Congestión pulmonar severa se despeja con uso diario persistente de EFT – AHEFT

He aquí un claro ejemplo de Nancy Polites ilustrando cómo los asuntos emocionales contribuyen a problemas físicos severos..

Por Nancy Polites

Hola Gary,

El Dr. J.J. Lashbrook es un brillante quiropráctico novato de 28 años, que ha padecido de congestión pulmonar y síntomas de asma (incluyendo la necesidad de sonarse constantemente, toser para limpiar sus pulmones y presión en su pecho) durante gran parte de su vida. El recuerda haber sentido estos síntomas desde los 7 años cuando también comenzó a sentir tristeza y tener problemas emocionales en casa.

J.J. es un hombre dulce y enérgico cuya lucha financiera para terminar la escuela de quiropraxia y después valerse por sí mismo ha sido extremadamente retadora. Sus emociones se han enfocado en la falta de apoyo de sus padres – su madre era una joven adolescente cuando él nació y su padre estuvo ausente después de problemas legales relacionados con el uso de drogas y su posterior encarcelamiento. J.J. tuvo muchos miedos de abandono durante su infancia.

Durante su primera sesión, J.J. describe ansiedad extrema por abrir su propio negocio, problemas financieros y de relaciones. Utilizamos estos síntomas para medir su nivel de incomodidad, más que los emocionales, porque él podía conectarse con éstos mucho más fácilmente. El describió su nivel de incomodidad respecto a su congestión y la presión en su pecho en 10 en una escala del 0 al 10.

Durante la sesión, él hizo el recuento de varios sentimientos dolorosos de su infancia, y hacíamos tapping respecto a estos. El nivel bajaba y después regresaba a 10 de 10 cuando describía otro incidente (aspecto, hablando en términos EFT). Hacíamos tapping en cada incidente y sus síntomas físicos correspondientes se reducían. He aquí un ejemplo de las frases utilizadas durante la primera sesión:

Aún cuando es tan triste para mí el hablar de estas épocas y siento presión en mi pecho, elijo permitirme sentir estos sentimientos y aceptarlos de todas formas.

Aún cuando no me he permitido sentir tristeza durante todos estos años, ahora acepto que tengo estos sentimientos y me siento seguro al expresarlos.

Aún cuando estos sentimientos me sobresaltan y suben a 10 tan rápido, ahora me doy cuenta que he estado conteniéndolos la mayor parte de mi vida y ahora es seguro dejarlos salir en este escenario.

Ronda 1

¡Tengo sentimientos tan dolorosos que aparecen tan rápidamente!

Experimento estos síntomas físicos tan familiares cuando me permito sentir esta tristeza

No me gusta recordar estos eventos

Estas cosas terribles me sucedieron y yo debía sobrellevarlas valientemente

Mi trabajo es hacer lo que debo hacer todo el tiempo

Mi sufrimiento va a valer la pena algún día

Se como soportar y lo he hecho bien durante mucho tiempo

Tal vez mis síntomas físicos aparecieron para que pudiese obtener atención

Ronda 2

Me pregunto si podré dejar ir este dolor

Me encantaría dejar ir estos sentimientos tristes y saber que está bien el sentirlos

Me gusta saber que estoy a salvo

Elijo dejar ir estos sentimientos ahora que sé que los puedo aceptar

Acepto mis sentimientos y mi vida como está ahora

Se siente bien recibir la guía que el universo me ofrece

Disfruto el hecho de tener herramientas que pueden ayudarme a sentirme mejor.

Después de algunas rondas con frases que sonaban similares, la congestión se había reducido de 10 a 0 y J.J. siguió respirando fácilmente durante el resto de la sesión, mientras revisábamos algunos otros temas de su infancia.

En nuestra segunda sesión, el reportó que había hecho tapping hasta 30 veces al día durante la primera semana, (entre pacientes) y se había mantenido libre de congestión. Sin embargo, reportó que al reducir el tapping, y cuando no lo hacía diariamente, su congestión regresaba.

Entonces había más trabajo emocional que hacer, y esto era dependiente de su deseo de poner el tiempo y el esfuerzo en su alivio.

Debido a que se trata de un problema médico de largo plazo, lo he animado a continuar el tapping por su parte tan frecuentemente como lo desee. Mientras que podemos reducir el malestar en la oficina mientras nos mantenemos muy enfocados, sus disparadores de día a día aparecen y reinician sus síntomas emocionales y por tanto, los físicos.

Nancy Polites

Traducido por María Elena Blanco Ir al Sitio WEB de Maria Elena

   

Deja un comentario