La culpa puede pesar en nuestras vidas y estar en todos nuestros pensamientos y acciones. Esto puede ser devastador cuando se ha cargado con ella toda una vida, es lo que puede verse con el cliente de Ilana Weiler (de Israel). Vea como en una sesión Ilana ayudó a su cliente liberarse de una culpa innecesaria y sentirse libre. Nótese, a lo largo de la sesión, el concepto de EFT que ella utiliza, tales como eventos específicos y la caza del dolor.

Por Ilana Weiler

Chaya es muy amiga mía y amante real de EFT. Mientras estábamos chequeando patrones de conductas “indeseados”, ella dijo sentirse siempre, de una forma u otra, “culpable”. Incluso cuando se siente mal por las acciones de otra persona, en alguna forma también se siente culpable.

Decidí usar el test del músculo de la Carta de Conducta que es utilizado en técnicas de UN CEREBRO, el cual es en realidad un barómetro emocional. Lo he encontrado beneficioso en algunos casos. El resultado indicó tristeza y culpa, y auto castigo. Hicimos tapping por:

Aunque siempre me siento culpable…

Esta ronda ayudó a traer las emociones a la superficie y Chaya sintió que el nivel de intensidad de los mismos era de 8 en una escala de 0 a 10. Le pregunté en que parte de su cuerpo ella sentía la culpa. Ella dijo que la sentía en su estómago.

Aunque siento esa culpa en mi estómago…

Unas pocas rondas de EFT, en la versión corta, y ella empezó a sentir nauseas en su estómago. Le pregunté cuándo fue la primera vez que ella se sintió culpable. Ella dijo, “desde que era muy pequeña, puede que desde los 3 años. Desde que mi hermana nació.” Le pregunté por qué se sintió culpable. Ella dijo que su hermana era la niña “buena”… fácil de satisfacer, casi nunca lloraba. Y ella era la niña “mala”. Esto trajo mas intensidad en su dolor de estómago… se sentía como una contracción.

Aunque, tengo esta contracción por la culpa en mi estómago…

Hicimos tapping en los puntos de EFT repitiendo lo siguiente: esta culpa… esta contracción de culpa… culpa en mi estómago… ella era la niña buena… yo era la niña mala… culpa… ella era fácil de complacer… yo no… estas memorias de culpa en mi estómago.

Ahora Chaya dijo no sufrir más de dolor en el estómago, pero sentía tensión en su pecho. cazar el dolor me parecía lo más indicado.

Aunque siento esta tensión y contracción en mi pecho…

Hicimos –tapping en los puntos de EFT repitiendo lo siguiente: estirones en mi pecho… difícil de respirar… esta culpa… estirones… esta culpa me dificulta la respiración… no puedo respirar… esta culpa antigua… está en mi pecho.

En el punto gama: Me sentí culpable desde niña.

Coronilla: Sentirme culpable me dificulta la respiración

Aunque, he nacido culpable, me acepto a mí misma, me amo a mí misma

Aunque pienso que los bebés son culpables por la forma en que nacen, por quienes son cuando nacen, elijo perdonarme a mí misma.

Hicimos tapping en los puntos de EFT repitiendo lo siguiente: Nací culpable… fue mi culpa… ¿qué clase de bebé fui?… soy culpable… un bebé culpable.

Antes de terminar esta ronda, Chaya me miro y dijo: “No, no es mi culpa. ¿Qué bebé en la tierra es culpable de nada? Todos los bebés son “puros” e inocentes. Ahora hicimos tapping sólo en lo positivo… todos los bebés son inocentes, no fue mi culpa, etc. Amplia sonrisa, lágrimas de alivio corrían por su rostro.

Esto pudo ser el final de la sesión, si el nivel de intensidad hubiera bajado a cero. Pero quise asegurarme de la efectividad de nuestro trabajo. Se necesitaba un evento específico. Le dije a Chaya que intentara llamar de vuelta uno. En cuanto lo hizo, ella sintió repentinamente un dolor insoportable en el centro de su espalda el punto de atrás del chacra del corazón. Era congelante, frío y doloroso, y ella estaba temblando. Puse mi mano sobre el punto pero ella no lo pudo soportar. Traté de conducirla a través de algunas imágenes guiadas para llevar calor al lugar, sin éxito. Así que hacer tapping fue lo correcto.

Hice tapping en ella mientras ella repetía, “frío, frío congelante, doloroso”… por unas pocas rondas, antes de que ella pudiera sentir que el punto se calentaba y una sensación de tranquilidad.

“¿Que fue eso?” ella preguntó. Mi intuición ayudo aquí… Creo que fue la liberación de un dolor que estaba asentado en este lugar. Fue una liberación de una memoria del cuerpo. “¿por qué me auto castigo?” preguntó Chaya.

Ella se relajó y pareció que no necesitábamos entrar en detalles sobre ese evento específico. No era necesario el proceso verbal. Fue una reacción física muy fuerte de lo que el cuerpo recordaba. Chequeamos sus sentimientos, las sensaciones de su cuerpo, todo estaba relajado y claro.

Una semana después hable con ella. y me dijo “Me siento muy relajada. Podía sostenerme de pie y escuchar toda clase de reclamaciones que pudiera hacerme mi pareja y no sentirme automáticamente culpable. Tuvimos una conversación acerca de los problemas que salieron a flote, pero me siento como una persona diferente.”

Qué resultado tan magnifico. Estoy tan agradecida por esa gentil, rápida y sanadora técnica. Gracias Gary. Tú has enriquecido nuestro mundo con esta técnica sanadora… Siempre estaré agradecida.

Amor a todos Ustedes,

Ilana Weiler

Traducido por Sonnia Arzamendia

InEnglish.gif