Cuando los golfistas se centran en el objetivo equivocado
¿Le dan escalofríos las llamadas de ventas en frío?