Dolor de espalda desaparece con EFT al encontrar la raíz


Un detallado e interesante artículo de Ana María Olivas de Valencia, en el que describe cómo encontró el asunto raíz que provocaba dolores físicos de espalda y cervicales. Al tratarlos, su cliente se liberó de los desagradables síntomas que presentaba. Muestra claramente los beneficios de indagar en profundidad y utilizar las expresiones del cliente. Escribir a Ana María

Por Ana María Olivas

Les envío este artículo en el que describo cómo un dolor agudo de espalda y otros síntomas desagradables desaparecen tras 1 hora y 10 minutos de sesión de EFT al ir a las causas del problema.

Ante mis preguntas, Elisa (nombre ficticio) me describe los síntomas de cómo es el dolor, dónde está localizado, cuándo comenzó y cuáles son las preocupaciones que tenía en el momento en que comenzó.

Empezamos inmediatamente el tapping, pues ella ya conoce el procedimiento, ya que fue mi clienta hace un tiempo. Primero trabajamos los síntomas más desagradables con la Receta Básica.

PK: Aunque no puedo girar el cuello hacia el lado izquierdo, aunque no puedo girarlo tampoco hacia el lado derecho, me amo y me acepto profundamente.

(Tiene un nivel 8 hacia la izquierda y un nivel 5 hacia la derecha)

Coronilla: No puedo girar el cuello hacia la derecha

Ce: No puedo girar el cuello hacia la izquierda

Lo: Me duele el cuello

Bo: Giro y me duele

Bn: No puedo girar el cuello hacia la derecha

Bl: No puedo girar el cuello hacia la izquierda

Cl: Me duele

Bp: Me duele mucho

Bb: No puedo girar el cuello

DP: Me duele girar el cuello

DI: me duele al mirar hacia la derecha

DC: me duele al mirar hacia la izquierda

DM: No puedo girar el cuello

9 Gama: No puedo girar el cuello ni hacia la derecha ni hacia la izquierda

Resultados: En tres rondas pasa de 8 a 1 en el giro hacia la izquierda y de 5 a 0 en el giro hacia la derecha.

Hacemos otra ronda más para bajar ese 1 a 0, pero queda igual, así que lo dejamos pendiente para más tarde, cuando hayamos profundizado las causas.

Pasamos a los siguientes síntomas más desagradables:

PK: Aunque estoy mareada y tengo ganas de vomitar, me amo y me acepto profundamente

Comenzamos con la Receta Básica, pero a mitad de ronda, me comenta que siente hormigueo en determinados puntos: PK, Coronilla, Ce, Lo, Bo, Bn, Bl, Cl, Bb.

Con lo cual, comenzamos a trabajar sólo con esos puntos, porque intuyo que ésos son los que necesita, así ahorramos tiempo. Así lo haremos durante toda la sesión con los mejores resultados.

PK: Aunque estoy mareada y tengo ganas de vomitar, me amo y me acepto profundamente

Coronilla: Estoy mareada

Ce: Tengo ganas de vomitar

Lo: Estoy mareada como si estuviera en un barco

Bo: Estoy mareada y con ganas de vomitar

Bn: Tengo mareo y náuseas

Bl: Estoy mareada como en un barco

Cl: Ganas de vomitar

Bb: Tengo mareo y náuseas

Resultados tras dos rondas: El mareo pasa de 8 a 0, las ganas de vomitar de 7 a 0

Siguiente síntoma:

Aunque tengo un dolor agudo en la musculatura cérvico dorsal de la parte derecha.

Hacemos una ronda con esta frase y no baja nada, sigue en 10. A pesar de que la frase es muy específica y es extraño que no baje, pienso que quizá el término científico (ella es enfermera) la distancia de sus emociones y ello impide la sanación. Así que intentamos esta frase:

Aunque lo tengo caliente, hinchado, inflamado y al tocarlo es muy doloroso, me amo y me acepto profundamente.

Hacemos una ronda repitiendo esta frase mientras golpeamos los puntos que ella eligió.

Resultados: pasa de 10 a 6, ya no está caliente.

Hacemos otra ronda con esta frase:

Aunque lo tengo hinchado y doloroso, me amo y me acepto profundamente.

Pasa a 3. Otra ronda con :

Aunque todavía lo tengo hinchado y doloroso, me amo y me acepto profundamente.

Pasa a 2

Aunque todavía lo tengo un pelín doloroso al tocarlo, me amo y me acepto profundamente.

Pasa a 0. Una vez resueltos los síntomas, nos centramos en el fondo del asunto: ¿cuándo empezó y a causa de qué?

PK: Aunque el dolor empezó hace dos días en la cama por la noche, porque estaba preocupada por el cambio de trabajo, me amo y me acepto profundamente.

Repetimos la frase en los puntos elegidos por ella y pasa de 8 a 7. Ahora es capaz de concretar más:

Aunque me da pavor volver al quirófano.

