Sanando la raíz de la adicción a la comida, la dieta crónica y el comer emocional
Antojos por el chocolate tiene su raíz en la pobreza de una infancia