Hola a todos / todas,


Este fascinante artículo de Gillian Wightman de Escocia no sólo se trata de una mejoría en la figura. Por el contrario, pone de relieve los numerosos problemas emocionales que pueden tener efectos dramáticos sobre nosotros físicamente. Los conceptos involucrados aquí tienen una amplia aplicación.

Gillian Wightman, EFT Cert-I

Hola Gary,

Hace algún tiempo usted hizo una petición para que se presentaran experiencias sobre la utilización de EFT para el crecimiento del busto y un par de artículos fueron publicados. Recientemente vi un programa de televisión en el Reino Unido llamado ‘Cómo Lucir Bien Desnudo’. En el programa de televisión se estaba tratando de ayudar a una mujer para que llegara a aceptar la forma de su cuerpo, ya que ella odiaba sus pequeños senos después de que habían pasado por la lactancia materna. Sentí que sus técnicas eran bastante drásticas, ya que incluían que ella modelara desnuda en un escaparate y que desfilara en ropa interior en una pasarela en un concurrido centro comercial. ¡Afortunadamente yo tenía EFT por lo que decidí que realmente debería compartir mi propia experiencia, ya que conozco la miseria que esto puede causar!

Después de haber terminado de dar de lactar, mis modestos senos de 32B se vieron reducidos a 32A y yo me sentía muy deprimida acerca de mi figura, de hecho se convirtió en una obsesión conmigo a través de los años. Yo había perdido todos los tejidos del seno en la mitad superior y estaba tan disgustada por ello, que eventualmente recurrí a costosos suplementos herbales que realmente no podía permitirme. Prometieron milagros, pero no funcionaron, y sólo hicieron un gran desorden con mis hormonas.

Llegué a un punto muy bajo cuando en secreto compré una máquina extremadamente cara que prometía mejorar la situación y mi marido la descubrió y se molestó mucho. Aparte del hecho de que yo había gastado tanto dinero, que no tenía, él estaba molesto por mí, por el hecho de que yo no podía aceptar la manera en que me veía y no podía estar feliz conmigo misma. Fue entonces cuando me desmoroné y le admití la profundidad de mis sentimientos acerca de cómo me veía, y no hubo garantía mayor que viniera de él de que me amaba como yo era que pudiera consolarme.

Había leído acerca de alguien que había utilizado hipnoterapia con éxito para mejorar el tamaño del busto de su hija, así que decidimos probar con EFT. Nos concentramos en mis ‘creencias’ porque mi esposo entendía que era importante para mí, aunque me aseguraba que él no tenía necesidad de que esto tuviera un resultado positivo.

Me sorprendió mucho saber cuántas creencias firmemente establecidas tenía yo. La forma de mi cuerpo y mi imagen propia era un tema muy complejo y de múltiples aspectos y es difícil saber cuál fue el que logró el truco.

El primer trabajo que hice con EFT fue para el rechazo que sentí cuando mi segundo y muy querido hijo dejó de lactar a los 5 meses. Yo había sido infértil por 4 años desde que tuve a mi primer hijo, y tuve problemas durante ese tiempo por no ser una mujer “real” a causa de esto. Cuando mi hijo dejó de querer ser alimentado con leche materna, yo tomé esto como un gran rechazo. Era un bebé difícil y yo tenía una mala depresión post-parto y no me había compenetrado con él completamente en ese entonces.

Hice tapping para mis recuerdos de que no se me había permitido tener muñecas Cindy o Barbie cuando era niña, ya que tenían “senos” y, por tanto, eran inaceptables. También hice tapping para el hecho de que mi madre siempre nos contó historias acerca de cómo, cuando ella tuvo a sus hijas, había perdido su busto completamente y eso nos sucedería a nosotras también, así que crecí con la creencia de que esto sucedería.

