se sentía «lo suficientemente importante». Esto nos dio mucho tapping para hacer.

Para establecer un punto de prueba desde el que pudiéramos medir nuestro progreso, le pedí a Janet que dijera: «Lo que quiero no es importante» y evaluar cuán cierto lo sentía dentro de ella. Ella dijo que lo sentía muy cierto y que se sentía triste. Hicimos una sola ronda sobre:

A pesar de que lo que yo quiero no es importante y eso me pone triste…

Entonces le pregunté a Janet si esto le recordaba de algo temprano en su vida. Lo hizo. Ahora teníamos un evento específico para trabajar.

Janet creció siendo la única niña entre 5 hermanos. No había mucho dinero en la familia, y cuando los niños necesitaban calcetines, la mamá compraba calcetines deportivos para niños y eso era lo que Janet tenía que llevar también. Ella quería tener sus propios calcetines para niña, pero nunca los recibió. Además, cuando estaba en sexto grado, y realmente quería un piano y pidió uno para Navidad, ella no lo recibió. Hubo muchas, muchas situaciones en que las necesidades de los niños estuvieron primero. Janet sentía la tristeza en su garganta, caída, tenía un sentimiento de «pobrecita yo». Utilizando la Técnica de Contar la Historia sobre cada uno de los eventos específicos, hicimos tapping para aliviar su tristeza y la autocompasión, hasta que todos los sentimientos relacionados con esos hechos estuvieron en cero.

En este punto le pedí a Janet que evaluara qué tan cierto sentía esta afirmación para ella: «Lo que quiero es importante» (Nótese que lo he invertido desde la vez anterior). Janet pronunció la declaración en voz alta y dijo que se sentía como un 6-7 (siendo 10 completamente cierto). Entonces, le sugerí que dijera la misma declaración en voz alta con un ajuste: «Lo que quiero es importante para mí». Janet tuvo un «¡Ajá!» al momento y dijo que lo sentía como un 9. Ella dijo que se dio cuenta de que las palabras no dichas, cuando pensaba que sus deseos no eran importantes, fue que no eran importantes para los demás. Hicimos varias rondas de tapping sobre:

Aunque he tenido miedo de darme cuenta de lo que quiero…

Aunque he tenido miedo de siquiera sugerir lo que quiero…

Aunque he tenido miedo de pedir lo que quiero…

Luego tocamos los puntos de tapping de EFT usando la frase recordatoria, tales como: He tenido miedo, pensando que yo no cuento, yo cuento, lo que quiero es importante para mí, es bueno para mí tener preferencias, está bien para mí tener deseos, poseo mi propia sabiduría, sé lo que es bueno para mí, está bien que la gente pida lo que quiera y negocie lo que recibe, mis preferencias son importantes, otros tienen sus preferencias, y yo tengo las mías, me encanta y acepto lo de todos nosotros, yo soy una parte importante del universo, yo cuento como todo el mundo.

Una vez más chequeamos la declaración, «Lo que quiero es importante». Y Janet dijo que lo sentía del todo cierto y que se sentía muy bien para hablar con su marido. Estaba segura de que él querría complacerla y que su vida sexual fuera más placentera. Recordó también que uno de sus deseos, dijo Janet, fue sentirse más segura de sí misma.

En nuestra próxima cita Janet dijo que había sido mucho mejor al manifestar a la gente sus preferencias y que tenía muchos ejemplos concretos. También, ella había hablado con George más abiertamente que nunca sobre sus deseos y que se sintió bien haciéndolo. Cuando ella le preguntó cómo se sentía él acerca de que ella hablara de sexo, tuvo una hermosa respuesta, «me siento honrado de que estés poniendo mucha energía en tu desarrollo (sabe que está trabajando conmigo) y en nuestra vida sexual». En cuanto a su deseo de mejora de la autoestima: Janet se siente mucho mejor acerca de sí misma y tiene más confianza en el día a día de la vida. Y, ella ya se siente más cerca y más conectada con su marido y siente que su vida sexual está mejorando constantemente.

Nancy Morris, EFTCert-I

Traducido por Ana Maria León – Escribir a Ana Maria