En una ronda pasa de 9 a 8

A partir de sus comentarios elaboramos estas frases y hacemos una ronda con ellas:

PK: Aunque es absurdo lo que me pasa, me amo y me acepto profundamente

Coronilla: El pensar las cosas es lo que me mata

Ce: cuando hay que hacerlo, lo hago

Lo: Es un desgaste pensar las cosas

Bo: Absurdo lo que me pasa

Bn: Me mata pensar las cosas

Bl: Cuando hay que hacerlo, lo hago

Cl: Es un desgaste pensar las cosas

Bb: Absurdo lo que me pasa

Tras esta ronda, volvemos a la frase: Aunque me da pavor volver al quirófano… Está en 

Ahora, limpio el pavor, aparece la rabia:

PK: Aunque me da rabia depender del humor del cirujano, porque yo soy una buena profesional, me amo y me acepto profundamente

Tras una ronda con esta frase en todos los puntos elegidos por ella pasa de 10 a 6

PK: Aunque me da rabia el ambiente de tensión, el mal rollo, la presión que siento porque no puedo ir más deprisa, me estresa la manera de pedir las cosas, me amo y me acepto profundamente

Coronilla: Me da rabia el ambiente de tensión

Ce: Me da rabia el mal rollo

Lo: La presión que siento

Bo: No puedo ir más deprisa

Bn: Me estresa la manera de pedir las cosas

Bl: Me da rabia el mal rollo

Cl: Me  da rabia que me presione

Bb: me estresa la manera de pedir las cosas

Pasa  a nivel 3. Otra ronda con:

Aunque todavía me da rabia el ambiente de tensión, el mal rollo, la presión que siento porque no puedo ir más deprisa, me estresa la manera de pedir las cosas, me amo y me acepto profundamente. Pasa a 0

Le pido que se visualice en el quirófano con un cirujano especialmente desagradable y le queda un nivel 2, así que hacemos otra ronda con esta frase:

Aunque me da rabia de que los cirujanos se comporten como si lo único importante fueran ellos y se olviden de que somos un equipo, me amo y me acepto profundamente. Baja  a 0

Pasamos a otro aspecto que puede incidir en su dolor de espalda:

PK: Aunque cargo demasiado, aunque tengo a un compañero al lado y no le pido ayuda para movilizar a los ancianos, aunque no quiero implicar a los demás en mi trabajo, me amo y me acepto profundamente

Coronilla: Cargo demasiado

Ce: No pido ayuda

Lo: Movilizo sola a los ancianos

Bo: No quiero implicar a nadie en mi trabajo

Bn: Cargo demasiado

Bl: No pido ayuda

Cl: Movilizo sola a los ancianos

Bb: no quiero implicar a nadie en mi trabajo

Pasa de 10 a 8. Le pregunto que cuál es la causa de que no quiera implicar a nadie en su trabajo.

PK: Aunque no quiero implicar a los demás en mi trabajo, porque quiero dar siempre el 100% de mi, porque soy muy exigente conmigo misma, me amo y me acepto profundamente

Coronilla:  no quiero implicar a los demás

Ce:  quiero dar siempre el 100% de mi

Lo:  soy muy exigente conmigo misma

Bo: No quiero implicar a nadie en mi trabajo

Bn: siempre quiero dar el 100%

Bl: Soy muy exigente conmigo misma

Cl: No me gusta implicar a nadie en mi trabajo

Bb: Quiero dar el 100% de mí

En una ronda pasa de 8 a 0. Se siente como si le hubieran quitado un gran peso de encima.

Hacemos unas rondas en positivo con estas frases:

Elijo aprender a pedir ayuda cuando corresponda. Elijo pedir ayuda cuando corresponda. Soy una buena profesional en el quirófano, no necesito preocuparme, estoy segura

Surge un ‘sí, pero…’

Aunque sé que puedo salir de todas, pero tengo una historia de inseguridad con el quirófano, me amo y me acepto profundamente

Hacemos una ronda con esta frase y pasa de 3 a 0

Le pido que visualice lo siguiente:

Mañana al llegar al trabajo y sin previo aviso, te ordenan pasar inmediatamente al quirófano ¿qué sientes?

“Perfecto, no tengo ningún problema”, contesta.

El cambio ha sido total: se siente segura, confiada, con fuerza. El dolor de espalda, el no poder girar el cuello, las náuseas y el mareo han desaparecido por completo. Le brillan los ojos y la tez. Le parece absurdo el miedo a que la envíen al quirófano.

Constatamos que ha pasado de 1 a 0 en el dolor al girar el cuello a la izquierda.

Se va muy contenta y admirada de la eficacia de EFT. Se sonríe y me dice:  “Esta técnica parece mágica.”

“Sí, le contesto, es una magia científica , pero magia al fin. Tenemos una capacidad mágica de autocuración y EFT lo que hace es liberarla”.

Seguimiento:

Han pasado tres meses. Sigue trabajando en Urgencias, pero la llaman a Quirófano cuando falta personal, se siente segura y no ha tenido ninguna tensión ni roce con ningún cirujano. No ha vuelto a sufrir ninguno de los síntomas que la aquejaban.

A pesar de que hablamos de la conveniencia de trabajar para bajar el grado de exigencia consigo misma, ha preferido dejarlo estar por el momento. “Me siento tan bien, que no veo la necesidad”.

Un saludo cariñoso a tod@s l@s lectores/as del Boletín. Espero que este artículo les ayude, igual que me ayudan a mí los que otras personas escriben.

Ana María Olivas

Terapeuta EFT,

Profesora Preescolar Bilingüe (sueco-castellano)

Profesora de Español en Suecia.

Valencia, España