Hola a todo el mundo,

Jarrod Bailey, de Australia nos demuestra cuán eficientemente se puede hacer esto con EFT.

Por Jarrod Bailey

Hola Gary,

Recientemente me llamó un hombre que deseaba un trabajo para su hijo de doce años. El padre y su madrastra vinieron a verme primero de manera que pudieran informarme de cuál era la situación con su hijo y para que yo pudiera explicarles qué es lo que hago.

Explicaron que habían llevado a su hijo a ver a todos y cada uno, cualquiera de los que puedas mencionar, ellos lo han visitado. Desafortunadamente sin ningún provecho. El padre me dijo directamente que si esto no funciona, el siguiente paso es medicarlo, tan mal está la situación.

Ellos encontraron la «lista de matar» de su hijo, una lista de gente que él quería matar con detalles gráficos de cómo lo haría. Estaban preocupados de que en el pasado le había llevado a ver terapeutas quienes lo veían más de tres veces por semana sin cambios visibles. Les dije de darle tres sesiones y entonces ellos sabrían sin duda si él se beneficiaba de venir a verme.

La primera sesión les dije que le hicieran saber que yo iba a hacer un poco de «cosas de tapping» que eran bastante raras y que probablemente se reiría de mí, lo cual está bien. Encuentro que esto ayuda con los niños, parece que les hace saber que está bien pensar que es extraño y raro (¡que lo es, después de todo!).

El doceañero fue capaz de expresar (con una claridad superior a su edad) algunos de los acontecimientos de su vida. Cuando le pregunté si saber acerca de las cosas estresantes le ayudaba, contestó: «No realmente… me salgo de mis casillas pero en ese momento no sé porqué». Así que empezamos a hacer tapping en,

Aunque me salgo de mis casillas no sé porqué, ¡todavía soy un buen chico!

Aunque un montón de cosas me han sucedido en el pasado que me joden cuando pienso en ellas, ¡todavía soy un gran chico!

Aunque mi padrastro dijo que me haría xyz, ¡todavía soy un gran chico!

Aunque mi madre es realmente una mala puta, ¡todavía soy un gran chico!

Aunque los recuerdos de mi pasado activan mi Amígdala y me hacen salirme de mis casillas y sentirme realmente cabreado, ¡todavía soy un gran chico!*

Expliqué el concepto básico de cómo funciona la amígdala en relación a los estímulos, activando viejos recuerdos y generando respuestas emocionales que a veces no es cómo nos gustaría idealmente actuar y sentir.

Aunque haya quien lo considere tabú, he encontrado que trabajando con niños, en particular los que tienen problemas de comportamiento, jurar o usar palabrotas puede ser muy efectivo para «sintonizar». Con frecuencia se ríen y miran a su alrededor para asegurarse de que sus padres no pueden oírles pero parece que se alegran mucho de usarlas. En mi experiencia, un juramento irá directamente a la raíz que ha estado sosteniendo el problema original y que puede cortar por lo sano con el estrés y el tiempo que se llevaría.

Un mes más tarde, el informe del doceañero dice que de hecho no puede recordar ningún incidente en el último mes en el que se haya salido de sus casillas o se haya cabreado. Su padre me dijo que cuando visitó a su madre auténtica cuatro días después de nuestra visita inicial, el informe de su madre fue: «No sé qué le has hecho a nuestro hijo, ¡pero sigue haciéndoselo!» Sus modales eran sorprendentes, se comportaba bien y solo había un pequeño problema y él aceptaba sus consecuencias (aparentemente esto no había sucedido anteriormente). En palabras de su padre, el chico está un ochenta por ciento mejor de lo que estaba.

Mientras salían de su última sesión, su padre se quejaba de tirantez en el cuello y el hijo dijo con gran entusiasmo: «Haz que Jarrod te lo arregle, ¡realmente funciona, papá!» Hicimos dos minutos de trabajo en su cuello y notó mejoría. La mejoría para mi fue solo un beneficio adicional al hecho que su hijo apoyaba con tanto entusiasmo este proceso de hacer tapping.

Jarrod Bailey

Traducido por Juan Carlos Vega Escribir a Juan Carlos

InEnglish.gif