Tenemos aquí un uso de EFT a distancia que nos envía Malabika Shaw. Yo he aplicado varias formas de esta idea conmigo mismo, con frecuencia con buenos resultados.

Por Malabika Shaw

Querido Gary,

Ha sido fabuloso de verdad el haberme introducido al mundo de EFT hace algunos años. Entre todas las herramientas energéticas que aplico en mi práctica, ésta es mi favorita. EFT hurga por los recovecos de la mente consciente y de alguna forma saca a relucir los problemas relacionados con el problema, como cuando una burbuja asciende a la superficie. Tengo muchas experiencias maravillosas que podría compartir, pero el día de hoy deseo comentarles mi éxito con el tapping a distancia. (He modificado el nombre de mis clientes en aras de mantener su privacidad.)

El primer caso se trata de Jean. Jean tiene unos 60 años pero ha cargado con una cantidad enorme de ‘daño materno’ durante toda su vida. Su vida se enfocó en obtener la aprobación de su siempre crítica madre mientras crecía. Después, como suele suceder, se casó con un hombre que mostró las mismas características desaprobatorias de su madre.

Cuando Jean me consultó, ya había pasado por tres matrimonios y aún mantenía rencor hacia su madre, aunque ya habían transcurrido más de 10 años de su fallecimiento. Realizamos varias rondas con Aunque mi madre no me aprobó…, talando los árboles emocionales a medida que avanzábamos. Jean se sentía mejor pero tuve la impresión de que las liberaciones eran dolorosamente lentas.

Y así fue hasta que practicamos el tapping a distancia. Un día recibí la inspiración de pedirle a Jean que fingiera que ella era su madre Rose y que ambos comenzáramos a hacer tapping. Yo hice tapping en mí mismo como si yo fuera Rose, igual que lo hizo Jean. Nos sintonizamos en la energía de esta extinta dama y dejamos salir los pensamientos y las palabras a medida que llegaran; fue como si un volcán hiciera erupción.

Jean se sintonizó emocionalmente con rapidez con los sentimientos de Rose, de estar atrapada en un matrimonio sin amor, con su frustración, su enfado, su sentido de impotencia, su necesidad de agradar a todos, y la erosión casi total de su sentido de sí misma. La parte más sensible era que Rose, educada en una fe diferente de la de su marido, tenía que esconder su práctica porque él no la admitía, lo que había llenado a Rose con una tremenda sensación de culpa y la convicción de que había sido rechazada por Dios sin ninguna posibilidad de redención.

Aunque Jean conocía la historia, fue la primera vez que fue capaz de experimentar emocionalmente la absoluta desolación que tuvo que padecer su madre. Lloró copiosamente mientras proseguíamos con el tapping. A medida que las energías se modificaban, después de unos 45 minutos, lentamente Jean fue capaz de contemplar a esta mujer con compasión, cuando siempre la había visto como egoísta y manipuladora. En la última parte de la sesión hicimos tapping para el perdón: Yo perdono a mi madre, hacía lo mejor que sabía… y me perdono a mí misma (Jean), por mi falta de capacidad para entenderte, Mami. Te amo Mami. Jean comenta que ahora se siente más en paz consigo misma que nunca antes.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

El segundo caso trata de Linda, cuyo hijo Ron de 24 años se encontraba en un curso de posgrado a 2400 kilómetros de su hogar y padecía de ataques prolongados de depresión que afectaban su desempeño académico y, de hecho, estaba muy inseguro de su futuro. Linda estaba preocupada por su hijo, pero también estaba llena de culpas por su divorcio del padre de Ron cuando éste tenia 8 años de edad; ella pensaba que esto era la raíz de las depresiones de Ron.

Primero hicimos tapping por la culpa de Linda ocasionada por el divorcio. El tapping parecía conducir a Linda hacia una tristeza más profunda por todas las formas en las que había fallado a su hijo. En determinado punto sugerí que cambiáramos a hacer tapping a distancia para Ron, y lo hicimos.

Aunque mis padres no tienen tiempo para mí…

Aunque sólo tenía su atención cuando yo estaba enfermo…

Cuando sentí que la energía se había modificado y que Linda estaba mucho más ligera, hicimos tapping con reestructuraciones positivas a favor de Ron.

Yo soy joven, fuerte y saludable.

Amo lo que hago… Amo mis cursos… Soy muy bueno en estos temas.

Soy uno de los mejores… Tengo un gran futuro esperándome… Yo valgo y lo merezco.

Ahora había un cambio palpable en la energía. La sesión había durado unos 90 minutos. Linda se sentía tranquila y esperanzada respecto a su hijo. Más tarde ella me comunicó que la depresión de Ron se había disipado casi de inmediato, y pronto se encontraba solicitando empleos lleno de entusiasmo. En menos de un mes, un prestigiado instituto técnico de la costa este aceptó a Ron como interno.

Gracias Gary por la enseñanza de esta herramienta maravillosa que puede cambiar la calidad de vida de una persona en una forma muy poderosa.

Malabika Shaw

Traducido por Ricardo Viesca Escribir a Ricardo

InEnglish.gif