Jacqui Davis del Reino Unido nos ofrece un magnífico ejemplo de lo que es posible cuando usamos EFT en sustitución de otros (tapping a distancia). En este caso la conducta agresiva de un niño cambió radicalmente. Para los que estén interesados en el tema de la autorización con respecto a EFT en sustitución, lean esta discusión.

Por Jacqui Davis

El nieto de mi vecina, Ben, un niño encantador de siete años, un niño índigo, se había transformado en un pequeño horror. Había vivido con su mamá, a solas, durante cuatro años, hasta que ella encontró una nueva pareja, y de repente tuvo también un hermanito.

Cuando su mamá volvió a casa con el recién nacido, estuvo entusiasmado durante un tiempo, pero luego su actitud cambió, le dijo a su mamá que la odiaba, y quería que volviera al hospital y pusiera al bebé otra vez en su barriguita, preparó su bolsa – se iba de casa. Estaba insoportable.

Les ofrecí hacer EFT y le conté a Ben que necesitaba a cinco niños para ser conejillos de indias para poder practicar mi nueva terapia, y que si quería ser uno de ellos. Aceptó, pero luego le preguntó a su mamá qué le iba a hacer, y parecía que le preocupaba un poco. Así que sugerí hacer EFT a distancia si lo preferían.

Así que tomé la fotografía de Ben y esa noche me senté mirándolo y fingí ser él.

Hice tapping en problemas como:

Aunque esté celoso porque ya no soy el centro de atención, realmente soy un niño bueno.

Estoy harto de que todos atiendan a mi hermanito, pero yo me quiero y sé que todos me quieren.

Estoy acostumbrado a estar a solas con mamá y la quiero tener para mí otra vez.

Me estoy portando fatal con mamá, en verdad la quiero, y sé que me quiere, siempre me ha cuidado y ha sido buena conmigo, y voy a ser un chico bueno para ella, porque está muy cansada ahora y necesita que la ayude, no que sea horrible.

Y sí quiero a mi hermanito, y estoy feliz de tener a un nuevo Papá, somos una familia otra vez, y soy feliz por ello. Así que seré bueno y ayudaré con el bebé.

Bien, pues la diferencia en su comportamiento el día siguiente fue increíble, su mamá estaba encantadísima, y la familia entera lo estaba. Era otra vez ese niño índigo encantador, un niño especial.

Las cosas maravillosas que podemos hacer con EFT, siguen asombrándome.

Jacqui (Davis)

Traducido por EZ

InEnglish.gif