Lee cómo la hija de Paul Zelizer se recuperó de una conmoción cerebral mucho más rápidamente que lo esperado. El dice “Mientras que se nos había dicho que estaría en cama durante 3-4 días, ella se levantó y caminaba por todos lados ese día. Fue a la escuela el día siguiente del incidente (por pedido de ella) sintiéndose como 92% recuperada.”

Por Paul Zelizer

Recientemente, mi hija de ocho años sufrió una conmoción cerebral. Estaba jugando en las hamacas con sus amigas cuando se golpeó la cabeza en un soporte de madera. Después de eso, estaba tan mareada, desorientada y nauseosa que la escuela la mandó al hospital.

Después de que los médicos realizaron una tomografía y determinaron que no había una lesión cerebral seria, la llevamos a casa. Todavía estaba en bastante mal estado –tenía dolor de cabeza, problemas de equilibrio, no podía retener comida en su estómago, estaba inquieta y tenía dificultad para calmarse. Mi hija y yo usamos con regularidad EFT y otras herramientas energéticas, entonces le pregunté si podíamos hacer algo juntos.

Al principio trabajamos sobre el dolor de cabeza y su inquietud. Ayudó un poquito, pero no mucho. Estaba todavía muy agitada y tenía dificultad para enfocarse. Le di un poco de ibuprofeno que en unos 20 minutos hizo efecto y se durmió.

Después de una larga siesta, se despertó mucho más calma. Le pregunté si quería probar EFT nuevamente. Quería. Mi intuición me sugería que le explicara a ella que cuando uno tiene una conmoción, tu cerebro “queda un poco revuelto”. Le dije que íbamos a trabajar “des-revolviendo su cerebro”. Este acercamiento tuvo sentido para ella.

Hicimos varias vueltas de la Técnica de los 9 pasos Gama y Subir Ojos del Piso al Techo ese día. Cada vuelta le pedía que pensara acerca de uno de los síntomas que estaba experimentando como “esa parte de mi cerebro que está revuelto”, su dolor de cabeza, su equilibrio tembloroso, etc.

Aunque nos había dicho que estaría en cama durante 3-4 días, se levantó y caminaba por todos lados ese día. Fue a la escuela al día siguiente del incidente (por pedido de ella) sintiéndose 92% recuperada. En los cuatro días que siguieron a la conmoción, hicimos cerca de 12 sesiones de 10 minutos de duración. Cuatro días después del incidente, ella dijo que estaba funcionando a su 98%. Por cierto, gracias a EFT y a árnica homeopática, tuvo una inflamación muy pequeña, sus ojos no se magullaron como pensamos y el huevo en su frente se redujo dramáticamente.

Cerca de dos semanas después del incidente todavía tenía un punto sensible en la frente. Mi hija dice que su equilibrio no está en un 100%. Estamos planeando hacer una pequeña sesión hoy más tarde para trabajar en los síntomas remanentes.

Como padre, tener EFT durante esta experiencia fue un regalo grandioso. Pude participar activamente en su sanación y de esta manera mostrarle mi amor.

Una vez más, estoy profundamente agradecido a EFT y la variedad de maneras en que puede ser usado.

Paul Zelizer

Traducido por Mariela Carvia

Ver el artículo original en inglés