Puedo recordar haber leído un libro, cuando mis hijos eran pequeños, acerca de una mujer de más de 40 años de edad que había tenido dos hijos, y que admiraba su cuerpo en el espejo y yo pensé “Eso es imposible, ninguna mujer con dos hijos puede tener un cuerpo tan bien mantenido” Por lo tanto, hice EFT para mis creencias acerca de lo que una mujer debiera esperar de su cuerpo después de haber tenido hijos. Hice un montón de trabajo mirándome a mí misma en el espejo y haciendo EFT con respecto a lo que sentía sobre mí misma y mi cuerpo.

Después de esto me di cuenta de que la forma de mi busto había cambiado, yo estaba empezando a desarrollar nuevos tejidos de mama en la mitad superior y tenía una muy bonita forma y había recuperado mi tamaño de 32B de antes de tener bebés y estaba muy feliz con eso y no podía creerlo.

La verdadera e inesperada sorpresa ocurrió más recientemente, sin embargo, después de hacer tapping para más problemas relacionados con mis sentimientos generalizados acerca de ser mujer y de mi papel como mujer.

Mis padres querían un niño, y por un tiempo mi papá creía que yo era un niño (se le había dado información equivocada en el hospital). Crecí escuchando la ‘graciosa’ historia de cómo papá había hecho volteretas en la calle cuando escuchó que había tenido un hijo y, a continuación, su decepción cuando se encontró conque no era “Alexander” después de todo. Tuvieron que elegir un nombre para mí, ya que sólo habían elegido el nombre de un niño.

De hecho, hicieron lo mismo con cada una de mis 4 hermanas y le dijeron a todo el mundo que la razón por la que tenían 5 niñas era porque querían un niño. Hice tapping para todas las emociones que surgían cuando yo pensaba en esto – emociones muy, muy dolorosas. Yo realmente creía que mi vida hubiera sido más fácil como niño/hombre. ¡Mi creencia era que ser una mujer adulta era indeseable, y yo no quería ser una ‘adulta’!

Desde que me casé he tenido 5 abortos involuntarios (2 embarazos con éxito), depresión post-parto, trastorno de ansiedad, fibromialgia, y tuve que convertirme en cuidadora de mi madre, de mi padre, de mi hermana, de mi tío y de mi abuelo. ¡Ha sido un trabajo duro y me di cuenta de que estaba llevando conmigo una creencia de que no quería ser una mujer adulta, y una madre para toda esta gente! Tenía la creencia de que ser madre era muy duro y aún tenía problemas que resolver con mi segundo hijo.

Hice tapping para el trauma de sus nacimientos y el efecto que tuvieron en mí. Hice tapping en torno a mis temores y mi culpa acerca de lo que ese trauma había causado en ellos y por lo que mis años de depresión post-parto les había hecho. Al igual que las demás mujeres que hicieron este tipo de trabajo para incrementar su tamaño de busto con EFT, comencé a sentir mucha sensibilidad en los senos e incluso tuve miedo de que pudiera estar embarazada de modo que tuve que hacer tapping para los sentimientos que eso trajo, ya que sentí que mi vida sería destruida por el nacimiento de otro bebé.

Eso me llevó a sentimientos muy profundos acerca de sentir que mi vida había sido arruinada cuando tuve a mi segundo bebé. En lugar de ser la ‘cura’ para mi infelicidad, mi depresión se intensificó hasta el punto de que en el día de la masacre de Dunblane, en Escocia, en 1996 tuve una crisis nerviosa y realmente deseaba que los dos estuviéramos muertos. Ese día fue el día en que supe que no podía continuar y desperté al día siguiente con la determinación de encontrar una manera de vivir mi vida sin dolor y depresión y comencé el viaje asombroso de terapia que eventualmente me llevó a descubrir EFT y a recuperarme totalmente de la fibromialgia, la depresión y el trastorno de ansiedad y, finalmente, a vivir realmente mi vida y a hacer cosas que nunca soñé ni remotamente que pudiera hacer.

