Cómo reducir la culpabilidad a través de EFT “Tapping en Círculo” – manteniendo la intimidad para todos – AHEFT

Hola a todos,

Diana Bustos nos muestra como EFT en grupo puede ser sumamente eficiente. Noten como ella pide a los participantes enfocar en acontecimientos específicos. Esto añade eficacia al proceso. Ella dice, “En este círculo en particular, nos enfocábamos en la culpa, entonces yo tenía a todos los asistentes evocando una memoria específica de culpa con la cual ellos quisieran trabajar.”

Por Diana Bustos

¡Hola Gary!

Quería compartir una historia apasionante con usted que ocurrió en un “tapping en círculo” que sostuve recientemente. En este “tapping en círculo”, la privacidad es muy importante pues muchas personas no se sienten cómodas revelando información personal y emocionalmente sensible. Por lo tanto, siempre remarco a los participantes que ellos no tienen que compartir la historia o el recuerdo con nadie (incluyéndome a mí, aun cuando yo conduzca el tapping) porque, como usted continuamente advertía, lo que importa es que ELLOS estén sintonizados con la cuestión.

En este círculo en particular, nos enfocábamos en la culpa, entonces yo tenía a todos los asistentes evocando una memoria específica de culpa con la cual ellos quisieran trabajar. Tomando un nivel de intensidad que tasa entonces yo tenía puntos de referencia de partida.

Después que todos habían llegado a un evento que creaba un sentimiento de culpabilidad, yo escribí su nivel de intensidad emocional, así como tomé nota de dónde esto se manifestaba en sus cuerpos, tomando el rango del nivel de intensidad para así tener los puntos de referencia de partida.

Empecé el tapping con algunas recomendaciones generales acerca de la culpa incluyendo lo que creo que podrían ser algunas de las creencias comunes que uno podría tener, y que crearían resistencia para la liberación de la culpa. Estas rondas incluían afirmaciones tales como:

Aunque yo merezca cargar con esta culpa porque tengo que seguir castigándome y así me niego a dejar ir esta culpa…

Aunque esta culpa me sirva porque tengo que aprender mi lección castigándome a mí mismo…

Este tipo de rondas fueron suficientes para que la mayoría de la gente liberara su culpa en particular y acceder a un cero.

Sin embargo, cuando controlé con Rachel (no es su nombre real), ella realmente no se había movido. De hecho, su intensidad se había disparado y sus síntomas físicos también habían empeorado. Tenía una sensación de ardor en su rostro que se convirtió en un 15 sobre una escala de 0 a 10 después de la segunda ronda. Una sensación de quemazón y dolor se manifestaba también en su área pélvica. Debido a que habíamos trabajado juntos anteriormente y yo recordaba todo, ella sabía que el empeoramiento de los síntomas era realmente algo bueno, por lo que ella estaba dispuesta a seguir con el tapping.

En este punto, decidí hacer algunas partes del trabajo y le pedí que diera a la sensación en su área pélvica un color, forma, tamaño y textura, básicamente crear una visión de la culpa. Pensando en estos atributos, la emoción se hizo aún más real y ganó dimensión, con la asignación de características.

Rachel describió su sensación de culpabilidad como roja, cruda, quemante, lista para explotar, frágil y con forma de riñón. Utilicé esta información en mi siguiente serie de rondas de tapping. Los demás participantes estaban haciendo tapping en sustitución para ella, o habían optado por un segundo caso de culpabilidad para trabajar en él. Estas frases incluían:

Aunque tengo esta culpa roja, cruda, y quemante en mi área pélvica que no está lista para ser puesta en libertad…

Aunque esta culpa ubicada en mi área pélvica es reniformes, muy frágil, y está lista a explotar, tiene que quedarse conmigo porque me mantiene segura, sin embargo, aún estoy dispuesta a amarme y aceptarme.

Después de estas rondas su intensidad estaba muy alta. Era muy evidente viendo su cara que ella estaba muy incómoda. Sin embargo, después de otra serie empezó a sentir menos intensidad, aunque el dolor y la quemazón restante comenzaron a moverse alrededor de su área pélvica. Asimismo, la quemazón en la cara empezó a disiparse.

Una vez que bajamos a un nivel de intensidad de 5, ya no se movió más. En este punto le pregunté que pasaría si ella liberara la culpa. Sin pensarlo dos veces ella dijo, ” cometeré el mismo error otra vez. ” Una vez mas, yo no tenía ni idea a qué ella se refería, pero usé esta información para crear la siguiente frase.

Aunque no sea seguro para mí liberar el resto de esta culpa porque sé que cometeré el mismo error otra vez y yo no podría manejar eso…

Este toque bajó la intensidad a 3 pero otra vez quedó trabada aquí. Entonces comprendí que yo podría evitar la resistencia reformulando la situación. Claramente ella no estaba bien con liberarse completamente de la culpa porque esta la protegía. Por lo tanto, cuando cambié la palabra liberación por transformación de la culpa, se volvió lo bastante seguro como para crear el cambio, y en última instancia poner a cero la culpa. Ella me explicó que todo ese tiempo la culpa había sido su amiga protegiéndola de cometer el mismo error dos veces. Por lo tanto, por qué querría deshacerse de algo que era tan bueno para ella. Por lo tanto, transformar la culpa era aceptable porque ella no la eliminaba, sino que simplemente la modificaba.

Aunque yo me permita liberar una buena parte de la culpa, no estoy bien con liberarla del todo…

Aunque no sea seguro liberar toda la culpa, puedo estar abierta a la transformación la culpa restante por una cantidad saludable de precaución.

Después de esta ronda ella estaba completamente tranquila, relajada, no tenía ningún dolor o quemazón, y tenía una enorme sonrisa en su cara. Ella se disculpó para ir al baño y cuando volvió, sonreía con satisfacción. Ella me llevó aparte y me preguntó si recordaba cómo las sensaciones se movían alrededor en su área pélvica. Entonces me dijo lo que había descubierto cuando fue al baño. Por primera vez en casi dos años, Rachel comenzó a menstruar.

Aunque conozco el poder de EFT, todavía me deja estupefacta. Esto es especialmente impresionante cuando pienso en que, hasta el día de hoy, todavía no tengo idea acerca de qué se refería la culpa.

Gracias a Gary por permitirme cumplir lo que creo que es mi misión, ayudar a los demás. Antes de EFT, no tenía ni idea de cómo hacerlo y me sentía tan vacía por dentro. EFT ha creado un gran propósito en mi vida. Una vez más, ¡gracias!

Diana Bustos

Traducido por Ana Maria León – Escribir a Ana Maria

InEnglish.gif

Deja un comentario