La sensibilidad en los senos no resultó ser un embarazo. Era el efecto acumulativo de todo este trabajo de profundidad y era simplemente que mis senos estaban creciendo de nuevo – hasta el punto que la gente comenzó a notarlo. Mencioné la idea de escribir este artículo a una amiga, diciéndole por primera vez acerca de este trabajo y me dijo que todas mis amigas habían asumido que yo estaba usando sujetadores con mucho relleno o que había tenido alguna cirugía en secreto, aunque realmente habían eliminado esa posibilidad ya que yo no había estado fuera en lugar alguno el tiempo suficiente para tener la cirugía.

Al principio yo no estaba segura de si esto se debía a que yo estaba engordando de forma general. Había engordado unas pocas libras. Pero luego tuve un resultado directo cuando hice tapping para la forma de mi cuerpo.

Me di cuenta de que mi barriga se tornaba cada vez más y más redondeada y un día me vi de cuerpo entero y pensé ‘Te ves como mamá’. Yo estaba más que consciente de la necesidad de trabajar en torno a esta creencia ya que mi madre había muerto un año antes de demencia temprana a la edad de 60 años y yo me había parado frente a su tumba y había pensado que sólo me quedaban 20 años. Así que tuve que hacer mucho tapping para mi temor de que yo desarrollaría su enfermedad y moriría de demencia temprana a la edad de 60 años. Mi padre también murió de demencia temprana a la edad de 60, así que era un miedo muy real, y con el que no vivo ahora.

Una de las cosas que le pasó a mi madre en el par de años antes de morir es que desarrolló una barriga muy hinchada y nunca encontramos la causa médica. Incluso con demencia ella se sentía angustiada por esto y se la pasaba pidiendo liposucción así que empecé a hacerme una idea de cuán consciente de su cuerpo ella había sido y me percaté de que tal vez había hecho mías algunas de sus inseguridades.

Por lo tanto, hice tapping en torno a la creencia de que yo desarrollaría ese vientre y que, ¡debido a que yo tenía ahora más de 40 años iba a engordar! Me di cuenta de que tenía una creencia de que una vez que se cumplían los 40 todo explotaba y mi metabolismo se frenaría. Literalmente en el plazo de dos días mi vientre estaba plano y liso de nuevo. Ni siquiera se podía decir que yo hubiera tenido dos hijos, no tengo estrías lo que es una gran bendición.

Cuando me miro en el espejo ahora veo a la mujer que describía el libro que leí. Mi figura ha cambiado totalmente y está mejor ahora a los 42 años que antes de que yo tuviera hijos, lo que simplemente nunca creí posible.

Y he descubierto que, recientemente, he perdido el peso adicional que había adquirido en la mitad inferior y lo he mantenido en la parte superior, por lo que he pasado de un 32, 27, 38 a 37, 27, 38 en la actualidad. No tengo que usar relleno en mis sujetadores y me siento ridícula con ellos ahora. He jugueteado con la idea de probar EFT para un crecimiento aun mayor, pero siento muy feliz tal como estoy ahora. ¡De hecho ayer, cuando me probaba un vestido en una tienda, una de las otras clientes me dijo que tenía una figura “fabulosa” lo que realmente hizo mi día!

Esto ha tomado sobre alrededor de 4 años de EFT para los distintos problemas y en diferentes momentos, pero el resultado con mi estómago fue sorprendente y casi instantáneo y todo este tapping en torno a no querer ser mujer me ha dejado con una figura que definitivamente es mucho más ‘femenina’ y aunque no es que sea perfecta, me encanta y, a menudo, ¡veo mi imagen en el espejo y sonrío! También estoy muy contenta con mi papel en la vida y amo ser una esposa y madre en todos los sentidos lo que es un resultado aún más importante de todo este trabajo. La persistencia que tuve de trabajar a través de todos estos problemas emocionales definitivamente ha rendido frutos en tantas formas maravillosas.

Gillian Wightman

Traducido por María del Pilar Castillero – Escribir a Mari PilyIr a su sitio Web